viernes, 9 de diciembre de 2022 Actualizado a las 03:37

Agenda Saludable

Presentado por:

Cómo enfrentar las fiestas y excesos de fin de año a través de la acupuntura

por 15 diciembre, 2015

Cómo enfrentar las fiestas y excesos de fin de año a través de la acupuntura
Se trata de una terapia que permite a las personas recobrar el equilibrio y no sucumbir a los trastornos propios del estrés que se produce en esta época del año.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Diciembre, pese a las festividades, es también uno de los meses más estresantes del año, tanto por las actividades escolares de fin de año como por la necesidad de que el dinero alcance para todo.  Pero ¿cómo podemos enfrentar este estrés de fin de año? Una de las alternativas es la acupuntura.

Para Gianfranco Maggiolo, acupunturista de la Escuela de Medicina y Cultura Oriental (Eimco), las consultas más frecuentes son por trastornos que se incrementan a fin de año, como cefaleas, el síndrome de colon irritable -entre otras patologías funcionales del tracto digestivo-, y trastornos del sueño y de ansiedad.

"El objetivo principal del tratamiento acupuntural es normalizar el flujo del Qi, restableciendo el equilibrio dinámico del paciente. Una de las formas más básicas y gráficas de describir el desequilibrio que presenta un paciente es utilizando patrones Yin y Yang. Por una parte, un paciente en el que predomine el Yin se observará un estado de ánimo deprimido, astenia física y/o mental, cansancio, tendencia al frío, etc. Por el contrario, un paciente con el Yang exacerbado manifestará un estado anímico irritable, insomnio, sensación de calor corporal, intranquilidad mental, en otras cosas”, explicó.

En términos simples, la Medicina Tradicional China tiene como objetivo final velar por el equilibrio dinámico entre el Yin -lo pasivo, frío, descendente, oscuro- y el Yang -lo activo, cálido, ascendente, brillante-. Para ello en esta época y ojalá durante todo el año, es fundamental respetar, por ejemplo, los ciclos de descanso y sueño -Yin- y complementarlo con una actividad física moderada -Yang- durante el día. De la misma forma, en relación a los alimentos es común observar el predominio de alimentos condimentados, altos en grasa y azúcares -Yang- en desmedro de alimentos más frescos de origen vegetal -Yin-. Es por eso que es recomendable empezar desde ya una rutina que incluya una alimentación equilibrada sin excesos acompañada por una rutina que termine con el sedentarismo al cual estamos acostumbrado. Una caminata en la tarde, por ejemplo, es una excelente oportunidad para poder entrar en contacto con uno mismo e iniciar la previa para todos estos eventos de fin de año.

¿Cómo funciona la terapia?

La medicina china tradicional existe desde hace por lo menos 2,500 años. Desde sus inicios siempre ha considerado que el cuerpo humano está constituido por un sistema de flujos de energía que siempre deben estar en equilibrio. Para diagnosticar si están en su punto correcto se utiliza la estimulación de distintos puntos de cuerpo los que corresponden a las áreas que tienen una mayor conducta eléctrica. “Cuando estos flujos son equilibrados el cuerpo está saludable. El procedimiento parte tomando el pulso a los pacientes y examinar su lengua para diagnosticar desequilibrios de energía. En la medicina china pueden tomarse los pulsos en tres posiciones en cada muñeca y a tres profundidades en cada posición. Dentro de este proceso pueden incluirse algunos ejercicios respiratorios y físicos propios de la Medicina China que promuevan la normal y fluida circulación del Qi - concepto chino de energía y las funciones biológicas que de ella se derivan - así como el correcto funcionamiento de los diversos órganos y sistemas”, señala el acupunturista.

Cuando los síntomas ya están presentes el objetivo será diseñar un tratamiento que controle o elimine los síntomas de manera tal que los resultados obtenidos durante el tratamiento se prolonguen en el tiempo y logrando así un incremento general de la calidad de vida del paciente más allá del síntoma específico que motiva su consulta. “Una vez diseñado un tratamiento según el paciente, éste suele ser aplicado sobre una camilla procurando una posición cómoda pues, en el caso de la Acupuntura, y una vez que las agujas han sido ubicadas en los puntos seleccionados, el paciente deberá permanecer con ellas un tiempo variable que promedia los 20 minutos. Durante este tiempo de retención de las agujas, es frecuente que deban manipularse de forma periódica para lograr o incrementar el efecto deseado. Una vez transcurrido el tiempo necesario, las agujas son retiradas y desechadas en contenedores especiales. Las agujas utilizadas siempre deberán ser estériles”, asegura Gianfranco Maggiolo.



Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Memoria

Envíada por Freddy Sánchez Ibarra | 8 diciembre, 2022

Cartas al Director

Noticias del día

TV