viernes, 18 de octubre de 2019 Actualizado a las 05:20

Denuncia

Participantes en toma feminista arriesgan expulsión de la Universidad Diego Portales

por 12 septiembre, 2018

Participantes en toma feminista arriesgan expulsión de la Universidad Diego Portales
Una denuncia contra un profesor en Facebook, llevada a cabo por un perfil de la Asamblea de estudiantes que estuvo en toma en la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales, tiene a cinco estudiantes ad portas de ser sancionadas por un acto del que, sin ninguna prueba, según denuncian, las autoridades universitarias las responsabilizan.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Así como en muchas facultades de diferentes casas de estudio, la Facultad de Educación de la Universidad Diego Portales (UDP) realizó un paro feminista durante los meses de mayo y junio de este año. El movimiento que lideró dicha iniciativa fue una Asamblea de estudiantes sin representantes, líderes, ni organización definida. Sin embargo, durante las últimas semanas, la UDP ha sometido al Tribunal de Honor a cinco estudiantes, quienes arriesgan sanciones como la suspensión por uno o dos semestre, perdiendo becas y prácticas, o incluso la expulsión de la universidad.

La causa del malestar de las autoridades universitarias radicaría en una denuncia por abuso de poder contra un docente de matemáticas de dicha Facultad, realizada por el perfil de Facebook de la Asamblea de estudiantes, cuya administración es colectiva y en la que todos los estudiantes (hombres y mujeres) que participaron de la Asamblea tienen conocimiento de sus claves de acceso.

El tema fue tocado el 28 de mayo en una de las reuniones que se realizaron durante el paro y toma en la Facultad de Educación, entre las autoridades universitarias y diferentes miembros de la Asamblea. Esta última, al no contar con una representación y liderazgos establecidos, decidía la asistencia de las estudiantes que tuvieran disponibilidad en el momento en que ocurrían las reuniones. Y es así como las cinco alumnas que asistieron a dicha reunión fueron vinculadas inmediatamente con la denuncia en la red social.

Una de las estudiantes que está pasando por esta situación es Claudia Valenzuela Valdés (21), alumna de cuarto año de la carrera de Pedagogía en Inglés, y que ocupa el segundo lugar en el ranking de su promoción. Ella sostiene que el proceso en el que se ha visto involucrada, junto a sus compañeras, es totalmente irregular, ya que se les culpa de algo que no cometieron y, sin pruebas, han debido enfrentarse a un proceso extenuante en el que incluso han tenido que contratar abogados y apoyo psicológico.

Antecedentes del caso

Algunos de los antecedentes para contextualizar estos hechos son:

  • En la reunión a la que asistieron las estudiantes hoy acusadas (cuya acta se adjunta al final de este comunicado), la decana Paula Louzano mencionó la denuncia realizada en la red social contra el profesor, planteando que una denuncia de ese tipo debía seguir los canales universitarios formales. Las estudiantes, al desconocer mayores detalles de la denuncia, indican que esto lo debe resolver la Asamblea.

  • En ningún momento las estudiantes indican ser las autoras de la denuncia ni conocer a los autores de la misma. A su vez, no han sido alumnas del profesor denunciado en la red social, ni han realizado denuncia alguna contra el docente por ninguna otra vía (formal o informal).

  • Uno de los puntos del petitorio para poner término al paro fue la no aplicación del reglamento, donde se estipula la existencia de los Tribunales de Honor. Sin embargo, desconociendo este punto, el Tribunal de Honor se constituye y cita a las cinco estudiantes a una primera audiencia el día 17 de julio.

  • Las estudiantes solicitan una postergación de la audiencia y piden que se les comuniquen los antecedentes, a lo que el Tribunal responde con la entrega de 17 fojas del expediente.

  • Tras la primera audiencia, los abogados de las estudiantes solicitan nuevamente los antecedentes, los que ahora suman más de 60 fojas, incluyendo algunas cartas de apoyo al docente. Este aumento de los antecedentes sería totalmente irregular.

  • En la segunda audiencia, las estudiantes declaran no conocer al docente, así como tampoco a quienes realizaron la denuncia. El profesor no comparece, y es recibido a petición de los abogados defensores por el Tribunal a puertas cerradas durante la semana pasada.

La Universidad Diego Portales acusa a las estudiantes y constituye el Tribunal de Honor, desconociendo lo acordado en el petitorio que puso fin a la movilización estudiantil, lo que sienta un mal precedente para las futuras movilizaciones.

Las alumnas que denuncian estos hechos han continuado con sus estudios, pruebas y exámenes, pese a lo difícil de su situación. Hoy todas ellas están a la espera de la resolución que tome el Tribunal de Honor, con la angustia de poder ser sancionadas y perder el semestre o ser expulsadas por un acto que no cometieron

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día