domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 17:42

Cultura - El Mostrador

Políticos corruptos y poderosos sinvergüenzas: Las nuevas "presas" del humor gráfico online

por 9 julio, 2015

Políticos corruptos y poderosos sinvergüenzas: Las nuevas “presas” del humor gráfico online
El Presidente de turno, los políticos más descarados y la estupidez humana son la materia prima para los dibujantes nacionales que se dedican al humor gráfico. Históricamente este género se ha levantado como un arma de reflexión y un vómito de verdades. Criticar sin tapujos, pero a través de la risa, es la clave de las numerosas viñetas que se masifican por internet y las redes sociales, los nuevos canales de información. Hoy hablan las mentes tras Malaimagen, Juanelo, Christiano Dibujista y Alen Lauzán, grandes exponentes de las tiras cómicas actuales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En un contexto de crisis política manifiesta, la incredulidad y decepción han aflorado entre los chilenos. Estos sentimientos son tomados por los humoristas gráficos, actores que han estado presentes en toda la historia política nacional, pero que hoy, gracias al contexto y las redes sociales se han transformado en la válvula de escape de la ciudadanía.

Son los únicos capaces de burlarse de los poderosos y salir triunfantes. Se convierten en el abogado del diablo para acusar y poner en duda todo a través de la sátira, el humor negro y el absurdo. Así, reconocen adorar los errores ajenos, las contradicciones, las vueltas de carnero y el descaro tan característicos de los políticos y empresarios. Esta es una respuesta de catarsis ciudadano donde los dibujantes se transforman en un canalizador de la indignación.

“Lejos mi tema favorito es la hipocresía, el doble estándar para juzgar al resto en comparación con nosotros mismos. Lamentablemente, es un rasgo definitorio de nuestra cultura. Me da risa la rapidez, por ejemplo, con que la gente se pone a sí misma de juez del resto por cualquier nimiedad, cuando en su vida diaria quizás hace cosas mucho peores. Por eso me gusta meter el dedo en la llaga y llevarle un poco la contra a lo que todos están diciendo, ser un poco abogado del diablo, para molestia de algunos”, señala Marco Canepa, autor de Juanelo.

juanelo 2

Juanelo

Poderosos en la mira

Jueces incansables que están siempre con los ojos puestos sobre los gobernantes para aprovechar cualquier tipo de desliz. Para los humoristas gráficos el Presidente de turno es quien recibe todos los dardos y se transforma en el foco favorito de las burlas. Su poder y posición política hacen que sea un personaje irresistible, este ha sido el caso de Sebastián Piñera y actualmente de Michelle Bachelet. Ambos han sido los protagonistas estelares de una serie de tiras cómicas que se han masificado en internet.

“En el gobierno de Piñera, el Presidente aparecía más en mis viñetas, y debe ser que él es un personaje en sí, casi irreal pero poderoso, por ahí es el santo patrono de los humoristas gráficos porque les concede chistes a cada rato”, afirma Christiano Dibujista.

Aristocracia de los acuerdos. Christiano.

Aristocracia de los acuerdos. Christiano.

Pero también las dos grandes bancadas políticas están en la mira, la Nueva Mayoría y la oposición, encabezada por la UDI y RN, han sido un caldo de cultivo para los chistes gráficos. Sus desencuentros y alianzas, en un contexto de crisis política por los destapes de corrupción, despiertan la indignación que luego será canalizada por medio del lápiz.

“Mientras más pintoresco y cara de palo el político, más fácil es hacer humor a partir de él o ella. Diría que no hay tipo más fácil de humor que el humor político, porque prácticamente te dejan el chiste hecho, lo único que hay que hacer es quitar un poco de maleza para que la estupidez aparezca en todo su esplendor”, explica el autor de Juanelo.

Sin embargo, todo aquél que tiene el poder en sus manos puede caer en este juego, nada más basta con exponerse lo suficiente. Es por esto que la clase empresarial chilena también ha sido protagonista de las tiras cómicas. “El humor tiene esa posibilidad de ponerlos al nivel de todas las demás personas, aunque sea para reírnos”, afirma Guillermo Galindo, la mano tras Malaimagen, quien también admite tener especial predilección por los políticos de personalidades extrañas o extremas.

mala imagen 3

Presiones. Malaimagen

Pero no es solo el poder, la misma sociedad chilena también está bajos los ojos de los humoristas gráficos. De ahí que los dibujantes se dediquen a observar y analizar los comportamientos humanos, para contribuir con una crítica directo al hueso. Un rol que busca evidenciar las incoherencias humanas que el país vive constantemente a nivel micro y macro.

juanelo 3

Válvula de escape ante la crisis

El destape de fraudes y corrupción que ha vivido el país en el último periodo ha despertado a una ciudadanía que se creía dormida. Un contexto que se ha transformado en un semillero de indignación y descontento, a lo que se suma la pérdida de credibilidad para crear un escenario que pide a gritos el humor. De esto se han nutrido los dibujantes para generar material contingente y de interés público.

“Para los autores que trabajamos con la contingencia política ha sido muy fructífero, pero Chile siempre ha tenido una larga tradición de dibujantes de humor gráfico editorial, así que no me parece que sea algo de ahora. Lo que dio el espacio para mostrar a nuevos autores fue internet y las redes sociales”, aclara Malaimagen.

lauzan 1

Alen Lauzán

Es por esto que otra óptica válida es la de una permanente crisis política en la que el humor siempre ha estado presente. La diferencia es que “hoy favorece la inmediatez de las crisis y es interesante ver, casi al mismo tiempo, lo que hace cada uno de nosotros y notar que pensamos casi igual e incluso planteamos la misma idea en nuestros dibujos, aunque sea desde la perspectiva y experiencia de cada dibujante”, destaca Alen Lauzán, caricaturista cubano del diario The Clinic.

El humor se convierte en el arma de los caricaturistas para dar cabida a la ira que las injusticias les provocan. En este punto, la ciudadanía se ha hastiado del abuso, por lo que la ironía frente a estos temas es una válvula de escape para el descontento. “Están asqueadas, ya no con la política, más bien hacia muchos políticos que creen que la hacen de oro y nos creen bobos”, agrega Lauzán.

mala imagen 1

Herramienta de crítica

Ni tan en serio, ni tan en broma. El humor gráfico tiene la cualidad de abordar los conflictos de una manera simple y directa, en la que abunda la crítica y el análisis. Gracias a su rol identificador es capaz de presentar un tema y despojarlo de su seriedad para ponerlo en duda. Escupir verdades sin miramientos, es decir, no admite lo políticamente correcto.

En este contexto de crisis política el humor es una forma de hacer más llevadero ese asco generalizado. Pero no es tan simple, requiere una sensibilidad especial. “Una viñeta puede explicar, sintetizar de manera más directa cualquier sesuda crítica o extenso análisis político. Los humoristas gráficos tenemos esa capacidad, un tercer ojo para hacer reír y reflexionar a la vez”, sostiene Alen Lauzán.

En ese sentido, Marco Canepa, autor de Juanelo declara que “es un bálsamo. Eso es lo bonito del humor. Del momento que te puedes reír de algo, no te duele tanto. Y se vuelve un arma muy útil, porque el humor desnuda, ridiculiza, expone. Cuando ves tu crítica reflejada en una viñeta, te ayuda a estructurar tu discurso, a ordenar tus ideas, porque el absurdo de la realidad se presenta en toda su crudeza. Es fácil defenderse de una crítica pero es muy difícil defenderse de un chiste”.

lauzan 2

Alen Lauzán

Nuevas plataformas, viejos mensajes

Chile es un país que posee una extensa historia en términos de humor gráfico, donde los medios de comunicación entregaban un espacio permanente a los caricaturistas. Nombres como Topaze, Análisis, Apsi, Hoy, Fortín Mapocho y Punto Final, fueron semanarios fundamentales en el humor gráfico entre las décadas de los 60 y 80. Íconos nacionales como Palomo, Hervi, Pepo, De la Barra, Rufino, El Gato, Guidú, Gueni, GUS, Giotto, Pepe Gai y Guillo, uno de los que se ha mantenido a lo largo de los años y que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos.

Para esta nueva generación de caricaturistas la tradición humorística no ha cambiado, más bien se ha prolongado a través de los años y se ha empapado de los distintos problemas sociales de cada década. Sin embargo, la evolución va más por el soporte, y en este sentido internet ha jugado un rol fundamental. El medio ha favorecido la aparición de nuevos autores debido a la facilidad para difundir el trabajo. “En un momento se hablaba de falta de espacio en los medios para el humor gráfico político, hoy el dibujante puede hacer su propio medio y su propio editor”, afirma Alen Lauzán.

malaimagen 3

Boletas. Malaimagen

Y las redes sociales son el puente para llegar a una mayor cantidad de personas diversas, la mayoría de estos autores han logrado darse a conocer a través de esas plataformas. Así lo hizo Malaimagen, Christiano Dibujista y Juanelo, quienes aprovecharon un contexto y un espacio virgen para propagar no sólo su trabajo, sino discursos, ideas y críticas.

“Juanelo existe gracias a las redes sociales. Llegó a un diario gracias a ellas y sacó libros gracias a ellas. Internet le ha bajado las barreras de entrada a casi todos los rubros, incluido el humor gráfico, y eso es bueno porque permite que cualquiera con talento tenga una oportunidad y pueda acceder a mucha más gente. La gracia es que ahora la gente elige, no un comité o un editor”, señala el creador de Juanelo.

che-chris copy

Pero no todo es perfección. El mismo Lauzán afirma que es un arma de doble filo donde el autor pasa a ser invisibilizado y desprotegido de su trabajo. Este fue el caso que vivió Christiano Dibujista con el diario Las Últimas Noticias (LUN), quienes publicaron una de sus tiras cómicas como portada. El dibujo fue descontextualizado y utilizado sin permiso, por lo que el autor hizo sentir su molestia a través de las redes sociales, recibiendo el apoyo de los cibernautas.

“Es principalmente una llamada de atención, que tiene que ver con lo gremial y la poca regulación que existe en torno al material gráfico y su uso sin autorización. No me interesa LUN, no quería estar ahí, lo dije. Se viralizó, y entre gente que me apoyó de verdad y otra gran cantidad que detesta a LUN se armó una buena funa. Gracias a eso se contactaron conmigo, dijeron estar dispuestos a pagar”, explica Christiano Dibujista.

“Si esa funa no hubiese existido LUN ni habría pescado, seguir una acción legal más profunda era un esfuerzo grande, a pesar de todo el apoyo judicial extra que yo tuve, pero como dije antes mi trinchera son mis dibujos y el bajo perfil”, agrega el dibujante, dando por superado el incidente.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV