viernes, 16 de abril de 2021 Actualizado a las 06:04

ft weekend

Presentado por:

FT Weekend

Las últimas innovaciones tecnológicas luchan para estar a la altura en la CES de Las Vegas

por 7 enero, 2017

Financial Times
Las últimas innovaciones tecnológicas luchan para estar a la altura en la CES de Las Vegas
La mayor feria tecnológica del mundo abre sus puertas mientras en la industria cunde la preocupación. Es que los smartphones parecieran haber dejado la vara muy alta. La inteligencia artificial, pero sobre todo la realidad virtual, prometen marcar la diferencia este año.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Por Tim Bradshaw*

La CES de Las Vegas, considerada la más grande feria tecnológica del mundo y que atrae a miles de expositores y asistentes que buscan la próxima gran innovación, se caracteriza este año por una gran cantidad de novedades  tecnológicas como refrigeradores conectados a drones, smartwatches y cascos de realidad virtual.

Sin embargo,  muchos en la industria tecnológica se enfrentan a la realidad de que quizás nunca habrá una innovación igual al smartphone. El iPhone original de Apple fue presentado por Steve Jobs en este mismo evento hace exactamente una década atrás, y la gran preocupación es que los dispositivos más sobrevalorados de la industria no han logrado establecer una conexión similar con los consumidores.

“Simplemente no vemos crecimiento por ningún lado”, afirma Ben Bajarin, analista en Creative Strategies. “Realmente no vamos a ver una categoría que sea un gran éxito y que al mismo tiempo sea sustentable a largo plazo, como lo hemos visto con teléfonos o computadores”.

Steve Jobs presentando el iPhone hace una década. Foto: EFE

Es un problema que ni siquiera Apple ha sido capaz de resolver. Poco después de su presentación en 2010, el iPad experimentó un rápido crecimiento en sus ventas, pero han disminuido año a año desde su punto más alto en 2013. Nuevos hardware como por ejemplo el Apple Watch y su decodificador de televisión no fueron suficientes para compensar la caída del iPhone del año pasado ya que el mercado de smartphones ha disminuido.

El revuelo sobre el Apple Watch, cuando fue lanzado en 2014, fijó las expectativas de que la tecnología portátil sería el próximo éxito del mercado, atrayendo a empresas de la talla de Samsung, Huawei y Motorola, así como compañías   emergentes como Pebble.

Ahora, sin embargo, los analistas están reduciendo sus proyecciones respecto a los dispositivos portátiles, a medida que algunos fabricantes se han retirado completamente del mercado. Los principales activos de Pebble fueron adquiridos por Fitbit en una liquidación, mientras que Motorola ha manifestado que no tiene planes a corto plazo de lanzar otro smartwatch, afirmando que los dispositivos portátiles “no son suficientemente atractivos”.

Antes de la temporada de ofertas navideñas, los investigadores de la empresa IDC establecieron que el mercado de dispositivos portátiles creció sólo 3.1% en el tercer trimestre, con los monitores de actividad física de bajo costo superando a los smartwatches más sofisticados.

James Park, director general de Fitbit, que es el líder del mercado en ventas, es más optimista acerca de la industria de dispositivos portátiles. “Nuestro punto de vista es que aún hay lugar para seguir entrando en el mercado” afirma, señalando también la investigación de Fitbit. Ésta indica que mientras el 66% de los adultos estadounidenses que poseen un smartphone están interesados ​​en la actividad física, sólo entre el 15% y el 20% posee un monitor portátil.

Cerrar esa brecha será una “historia de varios años”, menciona Park. “El próximo paso en la evolución será un asesoramiento y una orientación más personalizada. A medida que nos integramos estrechamente en la industria de la salud, este dispositivo se convierte en una necesidad”.

En lugar de producir cada vez más dispositivos con la esperanza de que uno capte la atención de los consumidores, muchas empresas tecnológicas se enfocan en mejorar los programas informáticos y los servicios detrás del hardware.

En la CES  muchos fabricantes añadirán asistentes virtuales como Microsoft, Amazon y Google a sus productos, mientras que otros afirmarán haber añadido “inteligencia artificial” a todo, desde autos hasta cepillos de dientes.

“La inteligencia artificial podría ser la estrella del espectáculo” afirma John Curran, director ejecutivo de la división TMT de la consultora Accenture. La inteligencia artificial puede ayudar a poner en marcha algunas de las otras categorías que han encontrado resistencia en la aprobación del consumidor porque los dispositivos se han considerado como difíciles de conectar y difíciles de entender".

Muchos fabricantes esperan replicar la creciente popularidad de Echo perteneciente a Amazon, un parlante controlado por voz que puede reproducir música, encender luces o llamar un taxi.

“Esperamos una avalancha de parlantes inteligentes en la CES” menciona Ben Wood, analista en CSS Insight, un investigador en tecnología.

No obstante, incluso esta prometedora nueva categoría es hoy mucho más pequeña de lo que la expectativa sugiere. En noviembre, la consultora Consumer Intelligence Research Partners (CIRP) estimó que Amazon ha vendido sólo cinco  millones de unidades Echo en los Estados Unidos desde su lanzamiento en el año 2014.

El año pasado, la realidad virtual fue aclamada como un éxito sin precedentes en la CES. Sin embargo, este año el pionero más conocido en realidad virtual Oculus, propiedad de Facebook, no se presentará en el evento, debido al lento comienzo para la categoría en 2016.

Los analistas de IHS Markit afirman que los consumidores gastaron 1.600 millones de dólares en realidad virtual el año pasado, cifra que en el año 2020 llegaría a los US$ 7.900 millones. Los directores ejecutivos de las compañías de Silicon Valley advierten que la realidad virtual podría no ofrecer la experiencia adecuada para el consumidor a un precio asequible hasta el 2018.

Si bien, las expectativas de la CES están enfocadas en un visor aún más ambicioso y costoso que puede hacer aparecer “hologramas” en el mundo real. Los lentes de realidad aumentada como los Hololens creados por Microsoft probablemente atraigan a las multitudes en muchos de los puestos de grandes compañías durante esta semana.

virtual

Un grupo de periodistas usan el visor Oculus Rift VR para experimentar la realidad virtual 3D durante una conferencia de prensa de Intel esta semana, en el marco de la CES 2017. (Foto: EFE)

Hace diez años, días antes de que Steve Jobs presentara el iPhone, el cofundador de Microsoft, Bill Gates, exhibió el “hogar del futuro” que incluía cocinas, habitaciones y automóviles equipados con pantallas Windows cada vez más grandes. “¡Esto es genial!” dijo Gates, mientras cambiaba una pantalla del tamaño de una pared por un acuario gigante en su habitación.

Las demostraciones de realidad aumentada y realidad virtual en el show de este año también prometen ser geniales, pero es poco probable que estas visiones de futuro puedan distraer la atención de los consumidores de los smartphones que el acuario digital en la habitación de Gates hace una década.

“Mucha gente en la industria no ha aprendido su lección en la última década” afirma Bajarin. “La conclusión es que estos mercados tal vez nunca sean tan buenos como lo es el del iPhone".

Traducido por Francisca Olguín A., Traducción Inglés- Español U. Arturo Prat (UNAP)

Financial Times

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Muerte digna

Envíada por Lorena Villarroel | 16 abril, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV