jueves, 2 de diciembre de 2021 Actualizado a las 09:32

One, en BordeRío

Cultura - El Mostrador

El poder del precio

por 17 agosto, 2014

El poder del precio
La clásica tentación del precio frente a la calidad (o cantidad) maneja con habilidad este restaurante de Borderío, cuyo aporte culinario pareciera ser la puerta de entrada para conocer varios platos de la culinaria internacional, para luego pedirlos en otra parte.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

One es un poco como esos discos de la Nueva Ola, del rock ochentero o de cuecas para el 18 que, de tanto en tanto, lanzan revistas y diarios: un producto archiconocido y probado puesto en un envase con algo de estilo y a precios que al menos se miran de soslayo. Para llegar al horizonte de los números azules con una idea donde el cliente elige una entrada, un fondo y un postre desde decenas de alternativas, junto al consumo ilimitado de bebida o vino de la casa ($ 14.990 en horario bajo y $ 16.990 en el alto), se requieren riendas presupuestarias bien agarradas, donde alguien experimentado como Gabriel Délano se hace notar. Para quienes recuerdan los años en que El Bosque Norte era el centro culinario de Santiago, nombres como Hereford Grill, El Club, Isla Negra o Pub Licity –todos de su propiedad en algún momento- el clic es inmediato. Algo de cada uno de esos lugares aparece como una sombra, en esta versión más bien modesta en relación a sus pergaminos, pero no por eso menos llamativa.

one3

Aparte de la comida en cartelera, la jugada de la bebida incluida, uno de sus grandes ganchos, azuza escenas que muestran grandes familias compartiendo, de jóvenes con ganas de ir más allá del fast food, o de jubilados con más presupuesto que la media nacional, almorzando o cenando en un comedor sobrio y moderno, otro de sus atractivos. Y en la comida, platos reconocidos dentro del inasible ámbito de lo “internacional”, mezclado con guiños lo francés, italiano, estadounidense, japonés; crean una certeza clave: se trata de platos que podrán comerse mejor en varios otros lugares, pero que allí el precio es lo que manda. Se nota en el Pisco sour soso, en el Cebiche con un pescado blanco sin mucho sabor y aderezado con acidez cítrica; en un Risotto con arroz al dente y hecho al estilo del Santiago noventero, o sea, con harta crema para que cunda. Un Gyutataki con un buen resto de aderezo agridulce, aparte de unas Mollejas en salsa agridulce que se dejaban comer pero que no tenían un sello de sabor complejo, como se espera de este noble interior de vacuno. Un hito en medio de una comida sin muchos matices apareció en la Torta merengue lúcuma con sabor y dulzor intenso, delicioso empalago para una experiencia que es una suerte de educación básica de culinaria internacional y donde en esencia sus precios son el mejor persuasivo para quedarse y comer. Para eso está diseñado.

one1

Escrivá de Balaguer 6400, local 10, Borderío.

Tel. 2219 0325

www.onerestaurant.cl

Nota: a este restaurante se asistió invitado por sus dueños.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV