domingo, 23 de enero de 2022 Actualizado a las 19:22

DEPORTES

Australia mantiene la amenaza de expulsión de Djokovic pese a su liberación

por 11 enero, 2022

Australia mantiene la amenaza de expulsión de Djokovic pese a su liberación

Crédito: Reuters

Una semana después de su llegada a Australia, Djokovic llegó por fin a la pista de tenis después de que el lunes un juez anulara la decisión del Gobierno federal de cancelar su visado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Novak Djokovic se preparó el martes para su intento de ganar su vigésimo primer torneo de tenis en el Abierto de Australia de la próxima semana, entrenando en Melbourne Park, pero todavía se enfrenta a la amenaza de ser expulsado del país.

Una semana después de su llegada a Australia, Djokovic llegó por fin a la pista de tenis después de que el lunes un juez anulara la decisión del Gobierno federal de cancelar su visado.

Sin embargo, el número uno del mundo aún podría ser detenido por el Gobierno federal por segunda vez y deportado. La oficina del ministro de Inmigración, Alex Hawke, dijo que todavía estaba considerando si utilizar su poder discrecional para cancelar el visado de Djokovic.

"En línea con el debido proceso, el ministro Hawke considerará a fondo el asunto", dijo un portavoz, que no quiso hacer más comentarios por razones legales.

Australia tiene una política que prohíbe la entrada a los no ciudadanos o no residentes a menos que estén completamente vacunados de COVID-19. Esta política permite las exenciones por razones médicas, pero el Gobierno argumentó que Djokovic, que no está vacunado, no proporcionó una justificación adecuada para recibir una exención.

El tribunal dictaminó que Djokovic fue tratado injustamente por los funcionarios de las fuerzas fronterizas a su llegada y ordenó que se revirtiera la anulación de su visado. Sin embargo, no abordó si su exención —basada en que Djokovic contrajo el COVID-19 el mes pasado— era válida.

La situación de Djokovic atrajo la atención internacional, creando una disputa entre Canberra y Belgrado y alimentando un acalorado debate sobre las políticas de vacunación obligatoria contra el COVID-19.

La opinión pública de Australia —que tiene a más del 90% de la población adulta vacunada y se enfrenta a una ola de infecciones de ómicron— se ha mostrado mayoritariamente en contra del jugador. Melbourne sufrió el confinamiento más largo del mundo y el estado de Victoria tiene el mayor número de muertes por COVID-19 en Australia.

La oficina del primer ministro Scott Morrison dijo que habló con la primera ministra serbia Ana Brnabic el lunes y le explicó la política fronteriza no discriminatoria de Australia. Los medios de comunicación serbios dijeron que Brnabic hizo hincapié en la importancia de que Djokovic pudiera prepararse para el torneo.

Djokovic, que expresó su gratitud al juez y su determinación de competir en el primer gran torneo del año en un post de Twitter el lunes, no se refirió públicamente a la situación el martes.

Los helicópteros de los medios de comunicación le grabaron practicando en la Rod Laver Arena en medio de las fuertes medidas de seguridad en Melbourne Park. También fue confirmado como primer cabeza de serie para el evento.

La ATP, el organismo que rige el tenis masculino, aplaudió la decisión judicial, afirmando que la disputa era "perjudicial en todos los frentes, incluso para el bienestar de Novak y su preparación para el Abierto de Australia".

Oposición a la vacunación

Djokovic fue detenido por los funcionarios de fronteras cuando aterrizó en el aeropuerto de Melbourne el pasado miércoles por la noche. Su visado fue cancelado porque no presentó las pruebas adecuadas para cumplir los requisitos de entrada, según los funcionarios de fronteras.

Sin embargo, al anular dicha decisión, el juez Anthony Kelly criticó la entrevista que duró horas en el aeropuerto y dijo que al jugador no se le había dado tiempo suficiente para ponerse en contacto con abogados y representantes del tenis para discutir su situación.

El gobierno del estado de Victoria había concedido a Djokovic una exención médica basada en las pruebas de que había contraído el COVID-19 el mes pasado, la segunda vez que se había infectado. El jugador, que desde hace tiempo se opone a la vacunación obligatoria, confirmó durante la entrevista que no estaba vacunado.

Algunos medios de comunicación australianos informaron de que la Fuerza Fronteriza Australiana estaba investigando posibles discrepancias en el formulario de viajero presentado por Djokovic y su paradero en los días anteriores a su llegada a Australia.

En el documento presentado ante el tribunal, Djokovic marcó "no" cuando se le preguntó si había estado en el extranjero en los 14 días anteriores. Sin embargo, las publicaciones en las redes sociales parecían mostrarle en Belgrado el día de Navidad y en España el 31 de diciembre.

La Fuerza Fronteriza Australiana no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. Los abogados de Djokovic, del bufete Hall & Wilcox, declinaron hacer comentarios.

Abierto de Australia

El Abierto de Australia comienza el 17 de enero. Djokovic ha ganado el torneo, uno de los cuatro Grand Slam de tenis, durante los últimos tres años y nueve veces en total.

El español Rafa Nadal, que está empatado en 20 majors con Djokovic y el suizo Roger Federer, calificó de "circo" la tensa preparación del torneo y dijo que se había tomado la "decisión más justa".

Nick Kyrgios dijo que, aunque apoyaba la vacunación, se sentía "avergonzado como atleta australiano, viendo lo que este tipo ha hecho por nosotros y por el deporte".

Sin embargo, la exjugadora estadounidense Pam Shriver advirtió en Twitter que la polémica podría no haber terminado: "Si juega, los abucheos serán ensordecedores".

Keith Moore, residente en Melbourne, declaró a Reuters: "Hemos tenido que pasar por protocolos de vacunación y confinamientos durante mucho tiempo y él llega y hace prácticamente lo que quiere porque es el mejor tenista del mundo".

John Alexander, miembro del Partido Liberal de Morrison y extenista profesional, dijo que una nueva decisión de deportar a Djokovic rebajaría la categoría del Abierto de Australia.

"Antes éramos el primo pobre de los cuatro eventos", dijo. "Tenemos mucho a nuestro favor, pero tenemos que hacerlo con cuidado".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV