domingo, 29 de noviembre de 2020 Actualizado a las 17:24

Estará el 20 de marzo en el Nescafé de las Artes

Cultura - El Mostrador

Abaji, músico libanés: "estoy seguro que en todas partes un extranjero ha traído condimentos a la música del país al cual llegó"

por 16 marzo, 2018

En el marco de la Semana de la Francofonía 2018, aterriza por primera vez en Chile uno de los más destacados representantes de la denominada world music. También estará en regiones. "World music es una etiqueta que la gente puso a un tipo de música cuya base es la música tradicional o étnica", reflexiona en esta entrevista. "Siempre me interesó la mezcla, porque yo mismo lo soy".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Uno de los máximos representante de la world music, el libanés de origen armenio Abaji (1958), visitará Chile por primera vez, con una presentación en el Nescafé de las Artes y varias en regiones.

La visita del músico, apoyada por el Instituto Francés de Chile, es en el marco de la Semana de la Francofonía, la fiesta de la lengua francesa.

El autor, compositor y multiinstrumentista -exiliado en Francia en 1976- es conocido por fundir en su obra los estilos musicales de Oriente y Occidente.

"Siempre vengo con diferentes instrumentos: un bouzouki (instrumento de cuerda) griego, una guitarra oud (una mezcla de la guitarra española y el oud árabe), un pequeño saz (un tipo de mandolín turco), un kemencheh (un violín de tres cuerdas), clarinetes de bamboo, flautas, pequeña percusión... ¡muchas cosas pueden pasar con todos estos instrumentos! Pero sobre todo me encanta conocer a músicos del país donde hago los conciertos", anticipa.

En esta ocasión contará con la participación del músico y cantante Ismaël Oddó, del grupo Quilapayún.

"Será un momento totalmente nuevo", celebra.

Una mezcla musical

Música oriental, blues y canción francesa, junto con la improvisación y la transformación de instrumentos, al tiempo que el uso del clarinete y las percusiones, del oud al bouzouki hasta las flautas recolectadas a lo largo de sus viajes -una especie de hombre-orquesta-, forman parte del sello del artista, y que combina con maestría junto a su particular estilo para tocar la guitarra sitar con el arco.

Sobre su estilo musical, comenta que "no puedo decir que sea un trabajo, es una expresión que no puede pasar... Siempre tengo música en mi cabeza como una respuesta a algo que sucede en mi vida. De cierta manera, todo tiene una influencia en esta expresión".

"World music es una etiqueta que la gente puso a un tipo de música cuya base es la música tradicional o étnica", reflexiona. "Siempre me interesó la mezcla, porque yo mismo lo soy".

En 1996 Abaji compuso su primer álbum, Paris-Beyrouth, cantado en árabe, francés e inglés. Luego, en el año 2000, lanzó Bédouin’ Blues -en el que se encuentra la canción Gibran, la que el célebre sello discográfico Network Medien integró en la compilación Desert Blues 2- en 2003 Oriental Voyage, en 2005 Nomad Spirit, en 2009 Origine Orients y finalmente en 2016 Route & Roots.

La experiencia de música para films

Asimismo Abaji es también compositor del documental Le temps des otages (2009), de Jean-Charles Deniau, el filme francés-pakistaní Noor (2012), la cinta francesa-belga Vie sauvage (2014), de Cédric Khan, además de participar en la creación de la música de la exitosa comedia gala Díos mío, ¿pero qué hemos hecho? (2014), de Philippe de Chauveron, así como de la película estadounidense Fragmentado (2016), del director M. Night Shyamalan.

¿Cómo ha sido la experiencia de realizar música para películas?

"Componer música para una imagen es una experiencia extraordinaria", comenta. "Intentas ser un actor invisible, o intentas ser el aire que el actor está respirando. Compuse mucha música usada en películas y documentales de todo el mundo. A veces usan mi música en una película sin mi conocimiento, es el trabajo del editor".

Para él, siempre es una sorpresa "maravillosa" escuchar la música de un film "y notar que es tuya". "Así sucedió con Fragmentado.  Tomaron una música que compuse, y la música tiene un papel en la película, no es sólo música de fondo".

La experiencia del exilio

Finalmente, la experiencia del exilio sin duda ha influido en su trabajo musical.

"El exilio fue una oportunidad para mí", dice. "Sí, lo diré de nuevo: fue una oportunidad. Me fui del Líbano cuando tenía 17 años, cualquier cosa puede pasar a esa edad, bueno o malo".

Abajo abandonó Beirut en 1975, cuando empezó la guerra civil que duraría 15 años, "y me sumergí en las posibilidades de París".

"No sólo musicales, también me interesan mucho las artes marciales chinas y la medicina. Una forma para construirme desde adentro antes de entender que la música podía salir de mí".

En ese sentido, considera que la migración puede ser un aporte en la producción musical de un país.

"Es imposible imaginar el jazz francés sin Django Reinhardt, que era un gitano de Bélgica, y sin Stephane Grapelli, de ascendencia italiana. Estoy seguro que en todo país un extranjero ha traído condimentos a la música del país al cual llegó".

Abaji en concierto

Teatro Nescafé de las Artes

Fecha: Martes 20 de marzo.

Horario: 20:00 horas.

Consultas: Al 2236 3333, anexo 109.

Gira por Chile:

La Serena: 23 y 24 de marzo.

Curicó: 28 de marzo.

Isla de Pascua: 1º de abril.

Concepción: 6 de abril.

Valdivia: 10 de abril.

Osorno: 13 abril.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV