martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 14:38

MERCADOS

El mercado no le cree al Gobierno: la inquietud que no frena y que llevó al dólar a máximos históricos

por 28 noviembre, 2019

El mercado no le cree al Gobierno: la inquietud que no frena y que llevó al dólar a máximos históricos
Pese a las declaraciones de Hacienda, a que se logró aprobar el Presupuesto y a las medidas del Banco Central, no se pudo aplacar el impacto en la economía de los nuevos hechos de violencia que afectaron a diversas compañías del país. Y el mercado no le creyó al Gobierno de que será capaz de tomar control de la situación. La apuesta es ahora que el país se abra a un déficit fiscal más amplio. "Dicha medida podría impulsar nuevos aumentos en la deuda pública que ya se incrementó al 26% del PIB frente al 5,2% registrado en 2008". Para un dirigente gremial, sin embargo, "la salvación" podría venir de la caja del Fondo de Estabilización Económica y Social, que cuenta con más de US$ 20 mil millones en activos, y de los que se ha anunciado la utilización de solo US$ 2.400 millones. "Que los usen ya de manera más profunda, esto es un terremoto".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Lo que tiene trancada la economía no son las demandas sociales, son los grupos delicuenciales". La frase no fue del ministro del Interior, sino del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, en la portada de El Mercurio el miércoles.

La declaración fue la epifanía de un día donde el mercado le iba exigir explicaciones al Gobierno. El dólar reflejó una incertidumbre que parece no calmar ninguna propuesta de La Moneda. Briones, con poco más de un mes en el cargo, ha sido el encargado de pedirle a la clase política que apruebe la agenda de pensiones, la Teforma Tributaria y que se cuadre con una agenda económica pro desarrollo, de la que, en todo caso, aún no se conocen mayores detalles. Nada parece darles certeza a los inversionistas y empresarios.

El ánimo en el sector privado ayer, nuevamente, decayó. Los inversionistas coinciden en que el informe de Human Rigths Watch conocido el martes fue lapidario. No solo para el país y la administración política, sino también para el empresariado. "Habla de un Gobierno que no puede tomar el control y eso es lapidario para todos los segmentos", apunta un privado.

La urgencia fue más latente cuando el Banco Central anunció que adelantaría su reunión de política monetaria.

"El Banco Central de Chile informa que, de común de acuerdo con la Comisión de Hacienda del Senado, ha resuelto adelantar la presentación del IPoM para el jueves 5 de diciembre, informe que se publicará a las 8:30 horas del mismo día. Lo anterior, en atención a la necesidad de dar a conocer con la prontitud adecuada información actualizada sobre la situación de la economía, sus proyecciones de mediano plazo e implicancias para la política monetaria, dados los eventos sociales y políticos que ha experimentado el país desde mediados de octubre", explicó el ente emisor el martes por la tarde.

Pese a las declaraciones de Hacienda, a que se logró aprobar el presupuesto y a las medidas del Central, no se pudo aplacar el impacto en la economía de los nuevos hechos de violencia que afectaron a diversas compañías del país. Y el mercado no le creyó al Gobierno de que será capaz de tomar control de la situación.

"A más de un mes de iniciadas las movilizaciones, la jornada de este martes 26 de noviembre estuvo marcada por un aumento en los hechos de violencia que afectaron a los supermercados de Walmart Chile, que opera en nuestro país bajos las marcas Líder, Express de Líder, SuperBodega aCuenta y Central Mayorista. El balance registró al menos once nuevos incidentes –entre saqueos, incendios parciales e intentos de intrusión–, afectando directamente la seguridad de nuestros locales, colaboradores y clientes en Santiago y varias ciudades del norte y sur del país. Las últimas cifras de la compañía dan cuenta de más de 1.300 eventos –entre saqueos, resaqueos, incendios y amagos de incendio–, que han afectado a la cadena, lo que ha dejado un saldo de 35 locales quemados; 18 complemente destruidos y un total de 97 supermercados cerrados. Junto con lamentar y condenar estos hechos –que solo en el último mes han puesto en riesgo la fuente laboral de cerca de 5 mil personas– la compañía reitera el llamado a garantizar las mínimas condiciones de seguridad en sus locales para seguir cumpliendo con el rol de abastecer a las familias chilenas", dijo Walmart ayer por la tarde.

El retail ya presentó acciones legales, entre ellas, recursos de protección, solicitando al Gobierno que garantice las condiciones mínimas de seguridad para operar. Las mismas se han replicado entre otros comerciantes que acusan al Estado de no respetar los derechos básicos para desarrollar su actividad.

Las medidas del Central y de Hacienda apuntan a tranquilizar a los mercados, pero la calma no llega.

La apuesta es ahora que el país se abra a un déficit fiscal más amplio. "Dicha medida podría impulsar nuevos aumentos en la deuda pública que ya se incrementó al 26% del PIB frente al 5,2% registrado en 2008. Está en juego no solo la paz social, sino también la reputación de la prudencia fiscal de Chile que le ha valido la calificación de deuda soberana más alta de América Latina, a la par de China e Israel. Si bien el Gobierno cuenta con cierto margen para aumentar el gasto con el fin de evitar más disturbios, el Presidente Sebastián Piñera ha intentado resistir la presión por implementar soluciones populistas y afirmó a los periodistas la semana pasada que no caerá “en la tentación de la demagogia y el populismo y que garantizará que la economía tenga bases sólidas", explicó Bloomberg.

La "salvación" podría venir de la caja del Fondo de Estabilización Económica y Social, que cuenta con más de US$ 20 mil millones en activos, y de los que se ha anunciado la utilización de solo US$ 2.400 millones. "Que los usen ya de manera más profunda, esto es un terremoto", dice un dirigente gremial.

"También hay evidencia de que los impuestos cuentan con un margen para subir. Chile recaudó el 20% del PIB en ingresos fiscales en 2017 frente a un promedio del 34% para los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE. Solo México recauda menos, un 16%. Francia es el país que más recauda, con un 46%.", añadió Bloomberg.

Los empresarios evidencian su preocupación en todo tipo de plataformas.

Con el activismo que lo ha caracterizado las últimas semanas, Andrónico Luksic dijo que "¿cómo se enfrenta de una vez por todas la violencia si tenemos a Carabineros de manos atadas, sin herramientas ni la fuerza para combatirla?! Seguimos con eufemismos y largas declaraciones sobre lo urgente que es la paz, y la clase política no quiere pagar los costos".

El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, ha intentando llamar a la calma y pedir al Gobierno que ponga orden. En Radio Infinita dijo ayer que hay que meterse la mano al bolsillo "hasta que duela". El domingo –en entrevista con La Tercera– el presidente de la Comisión Tributaria del gremio, Christian Blanche, ratificó la preocupación que más cunde en el sector privado. "Cualquier discusión o acuerdo requiere de algo más fundamental: orden público. Si no se restablece, no hay sistema tributario que resista", señaló a Pulso.

La preocupación aborda, no solo el desempleo –que podría llegar a dos dígitos– y al discreto (si no negativo) crecimiento del PIB. También puede golpear el corazón de la actividad económica: el cobre.

"La posición de Codelco como el mayor productor mundial de cobre está cada vez más en riesgo a raíz de las protestas civiles que sacuden a Chile. Codelco planeaba gastar US$20.000 millones durante una década para modernizar sus antiguas minas y evitar una inminente caída de la producción. Pero las protestas que han hecho que millones de personas salgan a las calles para exigir cambios en diversos ámbitos, desde las pensiones y la atención médica hasta la educación, podrían poner en peligro los esfuerzos de la minera estatal para obtener los fondos gubernamentales que necesita", dijo Bloomberg en otro reporte.

Con toda la inquietud, el dólar toco históricos $ 819. Lo anterior implicó que el peso bajó 11% en el último mes.

Y el retail sufrió los embates de la incertidumbre: las acciones de todos los actores del mercado cayeron en la Bolsa y las clasificaciones de tres compañías (Hites, AbcDin e Hites) descendieron.

El mercado quedó a la espera de una intervención más fuerte del Central en el mercado cambiario, aunque hasta ahora nada parece apaciguar el ánimo de los inversionistas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV