viernes, 17 de septiembre de 2021 Actualizado a las 06:33

OPINIÓN

Autor Imagen

¿Podrá Jorge Sharp replicar “la gran Jon Snow”?

por 23 julio, 2021

¿Podrá Jorge Sharp replicar “la gran Jon Snow”?
Tal como en Juego de Tronos, la posibilidad de que Sharp pueda conquistar una alianza con el diverso mundo de La Lista del Pueblo es un desafío de proporciones. Tras el contundente desempeño en la elección para la Convención Constitucional, la Lista del Pueblo ratificó su intención de disputar los próximas batallas electorales, incluida la presidencial y parlamentaria, sin alianzas con los partidos políticos tradicionales y manteniendo su negativa a constituirse en partido político. Las posiciones al interior de la Lista del Pueblo han sido diversas tras el resultado de las primarias. Si bien reconocen la trayectoria de Sharp y sus acercamientos, algunos convencionales optan por llevar una candidatura presidencial distinta.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Mientras escuchaba a Jorge Sharp llamando al diálogo a la Lista del Pueblo y al heterogéneo mundo independiente en el contexto de la batalla presidencial, recordé un pasaje de la famosa serie de HBO basada en la novela de George R. R. Martin, Juego de Tronos, muy probablemente, el tratado de ciencia política más sugerente que ha creado la cultura de masas occidental en las últimas décadas. Algo así como el nuevo Príncipe de Maquiavelo para el siglo XXI.

Quienes conocen el argumento central de la serie recordaran que Jon Snow, hijo bastardo de una de las principales familias que disputan por la conquista del trono de hierro, decide voluntariamente unirse a la Guardia de la Noche. La Guardia controla y dirige el muro ubicado en el inhóspito límite que divide el “reino de los hombres” con las tierras del norte, en las cuales viven desconocidas bandas nómades reconocidas como “salvajes”, que viven del pillaje y el saqueo.

Al inicio de la quinta temporada, Jon Snow es ungido como líder de la Guardia de la Noche por sus correligionarios. A poco andar, surge un dilema ineludible para el nuevo lord comandante: o jugar un rol importante en las luchas internas de los siete reinos apoyando el bando de uno de los herederos legítimos al trono de hierro, Stannis Baratheon, o atravesar el muro e ir más allá de los límites establecidos para buscar una alianza que permita unificar los diversos clanes que han vivido por milenios en las afueras del “reino de los hombres”. 

Snow, por supuesto, decide lo segundo. Se inserta en lo más profundo del exomundo para arribar a “Hardhome”, epicentro comunitario del “pueblo libre” (así es como el diverso mundo de “salvajes” se autodenominan). El “pueblo libre” no reconoce a ningún rey, ni se arrodilla ante nadie. Allí, Snow negocia con las distintas bandas y clanes. Ofrece protección y tierras para que puedan vivir al sur del muro, a cambio de una alianza que les permita enfrentar nuevas amenazas. Finalmente, Jon consagra la alianza con algunos grupos del “pueblo libre” y emprende la marcha de retorno hacia el sur del muro, esta vez, acompañado de un ejército que le permitirá librar con éxito las batallas venideras.

A falta de un nombre más glorioso, podemos denominar la exitosa estrategia alcanzada por el icónico protagonista de la serie como: “la gran Jon Snow”.

Salvaguardando las distancias que perviven entre las alegóricas representaciones que se encuentran en la zaga de ficción creada por George R. R. Martin y el campo de la política real, donde operan fuerzas mucho más profundas que las meras voluntades individuales e incluso colectivas, es evidente que este pasaje de Juego de Tronos resume buena parte de la estrategia que está intentando llevar a cabo el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, en el contexto de una carrera presidencial desatada.

¿Podrá Jorge Sharp ir más allá de los límites del sistema político y concretizar una alianza con un diverso “pueblo libre” que tiene como principal “clan” a La Lista del Pueblo?

En el contexto del Estallido del 18 de Octubre y particularmente tras la ratificación del “Acuerdo por la paz social y la nueva Constitución” del 15 de noviembre, Jorge Sharp fue una de las principales figuras del Frente Amplio que cuestionó la negociación, tanto así que renunció junto a un grupo de militantes a Convergencia Social, el partido que había fundado junto a Gabriel Boric, sellando de este modo su abrupta salida de dicha coalición. Su posición más “rupturista” le llevó a ubicarse en límite del sistema de partidos tradicional.

Tras su autoexilio frenteamplista, Sharp levantó en agosto del 2020 una agrupación denominada Territorios en Red (TER). Con esta plataforma el exdirigente estudiantil repostuló a la alcaldía de Valparaíso como candidato independiente, donde se impuso cómodamente en las elecciones municipales del 15 y 16 de mayo con un 56% de los votos. TER conquistó tres alcaldías (además de Valparaíso, San Antonio, Villa Alemana y Curanilahue), cuatro concejales, además de la victoria de la ex directora de la Secretaría Comunal de Planificación de la municipalidad de Valparaíso, Tania Madariaga, quien ganó un escaño en la Convención Constitucional integrando la Lista del Pueblo. He aquí el principal vaso comunicante entre la estrategia sharpista y la Lista del Pueblo.

Antes de las elecciones primarias del pasado 18 de julio, Sharp mencionó que no votaría por ninguno de los candidatos de Apruebo Dignidad, visibilizando nuevamente la bifurcación política que había ejecutado tras las negociaciones del 15 de noviembre del 2019. 

Los resultados de las primarias generaron el escenario propicio para que Sharp comenzará a desplegar formalmente su estrategia. Con la derrota del candidato del Partido Comunista, Daniel Jadue, se abría un espacio más amplio para que el diverso mundo situado a la izquierda del PC pudiera elevar una carta presidencial. Y con ello, la posibilidad de que Sharp pueda ejecutar la “gran Jon Snow”.

El 19 de julio, Sharp y sus socios de TER publicaron una carta abierta donde manifestaron la posibilidad de concretizar una alianza con “las luchas populares independientes, como la Lista del Pueblo, los espacios de coordinación de movimientos sociales, Territorios en Red y el amplio conjunto de colectividades locales y alcaldías independientes que se han constituido recientemente, así como también, de forma destacada, las organizaciones de los pueblos originarios, en un espacio común que permita dialogar en torno a los desafíos del momento político actual”.

Tal como en Juego de Tronos, la posibilidad de que Sharp pueda conquistar una alianza con el diverso mundo de La Lista del Pueblo es un desafío de proporciones. Tras el contundente desempeño en la elección para la Convención Constitucional, la Lista del Pueblo ratificó su intención de disputar los próximas batallas electorales, incluida la presidencial y parlamentaria, sin alianzas con los partidos políticos tradicionales y manteniendo su negativa a constituirse en partido político. Las posiciones al interior de la Lista del Pueblo han sido diversas tras el resultado de las primarias. Si bien reconocen la trayectoria de Sharp y sus acercamientos, algunos convencionales optan por llevar una candidatura presidencial distinta.

El plazo final para la inscripción de candidaturas presidenciales es el próximo 23 de agosto. ¿Podrá Jorge Sharp ejecutar la “gran Jon Snow” y conquistar una alianza con la Lista del Pueblo? La respuesta la conoceremos en los próximos días.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV