Publicidad

Experta en derechos de la niñez: “Hay que repensar el lugar de la infancia en la sociedad”

Beatriz Santaemilia, especialista en derechos de la infancia del Servicio Social Internacional, se refirió al trabajo que se está realizando en Chile y el mundo para transicionar de un modelo de residencias a un modelo de acogimiento familiar, con el propósito de resguardar los derechos de los NNA.


El Servicio Social Internacional (SSI) es una organización internacional no gubernamental dedicada a ayudar a personas, niños, niñas y adolescentes y familias separadas como consecuencia de procesos migratorios transfronterizos.

En este contexto, El Mostrador conversó con Beatriz Santaemilia, especialista en derechos de la infancia del SII, sobre los desafíos que existen a nivel internacional en torno a la experiencia de los niños, niñas y adolescentes que viven en residencias.

“Lo cierto es que ahora mismo nos encontramos en un contexto complicado pero a la vez favorecedor de estas transformaciones hacia el acogimiento familiar. Lo cierto es que nos encontramos en un movimiento global por la desinstitucionalización, esto no únicamente quiere decir cerrar progresivamente las instituciones, sino también repensar el lugar de la infancia en la sociedad y como la cuidamos”, detalla.

“Queremos trabajar para desmontar este mito del orfanato. Es decir que tradicionalmente, los orfanatos y las instituciones se ha creído que son instituciones que vienen a atender a niños, niñas y adolescentes huérfanos, y esto no es así. Los estudios apuntan que al menos el 80% de estos niños que están bajo los sistemas de protección estatales tienen un progenitor vivo. Es decir, que con el apoyo adecuados ellos podrían seguir en sus comunidades y familias”, explica.

Además, la experta sostiene que estudios y evidencias científicas han demostrado que la residencias no favorecen adecuadamente desarrollo psicosocial, emocional, cognitivo y físicos de los niños.

El SSI también ha proporcionado asistencia técnica a diversos países para desarrollar estrategias de desinstitucionalización y fortalecimiento de medidas y alternativas de cuidado basadas en la familia y la comunidad.

“Actualmente nuestro proyecto se está implementando en 7 países distintos, incluyendo Chile. Cada uno tiene un enfoque distinto. Esto esencialmente es porque los países u ONGs nos invitan a participar de proyectos y nos ofrecen un espacio para acompañar”, indica Beatriz.

En Chile, el trabajo se ha focalizado en reforzar el acogimiento familiar, y concretamente, cómo transicionar de un modelo residencial a uno de acogimiento.

 

 

 

Publicidad

Tendencias