lunes, 27 de mayo de 2019 Actualizado a las 23:02

OPINIÓN

Autor Imagen

La gran cruzada

por 20 abril, 2019

La gran cruzada
Tagle le ha entregado un sello a la conducción y gobernabilidad sin alejarse de los valores históricos de la casa cruzada, algo que la gran mayoría de las sociedades anónimas en el fútbol chileno no respeta. Por el contrario, el mandamás cruzado y su directorio han valido a figuras del riñón cruzado, entregándoles cargos de importancia en el desarrollo de la identidad y búsqueda de nuevos valores para la rica cantera de católica.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Tras golear en el clásico universitario 188, en San Carlos de Apoquindo se respira un aire de tranquilidad, de esa que se genera cuando se encuentra un camino, no solo futbolístico, también en lo institucional. La goleada de ese día no fue solamente porque el equipo fue absolutamente superior a la Universidad de Chile,  sino también por que uno ve y evidencia que la gran cruzada tiene pilares sólidos.

El primero y más trascendental se relaciona con la política club. Esto no es discurso ni populismo. La Universidad Católica estableció parámetros claros y cuantificables en el ámbito de desarrollar su proyecto institucional, que no solo pasa por el primer equipo. La estructura de Cruzados S.A es funcional y dedicada a las labores. Su presidente, Juan Tagle, es rentado y trabaja para la institución de sol a sombra y a eso hay que agregarle el "plus" que es un hincha de toda la vida del equipo de la franja, un hombre de tablón y viajes por la enseña cruzada.

Tagle le ha entregado un sello a la conducción y gobernabilidad sin alejarse de los valores históricos de la casa cruzada, algo que la gran mayoría de las sociedades anónimas en el fútbol chileno no respeta. Por el contrario, el mandamás cruzado y su directorio han valido a figuras del riñón cruzado, entregándoles cargos de importancia en el desarrollo de la identidad y búsqueda de nuevos valores para la rica cantera de católica.

Es cosa de revisar, pero desde Lasarte en adelante, la UC siempre tuvo seis o siete canteros en su alineación titular, llegando en algunos partidos a contar con 10 jugadores de casa. Eso en el fútbol es el proceso ideal de formación, promoción y consolidación de jugadores. Punto aparte merece el trabajo de captación encabezado por Alfonso Garcés, una eminencia en la detección clínica de esos diamantes que proliferan en las canchas de las distintas comunas populares del gran Santiago, una tarea a la que este hombre ha dedicado su vida.

Otro de los puntos a destacar es la convicción en el proyecto. Claro más de alguno dirá ¡es fácil sostener así cuando se ganan títulos¡ Pero en el caso de la UC, hubo momentos donde la tormenta parecía que arreciaba con todo en el fortín de San Carlos.

Cruzados SADP asumió el control el 2009 y a la fecha, el club logró 7 títulos entre el Torneo Nacional, la Copa Chile y la Supercopa. Cuando Lasarte y Salas no lograron coronar excelentes campañas, el medio se fue con todo hacia el gerente deportivo, José María Buljubasich como gran responsable de esa “desgracia” de los franjeados, sin embargo la convicción y el no ceder ante la presión de las redes sociales, sostuvo el trabajo del exarquero y es uno de los grandes responsables -en muchos ámbitos- del éxito en el plan de los caballeros cruzados.

La importancia y relevancia que se le entrega al trabajo de divisiones menores está a la vista en el plantel. Es uno -sino el mejor- club formador y promocionador de sus jóvenes valores. Esto también por política establecida y donde cada técnico que llega a San Carlos sabe que debe potenciar el activo del propio club. La lista es larguísima, pero fruto de ello son las ventas de Guillermo Maripán, Enzo Andía (hoy Enzo Roco), Stefano Magnasco, Felipe Gutiérrez, Francisco Silva, Nicolás Castillo y Jeison Vargas, solo por nombrar algunos.

Es cosa de revisar, pero desde Lasarte en adelante, la UC siempre tuvo seis o siete canteros en su alineación titular, llegando en algunos partidos a contar con 10 jugadores de casa. Eso en el fútbol es el proceso ideal de formación, promoción y consolidación de jugadores. Punto aparte merece el trabajo de captación encabezado por Alfonso Garcés, una eminencia en la detección clínica de esos diamantes que proliferan en las canchas de las distintas comunas populares del gran Santiago, una tarea a la que este hombre ha dedicado su vida.

Y en la UC están eternamente agradecidos por tenerlo -no hay que olvidar que alguna vez trabajó para un club grande que lo dejó partir-, porque gracias a él hoy cuenta con: Magnasco, Kuscevic, Lobos, Saavedra y Fuenzalida como titulares, más otros nombres que ya van irrumpiendo como Munder, Henríquez, Valencia y Oyanedel.

La UC encontró su camino y por ahora está en la senda correcta. Sin duda que el ámbito internacional es el gran desafío para una institución que, claramente, no maneja el presupuesto que tienen clubes de Argentina, Brasil y Colombia a su haber, pero es ahí nuevamente donde deben aparecer la gestión, el ingenio y el conocimiento para armar una estrategia que le permita llegar lo más arriba posible en el concierto sudamericano.

Por ahora, es una buena señal la que entrega Cruzados SADP en varias direcciones, aprendiendo de los errores y creciendo mucho, sin dejar de lado la tarea gigante que será modernizar su estadio y transformarlo-por que no- en uno de los mejores de Chile y el continente. Lo necesita el club, los hinchas y el fútbol chileno.

Cruzados caballeros que llevan la franja como emblema y que van por derroteros felices, celebrando los 82 años de vida, en un campo de juego que estaba absolutamente demarcado …Por la patria, Dios y la universidad.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV