miércoles, 1 de diciembre de 2021 Actualizado a las 01:24

Agenda Saludable

Presentado por:

Contenido Patrocinado

Siete señales que te avisan que debes dejar tu trabajo e irte de viaje

por 9 septiembre, 2016

Siete señales que te avisan que debes dejar tu trabajo e irte de viaje
Si la rutina te consumió, quizás es momento de generar un cambio de aquellos en tu vida. ¿Qué tal salir a recorrer el mundo por un tiempo?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A veces la vida te entrega grandes razones para tomar decisiones importantes. Y estar descontento en el trabajo es un buen ejemplo de ello. Porque hay solo dos alternativas: seguir pegado en la misma rutina durante varios años más o hacerse cargo de la propia felicidad.

Maneras de lograrlo hay muchas; cambiarse a un trabajo mejor y emprender con un negocio propio podrían ser una buena solución. Sin embargo, para algunos no hay mejor forma de encontrar la felicidad que a través de un viaje.

En Faro, la comunidad de viajeros chilenos, identificaron siete señales de que debes dejar tu trabajo para salir a recorrer el mundo. Si te ves reflejado en al menos cinco de ellas, quizás sea el momento de detenerte y pensar: ¿sigo aquí o hago un cambio para siempre?

 1 Te despiertas sin ganas de levantarte

No hay peor sonido que el del despertador. Y no hay nada que te cueste más que levantarte de la cama, porque eso implica comenzar, una vez más, con la rutina. Lo que conduce al punto 2.

Young woman pressing snooze button on early morning digital alarm clock radio

2 La rutina te consumió

Te levantas, llegas a la oficina, vuelves a tu casa, duermes, suena el despertador y el ciclo comienza nuevamente. Cada día es igual al anterior y crees que no hay forma de romper con esta tediosa rutina.

Monday morning again

3 Odias los domingos

Los fines de semana te generan sentimientos encontrados. Amas los sábados, pero pasas todo el domingo pensando en que al día siguiente es lunes. Esas preciadas 48 horas de “libertad” se te pasan excesivamente rápido.

Silhouette of sad teenage girl looking out the window on a cold autumn day

4 Tu jefe se convirtió en tu peor pesadilla

Verlo entrar, recibir un mail suyo o encontrarte con él en una reunión es suficiente para arruinar tu día. Simplemente, tu jefe se volvió el ser indeseable contra el que botarías toda tu ira acumulada.

bad-tempered caucasian business executive yelling at two asian subordinates in office.

Las personas que están sentadas junto a ti terminaron convirtiéndose en un sinónimo de la rutina. Ya ni siquiera te animas a ir a tomarte una cerveza después de la pega con ellos.

6 Haces cualquier cosa para sacar la vuelta

Miras el reloj; son las 11:20. Lo vuelves a mirar media hora más tarde; son las 11:23. Literalmente, el tiempo no avanza. No te motiva lo que antes hacías con ganas y te pasas todo el día vagando por internet sin hacer nada productivo.

Beautiful woman working at the laptop in the office

7 Sigues pegado en lo mismo

Te das cuenta de que llevas años en el mismo puesto, con el mismo sueldo y mirando las mismas caras. Por más que lo pediste, no hay posibilidad de crecer y tu único destino es seguir haciendo la misma pega por un buen tiempo más.

A young woman wearing a hooded coat is walking on a dramatic beach in the winter

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV