domingo, 5 de abril de 2020 Actualizado a las 10:26

BRAGA

Las virtudes de tener una mujer como líder en los equipos de trabajo

por 26 febrero, 2020

Las virtudes de tener una mujer como líder en los equipos de trabajo
Pronto a conmemorarse el Día Internacional de la Mujer, la fecha nos invita a abrir la mirada sobre los beneficios de integrar más mujeres en los liderazgos. Mayor empatía, mejor organización, detallismo, son algunas de las grandes cualidades que las mujeres pueden aportar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cada vez más mujeres se hacen presentes en la fuerza de trabajo de Chile, lo que ha traído consigo una serie de cambios significativos en el quehacer de las empresas. De todas maneras, el liderazgo femenino no ha sido puesto a prueba todo lo que debería, ya que sigue existiendo una importante brecha de género en los liderazgos.

La tasa de participación femenina ha crecido más de 10% en los últimos 20 años –aunque de todas maneras alrededor del 45% de las mujeres en edad laboral no mantienen un trabajo remunerado–, sin embargo, solo el 13% de las gerencias de primera línea en grandes empresas son ocupadas por mujeres.

Más allá de los temas éticos y sociales que hay tras esta realidad, “las empresas están perdiendo una gran oportunidad de mejorar sus resultados económicos y también de mejorar la calidad de sus equipos de trabajo”, dice Leslie Cooper, socia y consultora de HK Human Capital.

Una investigación McKinsey & Company mostró que las organizaciones con tres o más mujeres en puestos de alta gerencia, tienen mejores resultados en la calidad de los equipos de liderazgos, una mayor capacidad de comunicar su visión y una dirección clara en sus valores, entre otras características positivas. Además, se reportó que las compañías con más mujeres en sus comités ejecutivos presentan mejores retornos del capital y resultados operacionales.

“Las mujeres aportan con otra mirada en las empresas, una mayor sensibilidad, tienen mayor capacidad de escuchar y suma en la diversidad de las empresas”, dice Cooper, de HK Human Capital. “Hoy en día en que la problemática de las empresas es poder entender mejor a sus clientes, se requiere de una globalidad mayor en sus análisis, por lo que es necesario una mayor diversidad en la incorporación de ideas”.

En Chile, una serie de políticas públicas han impulsado la entrada de las mujeres a la alta dirección de las empresas. Durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet se estableció el objetivo de que al menos el 40% de los asientos en los directorios de las compañías del Sistema de Empresas Públicas fueran usados por ellas, meta que ya fue superada. Además, durante el año pasado el gobierno de Sebastián Piñera creó un registro de Mujeres para Directorios.

Cooper, asegura que para que más mujeres ocupen puestos de liderazgo es necesario seguir potenciándolas, acompañándolas y desarrollando sus competencias y habilidades gerenciales al igual que como se hace con los hombres “entregándoles confianza y un ambiente que les permita el desenvolverse y mostrar sus aptitudes”.

Además, la especialista explica que es importante estar atentos al desarrollo de la carrera, ver hacia donde quieren crecer en la compañía y darles el espacio para que ocurra. “Hay que darles la oportunidad y lo importante es que te aporte desde su esencia no tratando de ser igual al hombre, somos diferentes y tenemos mucho que aportar”, concluye Cooper.

Más información sobre El Mostrador