miércoles, 23 de octubre de 2019 Actualizado a las 03:26

Mujeres Power

Quién es la hermana Nora y qué hermosa labor realiza la monja que canta a Bosé y se robó las miradas en Viña 2018

por 21 febrero, 2018

Quién es la hermana Nora y qué hermosa labor realiza la monja que canta a Bosé y se robó las miradas en Viña 2018
En la obertura del Festival, Miguel Bosé causó furor. Entre la fanaticada, una monja con casi 4 mil seguidores en Instagram, que anoche coreó todas las canciones junto a Jean “Jesús” Cretton, convirtiéndola en una sensación por redes sociales. Pero además de ser una fan del español, es la directora de la Fundación Santa Clara, institución que lleva más de 20 años acogiendo a niños y niñas vulnerables, que viven con VIH/Sida en Chile.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Anoche se abrió la versión número 59 del certamen que se lleva a cabo en la Ciudad Jardín, donde el encargado de darle el vamos al festival fue el cantante español Miguel Bosé. El español se llevó la distinción de artista ícono, lo que significa que ha estado diez veces en la Quinta Vergara y que tiene una conexión muy especial con el público chileno. Como nunca, lo jurados y los rostros invitados por Chilevisión, bailaban y cantaban. Junto a ellos una monja, feliz con su hábito, coreaba cada uno de los éxitos junto a Jean Philipe Cretton: es la hermana Nora Valencia, quien ayer además de verse muy alegre, se convirtió en víctima de los memes más divertidos en las redes sociales.

“Han surgido como 1.500 memes, pero igual estoy feliz (…). No vi ninguna falta de respeto, todo lo contrario”, dijo la hermana a Chilevisión, agradeciendo la invitación hecha por la producción del canal. “La verdad es que estoy fascinada de venir a ver a Bosé, me encanta”, agregó.

Más tarde, comentó a Radio ADN: "No sabía que iba a haber tanto meme. Yo intenté gobernarme", ya que no pudo contener su gran admiración por el cantante español. “Con bosé se me llena el corazón”, puntualizó.

Pero la hermana Nora tiene una gran historia detrás. Hace diez años que dirige la Fundación Santa Clara, donde acogen a niños y niñas vulnerables portadores de VIH/SIDA. Ganó el premio Mujer Impacta 2015 por su labor y entrega hacia los niños y niñas, además de su fuerte compromiso con la educación donde busca generar consciencia sobre el virus del VIH.

En su juventud, ligada a la Parroquia San Luis en la Región de Coquimbo, fue invitada por unas hermanas a misionar a Ovalle, aceptó y a su regresó descubrió que esa era su vocación. Antes de cumplir 20 años, la hermana Nora ingresó a la Congregación de las Hermanas Franciscanas Misioneras de Jesús. Allí pasó un mes de prueba, para que decidiera si aquella era realmente su religioso camino. Cumplido ese paso, la madre superiora la relegó a irse a su casa, para que pudiera reflexionar con claridad y tomar una decisión certera. “Le dije ‘yo tome una decisión antes de entrar acá, si usted no me quiere, me voy a otra congregación. No tengo nada que pensar, esto es lo mío’”, declaró Nora Valencia en 2015 a Mujer Impacta. Hasta el día de hoy sigue ahí.

Se tituló de pedagoga y dirigió el Colegio Santa María de Belén de Coquimbo, cargo que presidió por 15 años. Luego, en 2008 se trasladó a la Región Metropolitana para dirigir la Fundación Santa Clara, pues su experiencia con niños la forjó en sus 15 años de dirección colegial. Al llegar allí, la hermana Nora comentó a Mujer Impacta que se planteó varios objetivos. Uno de ellos era mejorar la calidad de vida de los niños e intentar que el hogar fuera un lugar de transición, “que no envejezcan aquí, que no vivan hasta los 18 años en esta casa”, dijo en dicha ocasión.

“El Señor me dio la posibilidad de sentir el instinto materno, la necesidad de abrazar, de acoger, de que los bebés se sientan queridos”, contó también.

La Fundación Santa Clara se financia a través de una subvención de Fonasa, recibida por la enfermedad que presentan los niños. Esta subvención cubre el 60% de los gastos, el resto se cubre en base de donaciones (si quieres donar, picha aquí).

En 2017, fue premiada con 6 millones de pesos para ella por la campaña “súper madre” iniciada por el filántropo Leonardo Farkas, quien decidió premiar la labor que realiza la hermana Nora. Además, Farkas donó 10 millones de pesos a la Fundación Santa Clara.

"Me duele la soledad en la que los niños están. Pasan los años y no los vienen a ver", comentó en un reportaje de TVN el año pasado, contando además que en los años ‘90 hubo familias que entregaron a niños con VIH a casas de acogida solo por miedo al contagio, pues en aquel entonces se trataba de una enfermedad sin tratamiento médico.

Hoy lucha por una mayor propagación de prevención de esta enfermedad, por ello es una asidua usuaria de redes sociales. En Instagram cuenta con casi 4 mil seguidores y en Twitter bordea los 1.830. “Voy a donde me inviten porque es importante hablar del VIH, decir que ellos existen y que el contagio hoy día desgraciadamente no está controlado”, afirmó Nora Valencia a Mujer Impacta en 2015.

"Estos niños son unos guerreros. Llegan con una situación de salud muy compleja, uno los ha visto en una cama de hospital, conectados con mangueras, y hoy los ve correr, no importa que hagan pasar rabias, uno los ve felices, llenos de vida de nuevo, eso a uno la motiva, le inyecta vida", comentó la hermana a El Mercurio a fines del año pasado.

Revisa aquí un par de reacciones de twitteros sobre la hermana Nora en Viña 2018:

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador