jueves, 3 de diciembre de 2020 Actualizado a las 20:41

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Kirsty Lang, periodista de BBC y el uso de RRSS bajo climas de polarización: "Facebook puede diseminar desinformación con impunidad"

por 28 octubre, 2020

Kirsty Lang, periodista de BBC y el uso de RRSS bajo climas de polarización: “Facebook puede diseminar desinformación con impunidad”
Miembro del directorio del British Council, será una de las invitadas del próximo Festival Puerto de Ideas, y estará junto a los académicos Sandra González-Bailón y Daniel Halpern en el panel "El poder de la información en la era del scroll: (Re)pensando las redes sociales en un mundo polarizado", que se realizará el 7 de noviembre. También comentará la capacidad de las redes sociales para influir en los resultados de elecciones, manipular la opinión pública a través de noticias falsas y contribuir a un clima polarizado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La capacidad de las redes sociales para influir en los resultados de elecciones, manipular la opinión pública a través de noticias falsas y contribuir a un clima polarizado, será uno de los temas que abordará la periodista inglesa Kirsty Lang (1962) en su participación en el festival Puerto de Ideas Valparaíso, que se realizará de manera online desde 4 al 9 de noviembre próximos.

Lang estará junto a los académicos Sandra González-Bailón y Daniel Halpern en el panel "El poder de la información en la era del scroll: (Re)pensando las redes sociales en un mundo polarizado", que se realizará el 7 de noviembre a las 10:30 horas en puertodeideas.cl.

Entre otros temas, los especialistas debatirán el gran potencial que las redes sociales además tienen para la colaboración en proyectos multidisciplinarios, en el desarrollo de nuevas ideas e innovación tecnológica y en movimientos sociales y ciudadanos, generando conexiones que de cualquier otra forma hubiese sido mucho más difícil y lento de desarrollar.

¿De qué dependen sus usos? ¿Son las personas o los canales que utilizan los que inciden en estas grandes diferencias? ¿Qué rol tienen la información y los medios de comunicación en estos procesos? En esta conversación, los invitados intentarán responder estas preguntas.

Lang tiene una larga carrera como periodista. Es presentadora de "Front Row", programa de BBC Radio 4 dedicado a las artes y la cultura. Como corresponsal de la BBC y el Sunday Times cubrió Europa del Este y París, reporteando sucesos históricos como la caída del Muro de Berlín, los inicios del conflicto en la antigua Yugoslavia y la muerte de Diana de Gales. Asimismo, fue presentadora de Channel 4.

Es miembro del directorio del British Council y del Premio de Ficción Femenina, uno de los más prestigiosos de Gran Bretaña. Ha sido profesora visitante de la U. de Columbia (EE.UU.) y U. College de Londres. Asimismo, ha colaborado con medios como The Times y The Guardian.

Unidades especializadas

Originalmente Lang iba a venir a Puerto de Ideas el año pasado, pero el evento fue cancelado debido a las protestas. "Esperaba llegar en persona este año, pero llegó la pandemia, lo que es muy triste porque nunca he estado en Chile y me encantaría viajar por el país", explica. Por eso su participación será virtual.

Consultada sobre su participación, responde que los temas serán "la desinformación, las fake news y la polarización, que es uno de los grandes temas hoy en día".

También destaca su membresía de BBC, "que según las encuestas es uno de los medios noticiosos más confiables del mundo".

"La BBC ha hecho varias cosas para combatir la desinformación, las cuales reseñaré en el festival", adelanta.

Entre ellas destaca una unidad especial antidesinformación, dedicada a aclarar noticias falsas en circulación, entre ellas "BBC Trending", que analiza teorías de conspiración, y "Reality Check", que chequea declaraciones de políticos y noticias que son trending topic.

También hay acción en la educación, como la creación de videos que enseñan a chequear la información y que son distribuidos en las escuelas.

"En Finlandia, la alfabetización mediática es parte del currículum, y los estudiantes aprenden cómo identificar noticias falsas, qué información es confiable, etc.", cuenta.

Asimismo, hace un año la BBC creó un sistema de alerta junto a las grandes plataformas tecnológicas –como Google y Facebook– y los principales diarios y medios del mundo.

"Si una noticia que es tendencia es falsa y causa daño en el mundo real –por ejemplo, a vidas humanas o el proceso democrático en elecciones–, se envía una alerta para eliminarla antes que se vuelva viral", detalla.

Un ejemplo fue un tuit con un logo de la BBC de abril pasado, según el cual el Primer Ministro británico Boris Johnson había muerto de COVID.

La BBC emitió la alerta y el mensaje fue bajado. "Si se hubiera permitido su circulación podría haber causado pánico entre la población y los mercados financieros", subraya.

RRSS como fuente noticiosa

En cuanto a la importancia de las redes sociales en la sociedad actual, Lang destaca que hoy –al menos en el Reino Unido– son la principal fuente noticiosa "y esto es muy preocupante".

"Mucha gente, en especial de las generaciones más viejas, creen que si leen algo online debe ser cierto, pero no es así", advierte.

Un ejemplo es lo ocurrido en 2016, cuando el Reino Unido votó sobre su permanencia en la Unión Europea, un tema de enormes implicaciones políticas y económicas futuras.

"Sabemos que la campaña para la salida –que ganó– usó datos recolectados por Facebook para apuntar a ciertos electores. Algunos de los mensajes políticos enviados a estos contenía información que simplemente no era cierta", recuerda.

Una investigación parlamentaria posterior halló rastros de interferencia de Rusia en el plebiscito británico, y Lang señala que hubo algo similar en la elección presidencial estadounidense en 2016.

Por eso, Lang cree que el documental The social dilemma, que actualmente emite Netflix, es de gran, gran interés "y todos deberían verlo".

Se trata de "un híbrido entre documental y drama que ahonda en el negocio de las redes sociales, el poder que ejercen y la adicción que generan en nosotros: su carnada perfecta", según reseña la plataforma de streaming.

"Lo que los hace creíble son los entrevistados. Todos son exaltos miembros del medio que han trabajado en las plataformas Google, Facebook, Twitter, y pueden hablar desde una posición de autoridad. En mi opinión, estas organizaciones no deberían ser tratadas como plataformas, sino como empresas de medios, y reguladas acorde a eso".

"Si la BBC emite información falsa es perseguida, pero Facebook puede diseminar desinformación con impunidad", lamenta.

Aún así, Lang concede que las redes sociales pueden ser útiles para la investigación periodística.

"Facebook puede ser útil para los periodistas que investigan el perfil de alguien o desean entrevistarlo. En mi trabajo realizo muchas entrevistas y perfiles y, por ejemplo, examino el Twitter de alguien para saber más de esa persona. También he usado Twitter y Facebook para contactar personas que quiero entrevistar".

Ella también resalta que las RRSS actúan como un barómetro de la opinión pública "y en ese sentido son muy útiles".

Cómo cambió el periodismo

Con todo, admite que el periodismo ha cambiado mucho en las últimas décadas, en especial con el surgimiento y la masificación de Internet.

"Cuando comencé como periodista, a mediados de los año 80, la senda de la carrera era mucho más clara. Uno empezaba en un diario o una radio local y se labraba el camino hacia los medios nacionales. Era bastante bien pagado y la mayoría de los periodistas jóvenes obtenían una formación decente. Teníamos tiempo para investigar y hacerlo adecuadamente", rememora.

Sin embargo, la llegada de Internet "cambió el periodismo para siempre".

"La gente ya no quiere pagar por las noticias, creen que pueden obtenerlas de manera gratuita. Desafortunadamente, el buen periodismo cuesta tiempo y dinero. Las opiniones no cuestan nada", puntualiza.

Por eso, "la mayoría de los diarios locales han quebrado e incluso los diarios nacionales están faltos de efectivo. La publicidad online no paga tan bien como la publicidad impresa, así que los ingresos son significativamente menores. Es muy difícil para los periodistas jóvenes aspirar a un buen nivel de vida. Los pagos freelance son muy bajos. A los periodistas no les pagan adecuadamente, por lo cual la calidad de las noticias ha bajado".

Y aunque ella se considera afortunada de estar en la BBC, un medio con financiamiento público, dice que incluso eso está bajo amenaza en un mundo crecientemente polarizado.

"Hay miembros de nuestro gobierno actual que preferirían que la BBC fuera privatizada. Les gustaría seguir el modelo de Estados Unidos y dejar que el mercado provea diferentes canales y muchas opiniones diversas, pero en mi opinión eso solo lleva a una mayor polarización, como hemos visto en Estados Unidos, y eso no es bueno para la democracia", concluye.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV