jueves, 4 de marzo de 2021 Actualizado a las 20:28

Destacado

Mesa Ciega: la nueva forma de encontrar pareja se abre a la diversidad sexual

por 25 marzo, 2017

Mesa Ciega: la nueva forma de encontrar pareja se abre a la diversidad sexual
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La cena siempre cambia de lugar, en distintos departamentos de Santiago Oriente, donde la dirección exacta se entrega una vez que las personas se hayan inscrito y superado una entrevista personal que incluye preguntas de un sicólogo.

En 2011, los creadores de Mesa Ciega conocieron el modelo de cenar a puertas cerradas en España, por lo que decidieron importarlo a Chile a fines del mismo año.

Al comienzo, los encuentros fueron disfrazados con catas de vino, para que el comensal chileno fuese con mayor confianza y se atreviera a ir solo. Sin embargo, desde 2012, además de cenar y hacer las catas, los invitados comenzaron a ir con el objetivo de conocer pareja y/o cambiar de círculo social.

El mecanismo es sencillo: por un monto determinado con anterioridad se ofrece una cena con 7 citas dinámicas, a ojos vendados y una entrada para bailar en una discoteca.

A la cena asisten 14 comensales, divididos en 7 hombres y 7 mujeres, solteros, entre los 35 y 50 años, pero desde este año se ampliará el espectro de invitados a solteros homosexuales, tanto hombres como mujeres.

Ojos vendados

"Mesa de los sentidos" se llama una de las actividades más sugerentes de Mesa ciega. En ella, en una mesa larga, se sientan en un lado 7 hombres y frente a ellos 7 mujeres. "Estos se han cambiado de sillas varias veces por lo que no dejamos obviamente en frente a la última chica/o que vio", explican.

Entonces, la producción prepara 7 cocktails pequeños con licores de sabores afrodisíacos y exóticos. "Cada comensal tendrá un chopito y la chica frente a él deberá darle de beber en la boca para que haga la degustación. Posteriormente, él debe adivinar qué licor tomó y quién se lo dio".

Previamente, se les pidió que se aprendieran todos los nombres de las personas en la mesa.

Siempre con los ojos vendados y la luz baja, los comensales podrán tomar las manos de las chicas para intentar reconocerlas. Ellas deben estar en silencio y en ese momento la música y ambiente se cambian "haciendo más complicado aún que hagan la dinámica".

Según la producción, a continuación "se vendan las chicas y se cambia la degustación por algún plato o pasta preparada por el chef en el mismo momento".

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día