sábado, 27 de febrero de 2021 Actualizado a las 13:31

BRAGA

Bárbara Hernández, sobre las brechas de género en el deporte: “No es porque las mujeres seamos malas para jugar, es debido al apoyo que se nos da"

por 10 febrero, 2021

Bárbara Hernández, sobre las brechas de género en el deporte: “No es porque las mujeres seamos malas para jugar, es debido al apoyo que se nos da”

Créditos: @thd.lateral

“Intento ir demostrando lo que significa, no sólo ser deportista, sino que una psicóloga con magíster de la Universidad de Chile, que está dispuesta a postergar todo un futuro mucho más tradicional, por esto que es mi pasión. Eso es lo que a mi más feliz me hace, junto con el agua, por supuesto”, expresó Bárbara Hernández, nadadora de aguas abiertas y gélidas en entrevista con el Mostrador Braga.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El camino de las mujeres en el deporte históricamente ha tenido más barreras que para los hombres, un ejemplo de esta desventaja es que, aún en pleno 2021, aquellas que han logrado destacar en sus especialidades, son catalogadas como la única o primera mujer chilena en haber logrado un hito deportivo en particular. Son muchos los modelos de mujeres chilenas que han tenido que levantarse entre la minoría, para convertirse en únicas en su categoría.

Este es el caso de Bárbara Hernández, la primera nadadora latinoamericana en aguas abiertas y gélidas, quien ha logrado desafiar corrientes y temperaturas extremas para hacer historia en su disciplina y así abrir caminos que otras mujeres y niñas, tal vez hasta hoy, no han imaginado posibles, “el objetivo es precisamente poder abrir oportunidades donde antes yo misma no las tuve”, expresó, para referirse a los obstáculos que ha tenido que derribar para profesionalizarse en el nado bajo cero.

La trayectoria de la nadadora conocida como “Sirena de hielo”, ha sido de largo aliento, “lo que se ve son estos últimos cinco años, desde mi primer mundial de natación en aguas gélidas, pero lo cierto es que son nados que llevan diecisiete años en mi cabeza”, comentó en entrevista con El Mostrador Braga, y a pesar de los esfuerzos que la han llevado a convertirse en otra “mujer pionera”, las brechas de género continúan a la sombra del deporte nacional, razón por la que Bárbara aprovechó la instancia para desentrañar los temas más relevantes en torno a esta materia.

“Mujer del año”

Bárbara comenzó con un buen pie este 2021, acaba de ser premiada como “Mujer del año” por la WOWSA (World Open Water Swimming Association) y se ha propuesto batir nuevos récords a través de tres nados de ultra distancia, “en estos momentos estamos full entrenando, porque viene una certificación que tengo que hacer en Valparaíso durante el mes de marzo, de ocho horas continuas de natación”, comentó sobre sus nuevos desafíos y luego de haber superado un complejo año de entrenamiento con la pandemia como principal obstáculo.

El canal de Molokay de Hawai, el canal del norte de Irlanda y la vuelta a Manhattan de casi 100 km en aguas gélidas, son los desafíos que ocupan los días de la deportista. “Vienen tres maratones acuáticas que son nados de ultra distancia, estos van de los cuarenta y siete kilómetros, hasta los casi cien kilómetros”, explicó, sobre las competencias que marcarán la pauta de su año.

Sin duda, el reconocimiento que acaba de ganar, la motiva para seguir trabajando por estos desafíos. Bárbara fue nominada con otras once mujeres de distintas nacionalidades, consiguiendo el galardón para coronar sus esfuerzos, “la verdad es que fue súper emocionante, en un año tan difícil como fue el 2020, que te nominen y te consideren ya es todo un mérito”, expresó.

Y esta recompensa no sólo vino a mostrarle los frutos de su esfuerzo, el apoyo de la gente fue fundamental, “ver la alegría de la gente, contar con todo ese cariño, es volver a esos años en los que yo me moría de ganas de hacer estos nados y de ojalá ser la primera chilena nadando ahí”.

“Nos deja la vara bien alta, nos muestra que este es el camino”, dijo sobre el premio que la dejará registrada en la historia del nado de aguas abiertas y que además le servirá de enganche para avanzar en el circuito de competencias internacionales.

Sin embargo, el reconocimiento no se traduce en un aporte económico para la deportista, quien se ha caracterizado por autogestionar sus entrenamientos y las inscripciones a todas las competencias a las que ha asistido, “es muy emocionante obtener este reconocimiento, pero por otra parte también es un poco decepcionante saber que en Chile no cambia nada, ni tengo más apoyo por haberlo obtenido”, lamentó.

Los apoyos a las mujeres y al deporte en general

En este sentido, la crítica va dirigida a la estructura que soporta el desarrollo y fomento deportivo en el país, “cómo se les apoya o cuáles son las políticas deportivas para las mujeres en particular y a ambos sexos en general”, aludiendo a la ausencia de respuesta oficial por parte de la cartera de deportes, “yo pensé que con este reconocimiento tal vez el ministerio del deporte, esa misma semana, nos iba a decir cuál es presupuesto asociado o iban a entender cuán importante es poder seguir costeando estas carreras”, apuntó.

Pero Hernández no decae, “yo espero que a raíz de la visualización -nuevamente desde las bases- tengamos que seguir construyendo aquellas modificaciones”, subrayó, puesto que, a su juicio, “en un país como Chile, nos queda muchísimo por hacer”.

Esta situación no se aleja de la realidad que viven otras mujeres en el deporte, las que además de luchar contra las barreras estructurales de un espacio mayormente masculinizado, han tenido que “a pulso” gestionar los recursos para ir abriendo esos caminos que hasta ahora, han permanecido obstaculizados, trabajo que, sin duda, servirá de inspiración para otras tantas mujeres y niñas.

“Me encantaría que las políticas de género estuvieran desde las estructuras”, dijo la deportista, apuntando a que, el trabajo en torno a las brechas de género en este ámbito, es un trabajo concreto y necesario de hacer, “basta solamente con que veamos como se estructura toda la política deportiva, la cantidad de mujeres de los cargos del poder, ¿cuál es la paridad de género que existe en instituciones como el Ministerio o el Instituto Nacional de Deportes? y no sólo ahí, sino que también en las distintas federaciones y pasando incluso a las comentaristas o las periodistas que se dedican al deporte. O sea, son hombres con una visión bastante arcaica para lo que necesitamos en este momento”, cuestionó.

La raíz del abandono

Bárbara, es nadadora desde los seis años y habla desde su experiencia, “el grueso del abandono deportivo también ocurre en la adolescencia y no es porque las mujeres seamos malas para practicar deportes, sino debido al apoyo que se les da y cómo, tan a pulso, se ha tenido que ir modificando sobre la marcha”, dijo para ejemplificar una de las causas por las cuales, muchas no logran desarrollar una carrera deportiva.

Y agrega otras complejidades “estoy pensando en las deportistas de alto rendimiento, el tema de la maternidad (...) cuáles son las políticas deportivas para las mujeres en particular y ambos sexos en general, el que los deportistas no tengamos previsión hasta ahora -hace unos meses-, el tema de la vivienda o la salud, son temas bastante complejos en los que estamos atrasados”.

Para concluir en este punto, expresó “Las brechas de género están presentes desde el tipo de ropa que usamos para el deporte hasta cómo se distribuyen los espacios recreativos en los colegios”.


Su impacto como mujer en los deportes extremos

Bárbara, además de ser deportista extrema, pionera en la rama femenina de su especialidad, es psicóloga y magíster en psicología de la Universidad de Chile, desde ahí hay otra bandera de lucha que pretende levantar, a través de la cuál espera poder impactar en la sociedad.

“Es un camino que he decidido tomar con mucha responsabilidad, sobre todo al tener mayor visibilidad de parte de los medios o el ir muy a pulso haciendo historia”, dijo y agregó, “El objetivo es precisamente poder abrir oportunidades donde antes yo misma no las tuve, el poder visibilizar estas diferencias de género en la práctica deportiva, el poder cuestionar cómo es que funcionamos en Chile en cuánto al deporte y ciertamente estar dispuesta a volver a trabajar en torno al deporte”, manifestó.

La campeona de nado en aguas abiertas también fue directora de deportes en la comuna de Recoleta y no descarta volver a participar en algún puesto de toma de decisiones con el fin de visibilizar cuál es la realidad de los deportistas en nuestro país y no sólo desde el alto rendimiento, sino también estimular la práctica deportiva desde la niñez, su objetivo es algún día poder decir “el deporte en nuestro país es un privilegio, así como tener una educación de calidad o tener salud de calidad”, expresó.

Actualmente, realiza charlas gratuitas con su equipo, a través de las cuales buscar unir psicología y deporte para motivar a las personas a luchar por sus sueños, “intento ir demostrando lo que significa, no sólo ser deportista, sino que una psicóloga con magíster de la Universidad de Chile, que está dispuesta a postergar todo un futuro mucho más tradicional, por esto que es mi pasión. Eso es lo que a mi más feliz me hace, junto con el agua, por supuesto”, finalizó.

 

 

 

 

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día