jueves, 22 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:18

Yo Opino

¿Arrestada por denunciar abuso? ¡Criterio por favor!

por 12 julio, 2020

¿Arrestada por denunciar abuso? ¡Criterio por favor!

Crédito: Agencia Uno

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Durante este periodo muchas mujeres se han visto enfrentadas a situaciones más graves de las que podemos observar. La violencia de género e intrafamiliar aumentó exponencialmente durante esta pandemia. El encierro favorece un escenario que a veces es macabro para miles de mujeres. De hecho las denuncias han aumentado en más de un 70%.

Mujeres representantes de partidos políticos de oposición, advertimos, en reiteradas oportunidades, respecto de esta grave situación y pusimos sobre la mesa propuestas concretas para enfrentarlo. Nunca tuvimos respuesta.

Pasaron los meses y en el Ministerio de la Mujer ni siquiera había nombramiento de jefa de cartera. Nunca existió interlocución, y menos, voluntad de hacerse cargo del problema de estas mujeres.

Todos vimos el caso de una mujer que fue detenida en Pichilemu -por salir durante el toque de queda- a denunciar que había sido violada.

Atreverse a denunciar, no es “cualquier cosa”. La violación es una de las peores situaciones que puede sufrir una persona en la vida. Los traumas posteriores son muy difíciles de sanar y la sensación de vulnerabilidad puede permanecer por años. 

Atreverse a denunciar, no es “cualquier cosa”. La violación es una de las peores situaciones que puede sufrir una persona en la vida. Los traumas posteriores son muy difíciles de sanar y la sensación de vulnerabilidad puede permanecer por años.

Hay mujeres que han sido violadas que pasan su vida culpándose, con miedo, en la indefensión. Ayer, una de ellas, decidió denunciarlo. Buscó ayuda de inmediato, y carabineros la detuvo por incumplir con el toque de queda.
Ella fue doblemente violentada, en segunda instancia, por quienes juraron protegerla.

¿Como le explicamos a las mujeres que, ante cualquier situación de violencia pueden acudir a denunciar, si -cuando lo hacen- no se aplica ningún criterio y menos protocolos? ¿Qué se hará desde el estado, y que hará el Gobierno para resguardar estos mínimos éticos?

Esta pandemia está dejando en evidencia que los slogans de campaña fueron solo promesas. Se han implementado sólo políticas parches, improvisadas, que no han respondido a la emergencia. Y nuevamente vemos cómo son otra vez las mujeres postergadas, desprotegidas y aunque parezca perverso apuntadas con el dedo por haber quebrado, tras la desesperación, una cuarentena.

No hay espacio para seguir tolerando la indolencia, las mujeres necesitan protección AHORA, no mañana, y no queremos tener que lamentar más perdidas en manos de la violencia.

El Ministerio Público sabe y está al tanto de que existen aumentos de casos de violencia intrafamiliar y está trabajando en acciones. Pero qué pasa por la cabeza de un policía que está para proteger y da esta respuesta.
Si en Chile se está esperando que las mujeres hagan justicia por sus propias manos o recurran a cualquier respuesta ante la ausencia del Estado, el lamento de las autoridades será tarde y sin efecto concreto alguno.

No puede ser que en medio de una pandemia quedemos al debe en este tema como Estado. La razón? Porque los números no mienten y siguen habiendo femicidios, y el Gobierno sigue ausente.

Estamos hablando de un escenario de pandemia que para todos y todas ha tenido efectos adversos. Nos cambia la forma de vivir, de comunicarnos, de trabajar. Pero para muchas víctimas de violencia intrafamiliar esto ha sido una condena. Lo único que millones de mujeres en Chile pedimos es justicia, ayuda y creer. Porque cuando la vida está en peligro, en medio de este encierro, lo único que queremos es que se pueda abrir la puerta y tener seguridad, ayuda, a la ahora que sea.

Algunos negacionistas dirán que es una exageración pero este panorama que viven muchas mujeres a lo largo de nuestro país continúa. No vaya a ser que tengamos más víctimas para darnos cuenta que la pandemia en algunos casos se volvió aún más perversa, por el solo hecho de estar encerrada con el agresor.

¡Acciones ahora!

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día