martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:32

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Profesor chilote es seleccionado entre los 50 mejores del mundo

por 20 marzo, 2020

Profesor chilote es seleccionado entre los 50 mejores del mundo

Créditos: Elige educar

Por cuarta vez en la historia del Global Teacher Prize, un docente chileno entra en la lista de finalistas del premio internacional conocido como el “Nobel de la enseñanza”, iniciativa que en Chile es desarrollada por Elige Educar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En 2019, Paulino Pérez se convirtió en uno de los cinco finalistas del Global Teacher Prize Chile. Ahora, la labor que este profesor chilote realiza en la Escuela Básica Multigrado de Excelencia Repollal de Guaitecas, ha llegado mucho más lejos; la Varkey Foundation, fundación sin ánimo de lucro que organiza el premio conocido como el “Nobel de la enseñanza”, eligió a Paulino como uno de los 50 mejores maestros entre más de 12 mil docentes de todo el mundo.

“Siento una gran satisfacción profesional por estar dentro de los 50 mejores profesores del mundo. Es una meta que jamás busqué. Uno trabaja en contextos difíciles, sin buscar un premio o un reconocimiento. Esta selección la tomo con mucha humildad, pero a la vez con mucha propiedad”, expuso Paulino Pérez al conocer el anuncio desde Guaitecas.

Educación rural

Este docente, que suma más de 11 años dedicado a la educación rural, ha generado grandes cambios en esta escuela que se encuentra en la Región de Aysén. Paulino Pérez llegó a Repollal después de hacer un reemplazo en Chiloé y su primer encuentro con el establecimiento no fue sencillo. Esto, porque había un descuido general de las instalaciones, debido a que faltaba energía, internet, computadores, patio de juegos, comedor y apoyo profesional. A esto se sumaba la insularidad y un contexto con un índice de vulnerabilidad del 100%. Esas dificultades aumentaban las amenazas constantes de cierre del establecimiento.

Pero el profesor no se rindió. Buscó el apoyo del sostenedor y de diversas instituciones públicas y privadas para generar un cambio. Por su gestión, la escuela cuenta hoy con Excelencia Académica y Certificación Ambiental. Ahora, las amenazas de cierre se han mermado por completo y la escuela se ha vuelto una alternativa educativa muy importante para la comunidad. Aunque los estudiantes tienen que viajar 30 kilómetros para estudiar, el ausentismo es menor, la matrícula está completa e incluso existe una lista de estudiantes que esperan poder estudiar allí.

Trabajo junto con organizaciones 

Una de sus iniciativas más destacadas está relacionada con la conservación de las ballenas y los recursos dulceacuícolas. Para ello, Paulino ha trabajado en conjunto con la Fundación Centro Meri, en el Instituto de Investigación de Ecosistemas Melimoyu, un centro científico que impulsa el interés por los ecosistemas marinos, propicia espacios de reflexión orientados a generar conciencia y respeto por la naturaleza, y también, orienta en la comprensión básica sobre la biología de cetáceos.

Junto a la fundación, el profesor y sus estudiantes trabajaron en un primer ciclo de conservación de las ballenas en la puerta norte de la Patagonia, justo donde se encuentra la escuela. Concretamente trabajaron en salas presenciales donde profesionales de la fundación hacían clases dedicadas a la identificación de ballenas, rutas mundiales, peligros permanentes y crecimiento de la población. Gracias a estos espacios, pudieron generar contacto directo con científicos de distintas nacionalidades que viajan por el mundo realizando un trabajo importante con respecto a la conservación a nivel global.

Asimismo, para aprovechar las oportunidades de aprendizaje de su contexto local, Paulino ha implementado otras metodologías innovadoras que vinculan a los niños y niñas con el territorio y su comunidad. Entre ellas encontramos campamentos ecológicos, olimpiadas deportivas, limpieza de playas e incluso, talleres en conjunto con los adultos mayores que rescatan tradiciones culturales de la zona, como cestería con fibra vegetal, teñido de la lana y confección de tejuelas de ciprés.

Por ser una gran agente de cambio en una comunidad tan lejana, Paulino entró en la lista de los 50 y esto significa que eventualmente, podría ser parte de los 10 finalistas que concursan por el premio final de 1 millón de dólares, que entregará la Fundación Varkey en una ceremonia en Londres en octubre de este año.

“En tiempos donde tenemos que buscar nuevas formas de encontrarnos, los maestros dicen presente. Hoy maestros de todo el mundo sostienen su misión de enseñar, pero de manera remota. Ellos nos enseñan nuevas formas de dialogar, representan la alternativa, el puente, la posibilidad de continuar caminando, abriendo un sendero que hasta ayer no existía. Y al mismo tiempo, responden a la urgencia del mañana. Hoy nos toca dar a conocer las historias de estos 50 grandes docentes en un contexto distinto a otros años, pero más que nunca se vuelve crucial apoyar y acompañar a los maestros”, expresó Agustín Porres, director Regional para Latam de Fundación Varkey.

Educar: compromiso e innovación 

El Global Teacher Prize busca destacar el trabajo de un profesor innovador y comprometido que haya tenido impacto en sus estudiantes y en la comunidad donde trabaja. Maggie MacDonnell, la canadiense que trabaja con una comunidad Inuit en el Ártico, Andria Zafirakou, la profesora inglesa que trabaja en Brent (Londres) y Peter Tabichi, el keniata que enseña ciencias en un contexto adverso, son algunos de las docentes que han recibido este importante galardón y que han estado en Chile gracias a gestiones de Elige Educar.

“Como organizadores del Global Teacher Prize Chile, esta nominación de Paulino a nivel global nos llena de orgullo. A través de su labor, también reconocemos a miles de profesoras y profesores en Chile, que día a día están construyendo un país más justo y humano, favoreciendo el aprendizaje y desarrollo integral de sus estudiantes. Profesores como Paulino son un símbolo de esperanza, profesionalismo y trabajo comunitario. Paulino Pérez es un verdadero agente de cambio y con este reconocimiento, se ha convertido en embajador del trabajo de las y los docentes a lo largo y ancho de todo nuestro país”, destacó Joaquín Walker, director ejecutivo de Elige Educar.

Con el reconocimiento entregado a Paulino Pérez, se convierte en el cuarto año que un profesor chileno clasifica en esta primera selección de profesores alrededor del mundo. Eligio Salamanca y Mario Santibáñez estuvieron dentro de los 50 en 2016; Marcela Henríquez en 2017 y Felipe Ramírez en 2018. Este año, Chile apuesta por Paulino Pérez, un profesor que cambió la realidad de una comunidad rural gracias la transformación de una escuela.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV