lunes, 21 de octubre de 2019 Actualizado a las 11:20

Inmobiliaria

Desafíos de la construcción y vivienda para la tercera edad

por 1 octubre, 2019

Desafíos de la construcción y vivienda para la tercera edad
Con una población mundial que día a día envejece a pasos agigantados, hay grandes desafíos e innovaciones de la industria inmobiliaria para este segmento de la población. Cercanía a servicios y centros de salud, farmacias, espacios comunes con salas de recreación y ocupacionales, son algunos de los amenities enfocados en este público.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Según datos del informe "Perspectivas de la población mundial 2019", elaborado por la ONU, para el 2050 una de cada seis personas en el mundo tendrá más de 65 años (16%), más que la proporción actual de una de cada 11 en este 2019 (9%). P

ara 2050, una de cada cuatro personas que viven en Europa y América del Norte podría tener 65 años o más, y se estima que el número de personas de 80 años o más se triplicará, de 143 millones en 2019 a 426 millones en 2050.

En Chile, en tanto, este veloz movimiento nos transformará en el país más envejecido de Sudamérica, superando al actual líder, Uruguay. Además, figurará entre los 30 países del mundo que más expandieron su tasa en el globo.

La expectativa de vida es un indicador que está en constante alza. Las transformaciones y avances en Ciencia y Medicina tienen como efecto que el segmento de población que pertenece a la Tercera Edad aumente de manera paulatina. Esto necesariamente obliga a realizar transformaciones que permitan atender las necesidades y requerimientos de este segmento, para que puedan disfrutar de su vejez, mantenerse activos y saludables, contribuir a su integración, sociabilización y contar con comodidades en su vivienda.

Diseñando para la tercera edad

La tendencia en el diseño de interiores y arquitectura para la tercera edad está moldeándose e innovando constantemente, pero ya hay ejemplos en países nórdicos como Suecia y Noruega, y también en EE.UU., donde se han planteado soluciones que tienen que ver con la adecuación, cercanía a servicios y centros de salud, materiales durables, fáciles de mantener, y la concepción de espacios comunes mejor pensados para el disfrute de los adultos mayores.

“La adaptación de desarrollos o proyectos inmobiliarios para este grupo está vinculada no exclusivamente a temas de accesibilidad como rampas y espacios amplios, sino más aún con proximidad a centros de atención médica preventiva y de emergencia; a farmacias y parques, tanto por la necesidad de contar con establecimientos donde puedan adquirir medicinas sin recorrer largas distancias, como por la búsqueda de tranquilidad, espacios verdes y árboles. También facilidad de transporte y traslado”, indica Isabel Palma, gerente comercial de Inmobiliaria FG.

En EE.UU., por ejemplo, los urbanismos donde habitan predominantemente adultos mayores cuentan con salas de recreación multiusos, adaptables para juegos de mesa como bridge, ajedrez o backgammon, actividades que son estimulantes para la tercera edad pero que además no causan fatiga. Esto también se combina con eventos especialmente para personas de edad, como talleres de tejido, baile de salón, además de gimnasios enfocados a la kinesiología y terapias de movilidad para mantener activas las articulaciones. El foco deben ser los espacios y la socialización e integración de quienes van a habitarlos.

La seguridad también es una prioridad. “Los pisos deben ser absolutamente antideslizantes, con rieles o barras de sujeción en áreas especiales, como baños y en la ducha. No se recomiendan bañeras, y en los condominios hay también dispositivos de alerta en caso de emergencias, como botones de pánico, timbres de socorro, citófonos en habitaciones, entre otros. En casos más específicos, hay innovaciones que cortan de manera automática el gas o agua en caso de que se perciba que se ha dejado abierto el flujo por error”, precisa Palma.

Más información sobre El Mostrador