lunes, 16 de mayo de 2022 Actualizado a las 14:12

BRAGA

“Polvo de Gallina Negra: mal de ojo y otras recetas feministas”: una exposición que busca vincular a las artistas chilenas y latinoamericanas

por 26 enero, 2022

“Polvo de Gallina Negra: mal de ojo y otras recetas feministas”: una exposición que busca vincular a las artistas chilenas y latinoamericanas
La exposición fue inaugurada el pasado 15 de enero en el Centro de Arte Contemporáneo de Cerrillos. En esta oportunidad rescata el trabajo de la primera agrupación de arte feminista de origen mexicano “Polvo de Gallina” a casi cuarenta años de su fundación. El Mostrador Braga conversó con la artista y directora del centro, Soledad Novoa, quien destacó que, “esta muestra está generando interés a nivel latinoamericano y luego se va a México, yo creo que eso es algo que también debería llenarnos de orgullo, de que una institución nuestra haya podido montar una exposición de esta envergadura y después vaya en itinerancia al propio país de origen de las artistas”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Creada y montada en Chile, es la primera muestra que recopila el trabajo de la colectiva de arte conformada por las mexicanas Mónica Mayer, Maris Bustamante y Herminia Dosal en 1983. “Polvo de Gallina es la primera agrupación que se define como colectiva de arte feminista”, explica la directora del Centro de Arte Contemporáneo de Cerrillos (CNAC), Soledad Novoa.

A casi 40 años de su fundación, la exposición rescata una serie de documentos de archivo digitalizados, afiches, cartas, fotografías y piezas emblemáticas que dan a conocer los tres grandes momentos del desarrollo de las artistas y entre las piezas seleccionadas para esta oportunidad está la obra “El Tendedero” (1978),  la que ha sido adaptada como instancia de mediación en la que quienes participen podrán elaborar tarjetas en las cuales podrán plasmar sus pensamientos sobre las problemáticas que actualmente afectan a las mujeres en Chile para posteriormente colgarlas en un tendedero de ropa “después del lavado”, donde serán visibilizadas y comentadas, invitando a la reflexión en comunidad.

Esta muestra comenzó a ser elaborada desde el 2020, su curatoría estuvo a cargo de las artistas María Laura Rosas y Julia Antivilo (Chile) y fue financiada y producida en su totalidad por el CNAC, lugar donde fue inaugurada el pasado 15 de enero y podrá ser visitada de martes a domingo hasta el próximo 15 de abril, incluyendo la participación de otras artistas chilenas como Ser&Gráfica y una instalación itinerante que se hará presente en lugares emblemáticos de la comuna de Cerrillos y otros centros de arte contemporáneo como el MAC y el museo de Bellas Artes.

En entrevista con El Mostrador Braga, Soledad Novoa comentó el interés del centro de arte por tratar temáticas feministas y su relevancia en el presente de las mujeres chilenas. Asimismo, extendió la invitación a todos quienes deseen participar a “lanzarse al abismo de la experiencia”, ya que para ella, “el arte feminista es básicamente experiencia, desde nuestra experiencia subjetiva, desde nuestros cuerpos”.

CNCA y su labor como exponente de arte feminista

La exhibición se enmarca en uno de los tres ejes reflexivos que el Centro Nacional de Arte Contemporáneo de Cerrillos (CNAC) ha desarrollado desde 2020, “cuando asumí la dirección del centro en 2019, con nuestro equipo nos propusimos dos cosas - entre muchas otras sin duda- una de esas es perfilar el centro. Nuestro objetivo es hacer exposiciones que realcen temas relacionados con ‘territorios y memorias’, ‘transdisciplina y contemporaneidad’ y ‘feminismos y activismos’, éste último se relaciona con que los feminismos son una corriente de pensamiento crítico que ha atravesado el siglo XX y parte del siglo XXI que estamos viviendo y no es posible comprender la contemporaneidad sin entender el giro radical que plantean como movimiento”, explica Soledad.

En ese sentido, “nos parecía que era importante desarrollar una muestra que pudiera abordar estas temáticas y mostrar el trabajo de una colectiva como Polvo de Gallina Negra, a la que, además, nunca se les había hecho una exposición en esta lógica”, comenta y profundiza en que el centro pretende instalarse en una dimensión internacional con la muestra, “no sólo nos interesa hacernos cargo de las cuestiones que suceden en el arte chileno, sino también en el contexto latinoamericano”.

Artivismo feminista nacional y sus antecesoras latinoamericanas

 Y es que el movimiento feminista nacional se ha encargado de instalar sus narrativas a través del arte en el espacio público, ejemplo de esto es la gran repercusión nacional y mundial que tuvo la colectiva Las Tesis con su performance en medio del estallido social. En esta línea, preguntamos a Soledad sobre la relevancia de recuperar el trabajo de otras artivistas que precedieron al movimiento feminista actual en otros tiempos y latitudes.

“Nosotras hablamos de una genealogía feminista y es sin duda una de las razones para hacer estas muestras (…) tiene todo sentido hacerlo porque Mónica Mayer y Maris Bustamante son reconocidas como las primeras que se autodefinen como artistas feministas y porque han influenciado directa o indirectamente la producción artística y artivista femenina en América Latina y me parece que es super importante porque lo que ha continuado haciendo Mónica Mayer -al menos- es un trabajo básicamente en la calle fuera de los espacios tradicionales del arte”, indica.

A lo que agrega, “me parece super importante destacar eso, las cosas que no comienzan desde cero, cuando hablamos del mayo feminista; el mayo feminista es posible por todas las historias para atrás que cobra esa fuerza, cobra esa relevancia porque estuvimos muchas hablando desde la academia a nuestras estudiantes, hubo otras a las que leímos, hubo otras que pelearon por el voto, etc. Y a veces se intenta fragmentar esta historia y mostrarnos aisladas, esto es una reivindicación que tiene su tiempo, su historia, distintos momentos y lugares y nos formamos y consideramos parte de todo este movimiento”.

Para cerrar este punto, Soledad expresa que el movimiento feminista se trata de, “un continuum que se va dando en distintos momentos en diferentes lugares y me parece que es bonito ir reconociéndose como parte de él y saber que se sigue construyendo a futuro, sin duda”.

Arte con una mirada feminista: reflexiones sobre el trabajo de PGN

Además, Soledad reflexionó sobre el trabajo de las mujeres artistas y cómo éste es transmitido a la comunidad en el contexto de una institución dedicada al arte contemporáneo, “todo depende de cómo exhibas estas obras”, introduce y continúa, “tenemos en nuestra historia reciente exposiciones que han abordado ‘a las artistas mujeres’, pero desde una postura bastante misógina o que no le hace bien al movimiento de las mujeres. No es sólo llegar y exhibir una obra de una mujer o un documento de una artista mujer, sino que es cómo lo hacemos, qué es lo que hay detrás de aquello que hacemos”, reflexiona.

“Hay una teórica norteamericana que habla de ‘curatorías del arte feministas’ o ‘curatorías feministas del arte’, no es lo mismo. Podemos hacer una exposición de Leonardo Da Vinci, leyéndolo desde el feminismo y va a ser distinto a una exposición tradicional”, ilustra.

Por tanto, para el caso particular de esta muestra, “dado que toca temas bastante puntuales y sensibles y además, dado que lo hace desde el humor y la ironía, hemos dispuesto de tener siempre mediadoras en sala, porque, además, hay piezas que hay que activar y a veces la gente no sabe qué tocar o qué no tocar, qué llevarse o qué no llevarse, entonces nuestras mediadoras están muy atentas de contestar preguntas y motivar a la gente que participen”, puntualiza.

Instalación "El tendedero", instancia participativa de la exposición.

En este sentido, comenta que obras como “El tendedero, una obra histórica, clásica e inaugural, es muy simple, pero lo que colgamos son las respuestas que remueven cosas, uno dice ‘esto está pasando en nuestro país’”, reflexiona y agrega que esta obra saldrá a recorrer las calles, tenemos una suerte de tendedero móvil con el que vamos a instalarnos a lo largo de estos tres meses en distintos puntos de la ciudad y de la comunidad de Cerrillos, motivando la participación de distintas mujeres, de distintos lugares, de distintas experiencias a que participen en de una pieza que está en activación en el centro nacional de arte contemporáneo a mediados de abril”.

Y finaliza con la invitación a participar de esta experiencia, “el espacio nacional de arte contemporáneo es un espacio abierto a todo público, invitarles a que vengan, a que jueguen con la muestra que contará con recetas, tendedero, videos que ayudan a contextualizar lo que significó en su momento Polvo de gallina negra, abrirse, sacarse los prejuicios, enfrentarse a tus miedos, tus inquietudes en una exposición que está mostrando acciones que remueven nuestro ser, nuestra conciencia, nuestras acciones”, cerró.

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia



Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día