martes, 24 de noviembre de 2020 Actualizado a las 20:38

MUNDO

No acaba nunca: Biden saca leve ventaja en Georgia y Pensilvania y sigue el conteo en otros estados clave para definir Presidencia de EE.UU.

por 6 noviembre, 2020

No acaba nunca: Biden saca leve ventaja en Georgia y Pensilvania y sigue el conteo en otros estados clave para definir Presidencia de EE.UU.

Crédito: Reuters

En Georgia hay en juego 16 votos electorales y en Pensilvania 20, que serían suficientes para dar la victoria al demócrata. Biden cuenta ya con 264 delegados en el Colegio Electoral (aunque algunos análisis piden esperar qué ocurre con los 11 de Arizona, que sigue contando), y necesita 270 para proclamarse ganador. En tanto, la campaña de Trump se ha focalizado en una ofensiva judicial para frenar el avance de su rival, y hasta ahora ha interpuesto 6 demandas, una estrategia con la que varios líderes republicanos no están de acuerdo. En tanto, siguen también pendientes los resultados de Carolina del Norte y Nevada, los otros estados que tienen en vilo a EE.UU. [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Voto a voto se sigue definiendo la carrera electoral en Estados Unidos. El candidato demócrata Joe Biden dio la vuelta los resultados provisionales en el estado de Georgia y se puso al frente de su rival, el presidente Donald Trump, que venía encabezando el conteo, en una disputa papeleta a papeleta que tiene en ascuas a Estados Unidos y el mundo.

Los últimos resultados anunciados en medios locales hacia las 4.30 horas (9.30 GMT, 06:30 de Chile) dan a Biden una ventaja sobre Trump de tan sólo 917 votos, una diferencia mínima, pero significativa porque ha ido progresivamente cerrando el margen que le llevaba el gobernante. Hace sólo unas horas, la ventaja de Trump era de 1.267 votos. En Georgia hay en juego 16 votos electorales.

Además, este viernes Biden se adelantó al presidente Donald Trump en el conteo de votos en Pensilvania, otro de los estados clave en esta elección, ya que otorga 20 delegados para el Colegio Electoral.

De acuerdo al conteo de la agencia de noticias Associated Press (AP), Biden tiene el 49,5% de los votos (3.295.315) frente a 49,4% de Trump (3.289.709), con 98% de los votos escrutados.

Biden cuenta ya con 264 delegados en el Colegio Electoral (aunque algunos análisis piden esperar qué ocurre con los 11 de Arizona, que sigue contando), y necesita 270 para proclamarse ganador.

El "fraude" de Trump

Trump, quien el jueves insistió en sus denuncias de que es objeto de un fraude electoral, sin presentar pruebas, tiene 214 compromisarios asegurados en el Colegio Electoral.

Anoche, el presidente ofreció una declaración en la Casa Blanca en la que puso en duda la fiabilidad del sistema electoral y, sin pruebas, volvió a denunciar ser víctima de un fraude.

"Si cuentan los votos legales nosotros ganamos fácilmente, pero si cuentan los votos ilegales pueden intentar robarnos las elecciones", dijo Trump en una acusación contra Biden que ha sido criticada incluso entre miembros de su propio partido

De hecho varios líderes republicanos no están de acuerdo con la estrategia que está emprendiendo el presidente contra el demócrata Joe Biden. Pese a ello, el equipo de abogados de Trump ha emprendido una ofensiva en los tribunales para detener el conteo en algunos estados.

Tensión en Arizona

La disputa se da en varios frentes. En Arizona, la ventaja del aspirante demócrata a la Casa Blanca frente a Trump continuó disminuyendo este jueves. Con aproximadamente el 90 % de los votos escrutados, Biden encabeza la contienda por unos 46.300 votos, una diferencia corta que provoca que Trump y sus seguidores tengan la esperanza de poder firmar una victoria "in extremis" en un estado que aporta 11 delegados al Colegio Electoral.

En este escenario, Maricopa se ha convertido en tendencia en Twitter en varios países, entre ellos Estados Unidos y España. El motivo de que este condado, cuya capital es Phoenix, esté en boca de todos es porque faltan todavía por contar unos 200.000 votos, es decir, casi la totalidad de los que quedan en Arizona, según la última actualización de las autoridades locales.

La presión de los seguidores de Trump, algunos de ellos con armamento de gran calibre, fue de menos a más durante el día, con cánticos sobre la ilegitimidad de las elecciones y la necesidad de repetirlas en caso de que no todos los votos sean contados.

Los otros estados

Por otro lado, en Pensilvania, el exvicepresidente también ha ido cerrando distancias con Trump y actualmente, con el 97 % del escrutinio completo, está a tres décimas porcentuales de distancia.

La ventaja de Trump ahora es de 18.042 votos, cuando horas después del cierre de los colegios electorales, el pasado martes, había llegado a estar en más de medio millón de votos.

Se calcula que en Pensilvania quedan unos 200.000 votos por contabilizar, que en su mayoría corresponden al voto por correo, con lo que se presume que deben recaer en su mayoría en el demócrata.

Las autoridades de Pensilvania han anunciado que planean concluir el escrutinio este viernes.

En las elecciones de 2016, Trump obtuvo los 20 votos electorales de Pensilvania con una diferencia de 40.000 votos sobre su rival demócrata, la ex secretaria de estado Hillary Clinton.

Entre los otros estados pendientes de adjudicar está Nevada, donde Biden cuenta con una diferencia de 11.438 votos, equivalente a nueve décimas de ventaja sobre el gobernante, cuando restan menos de 250.000 votos por contabilizar.

Sin embargo, la mayoría de esos votos pendientes de escrutinio corresponden a Las Vegas y sus suburbios, mayoritariamente demócratas.

Y en Carolina del Norte la ventaja de Trump es de 76.701 votos (1,4 puntos), pero no se espera que el escrutinio concluya hasta la próxima semana, ya que en este estado se seguirán recibiendo votos por correo hasta el día 12.

Las 6 demandas de Trump

La campaña de Trump se ha focalizado en una ofensiva judicial para frenar el avance de su rival, con varias demandas. Todas ellas podrían acabar en manos del Tribunal Supremo, la máxima instancia judicial del país.

Sin haber aportado pruebas, el equipo de Trump aseguró que hubo fraude en el estado clave de Nevada porque se permitió votar a unas 10.000 personas que ya no viven allí y, además, se contabilizaron los sufragios de personas fallecidas.  La Justicia de Nevada todavía no se ha pronunciado.

En Georgia, la campaña de Trump eligió presentar su demanda en el condado de Chatham, donde se encuentra la ciudad de Savannah y que es de tendencia demócrata, por lo que podría beneficiar a Biden.

De nuevo, sin aportar pruebas, la campaña afirmó que en ese condado un observador republicano vio cómo se añadían ilegalmente 53 papeletas emitidas tarde a un montón de votos por correo que llegaron a tiempo. Para ser válidas, las papeletas en Georgia debían llegar antes de las 19:00 horas locales de este martes, día de las elecciones. Sin embargo, un juez de Georgia desestimó este jueves la demanda por falta de pruebas.

En Michigan, la campaña alegó que la secretaria de Estado de Michigan, la demócrata Jocelyn Benson, la máxima autoridad electoral en el estado, estaba permitiendo que se contaran las papeletas que se habían depositado por adelantado sin la supervisión de observadores de ambos partidos.

Por eso, pidieron que se detuviera el escrutinio y que se revisaran aquellas papeletas a las que los observadores republicanos supuestamente no habían tenido acceso. Una magistrada rechazó este jueves la petición de la campaña de Trump.

En Pensilvania, el comando de Trump pidió que se permita a los observadores republicanos situarse a una distancia de menos de 1,8 metros de cualquier mesa donde se esté llevando a cabo el cómputo de votos, para supervisar mejor el proceso. La Corte de la Mancomunidad de Pensilvania falló este jueves a favor de Trump, pero su decisión tiene un impacto limitado, ya que no detiene el escrutinio ni invalida ninguna parte del cómputo.

Por otro lado, la campaña de Trump pidió el miércoles al Tribunal Supremo de EE.UU. que le permita unirse a una demanda que ya presentó el Partido Republicano estatal. Los republicanos de Pensilvania habían pedido a la máxima instancia judicial del país que invalidara el fallo del Tribunal Supremo de Pensilvania que permite que se cuente el voto por correo que llegue como tarde el viernes, siempre y cuando se haya enviado el día de las elecciones.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV