lunes, 25 de marzo de 2019 Actualizado a las 11:44

Agenda País

Salud

El tabaquismo: uno de los principales responsables de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica

por 21 noviembre, 2018

El tabaquismo: uno de los principales responsables de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica
Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, afecta a alrededor de 384 millones de personas en el mundo y, para 2030, se pronostica que será la tercera causa de muerte, luego del cáncer de pulmón y diabetes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este miércoles 21 se conmemora el Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), un mal que aqueja los pulmones y se caracteriza por una reducción persistente del flujo de aire. La jornada busca crear conciencia de las limitaciones que impone y las medidas que pueden contribuir a mejorar la calidad de vida de quienes la sufren. En Chile tiene una prevalencia cercana al 16% en mayores de 40 años. Y a medida que la población va envejeciendo, los casos aumentan.

Si bien existen distintos factores que favorecen la aparición de la enfermedad, el tabaquismo se queda con el primer lugar, ya que se ha comprobado el daño que hace el alquitrán a nivel local pulmonar. “El cigarro no sólo afecta los pulmones, también los vasos coronarios, la vejiga, la laringe, entre otros montones de patologías que están asociadas al tabaco,” señala Ricardo Quezada, director médico de AccuHealth.

La EPOC se desarrolla lentamente y puede empeorar con el tiempo. Los síntomas son más visibles después de los 40 ó 50 años. Cuando es grave, la falta de aire y otros síntomas pueden hacer difícil para el paciente completar incluso las actividades más básicas, como realizar tareas del hogar livianas, caminar e incluso bañarse y vestirse.

No obstante, la enfermedad se puede tratar. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas que la padecen puede controlar los síntomas y tener una buena calidad de vida, además de reducir el riesgo de otras afecciones relacionadas. Un monitoreo constante es clave en el control de los síntomas y en determinar la efectividad del tratamiento.

Más grave y severa en las mujeres

Peter Calverley, ex Presidente de la British Thoracic Society y miembro del Comité Ejecutivo de las guías GOLD para el tratamiento la EPOC, quien estuvo en Santiago en agosto de este año, señaló que “siempre pensamos en la EPOC como una enfermedad de hombres porque en muchas sociedades eran los hombres los que fumaban; sin embargo, muchas mujeres están fumando y están desarrollando EPOC como resultado de su hábito tabáquico. Si bien la proporción en Sudamérica entre hombres y mujeres sigue siendo 70%-30%, el tabaquismo en las mujeres está empeorando y está aumentando más que en los hombres”.

Con respecto a las personas que no fuman, pero que pueden desarrollar la enfermedad comentó que “muchas de las personas que tienen exposición a los combustibles de la biomasa son mujeres y, en comunidades rurales en Sudamérica, o en otros países como China, se encuentra que las mujeres tienen esta enfermedad con la misma frecuencia o, incluso, con mayor frecuencia que los hombres. Las mujeres pueden desarrollar EPOC y frecuentemente tienen una manifestación muy grave de la misma”.

En ese sentido, el especialista agregó que “las mujeres se quejan de más síntomas y tienen más idas al hospital que los hombres; además, reportan una peor calidad de vida si tienen EPOC. Es justo decir que presentan una forma más severa y más grave que los hombres”.

La primera manifestación de esta enfermedad es la disnea o ahogo, por la cual la persona comienza a cansarse con las actividades de su vida diaria como caminar, para luego comenzar a sufrir una tos crónica acompañada de flemas. Y si bien cualquier persona puede resfriarse y empezar a toser y producir esputo o flema por un par de días y, si es muy grave, por dos semanas, “si se extiende más allá y no desaparece y si la persona está tosiendo sin tener un resfrío obvio que explique esta condición, debe ir al médico a ver qué está pasando. Si la persona tiene una tos crónica, eso no es normal”, detalló.

De la misma forma añadió que “muchas personas piensan que es sólo una tos o que como se están envejeciendo esperan presentar cierta falta de aire o disnea, no poder ir a hacer sus compras, o evitar subir escaleras porque están viejos, pero eso no es así”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV