lunes, 23 de septiembre de 2019 Actualizado a las 11:05

BRAGA

Haydée Oberreuter y la invisibilización de la mujer en dictadura: “Han querido mostrar que estábamos presas sólo por ser la mujer de alguien”

por 21 agosto, 2019

Haydée Oberreuter y la invisibilización de la mujer en dictadura: “Han querido mostrar que estábamos presas sólo por ser la mujer de alguien”
La protagonista de la película de “Haydée y el pez volador”, que relata su historia en busca de justicia, de esta dirigenta estudiantil que fue detenida en dictadura y perdió a su hijo en gestación debido a las torturas; llegó hasta La Cuarta Ola para hablar del rol segregado que se le ha dado a la mujer durante la resistencia en dictadura. Asegura que a pesar de que todas ellas eran dirigentas o activistas políticas, “con el tiempo se instaló la idea de que las mujeres éramos las que estábamos afuera de los campos, con la ropa y la comida para nuestro hombre que estaba preso”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Haydée Oberreuter, es la protagonista de la historia narrada en “Haydée y el pez volador”, una película que relata la lucha de esta mujer por obtener justicia, tras ser torturada y prisionera política en el campo de concentración Tres Álamos.

Haydée fue detenida junto a su madre e hija de un año y medio, tenía cuatro meses de embarazo cuando perdió a su hijo debido a las torturas realizadas por miembros de La Armada.

Pero la historia de Haydée es mucho más que este relato. Es la historia de una mujer luchadora, una dirigente estudiantil de Historia de la Universidad de Chile, que fue perseguida en dictadura, hija y nieta de mujeres sindicalistas que hasta el día de hoy se organizan junto a otros sobrevivientes de la dictadura.

Esta es la historia que relató en el último capítulo de “La Cuarta Ola”, el podcast de El Mostrador.

Haydée recuerda que junto a ella, estaban detenidas mujeres “que éramos dirigentes estudiantiles, la inmensa mayoría con algún nivel de notoriedad. No como se ha querido mostrar con posterioridad -que es un tema profundamente ofensivo-, que nosotras estábamos presas porque éramos la mujer de ‘alguien’”. Agrega, que allí estuvieron detenidas con niños, bebés, “que tenían un ciento de tías para que los cuidaran. No tengo yo datos de que en algún otro centro de detención hayan tenido hombres con niños”.

Asegura que el rol de la mujer en la resistencia ante la dictadura fue fundamental, pero que se vio invisibilizado muchas veces por el rol de la “mujer de”. Los primeros días del golpe, uno encontraba a veces con mayor facilidad mujeres dispuestas a hacer cualquier cosa.

Por ejemplo, las mujeres que tenían como profesión el trabajo social, fueron determinantes (…) Y las mujeres, que como yo, que era representante de la facultad de historia en la Fech, nosotras pasábamos inmediatamente a ser buscadas vivas o muertas. Pero, con el tiempo se instaló la idea de que las mujeres éramos las que estábamos afuera de los campos, con la ropa y la comida para nuestro hombre que estaba preso”.

Recuerda a su madre, la señora Haydée Umazabal, “ella estaba fuera de todos los campos buscándome, porque era una compañera, porque buscaba a su hija, no porque estuviera buscando a su marido, me estaba buscando a mi, a su hija. Pero se instaló la idea de que aquí los presos eran hombres y que las mujeres eran quienes hacían la labor de administración, de ayuda en las instituciones. Hay de eso… pero sin duda, es un sesgo demasiado arbitrario, el poner a las mujeres en ese rol, porque sin duda tiene consecuencias políticas, consecuencias de interpretación”.

Haydée viene de una tradición de mujeres dirigentas. “Soy una persona a la que -la dictadura- la agarró con menos de 20 años, siendo lo que era, una dirigenta estudiantil, una estudiante de historia, pero que era hija de Haydée, nieta de Elena y bisnieta de Paula, que además era una mujer que llegó de españa con un carácter de los mil demonios, anarcosindicalista y perseguida por ello, digamos".

"No son en el aire las cosas. Pero, resulta que a la Paula hay que recordarla porque le daba de bastonazos a los que se portaban mal, y a la Elena hay que recordarla porque tuvo 14 hijos que probablemente no quería parir, a mi madre hay que recordarla porque era una dirigenta sindical y una Allendista conmovedora, porque iba a todas con su presidente, pero no se les recuerda por las luchadoras que fueron”, consignó.

Conservar Venda Sexy

Entre otros temas, en La Cuarta Ola también se tocó la situación de Venda Sexy, un centro de torturas convertido en un sitio de memoria que está adportas de ser vendido por Estado. Para Haydée es fundamental conservar éstos sitios, más aún “en la perspectiva profundamente negacionista como en la que estamos (…) El Estado ha permanecido omiso y remiso de cumplir con su rol y el rol de defensa de la memoria, de los derechos humanos y todo lo demás, no solo requiere que sea efectivo, sino que además requiere que sea oportuno. Estamos hablando en 2019 de algo que se debió haber hecho antes del año 2000, o sea, una normativa específica de la recuperación de los sitios de memoria”, señaló a El Mostrador.

La ex detenida política destaca que en la postdictadura Chile ha mantenido “sistemáticamente una política de no tener una política de Derechos Humanos”. Asegura que “lo que se ha hecho han sido sucesivos actos proclamadores, de marketing, en la cual tu vendes la marca Chile país ejemplar en materia de Derechos Humanos, pero en la práctica, lo que sucede son cosas tan claritas como estas: por ejemplo, recién en 2003, se convoca a la Comisión Valech, a esas altura, mínimo un 15% de los sobrevivientes ya había muerto, no había muerto por manos de la dictadura, murió esperando durante 13 años post dictatoriales que en algún momento el Estado de Chile se decidiera a reconocer su condición de sobreviviente; o también, que Chile no haya tipificado la tortura, como delito hasta el año 2016”.

-¿Qué le parece el cargo que tiene Michelle Bachelet en la ONU?

No me parece, por supuesto. Es más, nos crea un problema, digamos…

-¿Por qué?

Un problema porque al final, todas las reclamaciones que nosotros hacemos ante las instituciones internacionales y nacionales, respecto a los incumplimientos sistemáticos de los gobiernos, entre otras cosas, dicen relación con dos de sus gobiernos, y en estricto rigor la mano está dada como para que desde las alturas, donde está actualmente la ex presidenta Bachelet, pueda perfectamente pasar por un zapatito roto lo que nosotros con tanta fuerza tratamos de impulsar.

Aquí se nos muere la gente, los presos políticos, nos morimos 20 años antes que el resto de la población nacional. Han habido dos comisiones mal hechas, una Valech, propiamente tal, y una con desaparición forzada y ejecuciones, pero ambas en total hacen 28.476 la primera 9 mil y tantos la segunda, hacen aproximadamente 40 mil personas, a la fecha, a esta fecha, el año pasado, ya habían muerto más de 12 mil personas, eso significa, no es que así sea, la segunda Valech, que calificó 9 mil personas ya no quedan. La Valech 2 ya desapareció. Y eso sin que el Estado hiciera lo que tenía que hacer.

Haydée Oberreuter también se refirió al trato que han tenido los gobiernos del presidente Sebastián Piñera en materia de Derechos Humanos y la deuda respecto a la dictadura. Asegura que la subsecretaria de DDHH, Lorena Recabarren, les señaló que el tema “no era prioridad para el gobierno”. “Al menos, en los primeros tres meses ya teníamos claro cuál era el panorama. Por supuesto nos indignamos, e hicimos llegar a los organismos internacionales, una copia de lo que se nos ha dicho

Recuerda que este miércoles 21 el ministro de Justicia, Hernán Larraín tendrá que legar hasta la Comisión de DDHH en el Congreso, “porque aún no tenemos una comisión calificadora permanente, que permita efectivamente garantizar verdad y justicia, porque se nos impusieron 50 años de silencio a nuestros testimonios sin jamás habernos preguntado si queríamos o no 50 años de silencio”.

Agrega que “tenemos un grave problema de salud en que la gente se nos está muriendo como pajarito, muchísimo antes que lo que corresponde al conjunto de la sociedad chilena, y hay un programa que se denomina PRAIS que no está funcionando apropiadamente, todas esas cosas en una interpelación que le hicimos hace un año, al ministro, él las ofreció, es más, esa interpelación era bajo la lógica tradicional de ofrecerte bono, nosotros no estábamos pidiendo bono, queríamos que fuera una pensión adecuada a lo que correspondía. El retiro del bono dice que lo retirar para mejorarlo, para reconsideraralo, para considerar una mejor manera de hacerlo, pero luego a lo largo del tiempo, comienza a desdecirse cosita por cosita, cosa que bueno pues ahora lo vamos a llevar para que responda al menos por esos tres aspectos que te señalo, que es inaceptable (…) pero el ministro parece como que dice una cosa un día y al otro se desdice, bueno pues queremos que es se haga cargo de sus palabras”.

La película “Haydée y el pez volador” está en la cartelera del SanFic 2019, entre el 18 y el 25 de agosto, ha sido seleccionada en los festivales de cine de Querétaro en México, en el festival de Guayaquil, en Ecuador, y la semana pasada se exhibió como arte de la muestra de resistencia y Derechos Humanos en latinoamérica en Lima, se estrena este martes 20 en el Cinépolis de La Reina.

Más información sobre El Mostrador