viernes, 22 de octubre de 2021 Actualizado a las 16:10

CULTURA

Cultura - El Mostrador

El libro que desnuda la corrupción, desde la Antigüedad hasta nuestros días

por 7 octubre, 2021

El libro que desnuda la corrupción, desde la Antigüedad hasta nuestros días
A través del relato de distintos casos de corrupción alrededor del mundo, "Los dueños del mundo" (Editorial Planeta) permite comprender las causas de este fenómeno y dimensionar sus consecuencias. "Mientras las mismas élites se mantengan en el poder y dicten las reglas del juego, creo que seguirá habiendo corrupción", afirma el autor José Leandro Urbina.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un libro sobre la corrupción en el mundo, desde la Antigüedad hasta hoy, ha publicado el escritor José Leandro Urbina (Santiago, 1949).

Se trata de "Los dueños del mundo" (Editorial Planeta), donde en 212 páginas repasa los escándalos mediáticos del rey Juan Carlos I de España; el caso de Roberto Calvi, conocido como "el banquero de Dios" por su relación con el Vaticano; y el seductor —y muy farandulero— estilo del ex presidente argentino Carlos Menem, desde la Biblia hasta nuestros días, pasando por Latinoamérica y el mundo, aunque sin ignorar los periodos clásico, medieval y moderno.

"La serpiente seductora convence a Eva de probar el fruto del árbol prohibido y ella se lo da de probar a Adán. ¿Hay en todo esto un acto de corrupción? Es interesante el hecho de que, a poco de andar el mundo, cuando ya la creación había sido completada, se produzca un acto de esta naturaleza. Podríamos afirmar entonces que la co­rrupción nace con la humanidad y provoca su desgracia. En este caso, corrupción significará desobediencia al ser creador y todo­poderoso. El mundo se corrompe cuando cortamos la cadena de mando y nos dejamos seducir por las promesas de un ser inferior y malévolo", apunta el autor en las primeras páginas.

Origen

Urbina es un reconocido académico a nivel internacional, autor de "Las malas juntas", libro traducido a varios idiomas.

Su novela "Cobro revertido" ganó el Premio Mejores Obras Literarias del Consejo Nacional del Libro y la Lectura y fue finalista en el Premio Planeta.

"Me interesaba la mirada histórica y la antigüedad fue mi punto de entrada. Pero pronto me di cuenta que me interesaba más mostrar el escenario contemporáneo en América Latina", comenta el autor sobre el origen de este libro.

"No pude evitar dedicarle una parte a la conquista española-europea, a las instituciones que ellos establecieron y la conducta de las monarquías", explica.

Latinoamérica y su élite gobernante también son parte del relato de Urbina. "Los peces gordos no siempre son exhibidos y las historias que se pueden contar de ellos son dignas de más de una serie de Netflix", afirma.

"La riqueza crea poder y el poder permite aumentar la riqueza sin importar la legalidad de tus acciones. Puedes pisar impunemente la cabeza de tu prójimo. Aquí se articulan por lo menos 5 pecados veniales: avaricia, gula, soberbia, lujuria, y envidia. En distinta medida, estos son motivadores de corrupción", opina el autor.

José Leandro Urbina.

El discurso social

¿Cómo se habla de la corrupción en el discurso social, en la calle, en los diversos medios de comunicación? ¿Cuáles son los sectores de la vida más afectados por ella? A través del relato de distintos casos de corrupción alrededor del mundo, el autor desliza las respuestas a éstas interrogantes, y permite comprender este fenómeno y sus consecuencias.

"Traté de que en el libro quedara claro cuáles son los mecanismos de la corrupción y mostrar a un grupo de personajes especialistas en esa actividad. Los que dicen: 'En mi gobierno vamos a terminar con la corrupción', de seguro que se llevaran parte de patrimonio nacional para la casa", advierte el autor.

"Mientras las mismas élites se mantengan en el poder y dicten las reglas del juego, creo que seguirá habiendo corrupción", concluye el escritor al ser consultado por las posibilidades reales de terminar o frenar esta práctica.

"Siempre se dejan un huequito para meter la mano sin ser castigados, ya sea porque cierto resquicio legal lo permite o porque tienen buenos abogados, buenos amigos y los contactos familiares adecuados", afirma.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV