viernes, 19 de octubre de 2018 Actualizado a las 00:18

Inminente cesación de pagos del país europeo atemoriza a los mercados

24 siglos después, Grecia nuevamente al borde de la quiebra y gatilla pánico en los mercados

por 25 septiembre, 2011

24 siglos después, Grecia nuevamente al borde de la quiebra y gatilla pánico en los mercados
“Hay una incertidumbre monstruosamente grande y un rango enorme de posibilidades”, dijo David Mackie economista europeo principal de JPMorgan Chase Co. de Londres. “Un desastre macroeconómico podría evitarse pero sólo mediante una acción de política agresiva” de los bancos centrales y los gobiernos, dijo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La primera cesación de pagos soberana en la historia tuvo lugar en el siglo IV a.C. por parte de 10 municipalidades griegas. Hubo un acreedor: el templo de Delos, mítico lugar de nacimiento de Apolo.

Veinticuatro siglos más tarde, Grecia está al borde de la mayor cesación de pagos y los diseñadores de la política están preocupados por las olas de shock globales que puede llegar a generar la insolvencia de un gobierno con 353.000 millones de euros (US$483.000 millones) de deuda -cinco veces más que la cesación de pagos de Argentina por US$95.000 millones en 2011.

“Hay una incertidumbre monstruosamente grande y un rango enorme de posibilidades”, dijo David Mackie economista europeo principal de JPMorgan Chase Co. de Londres. “Un desastre macroeconómico podría evitarse pero sólo mediante una acción de política agresiva” de los bancos centrales y los gobiernos.

Después de dos acuerdos de rescate internacionales, tres años de recesión y votaciones para bajar el presupuesto que casi le costaron el cargo, el primer ministro griego George Papandreou dice que arrojar la toalla ahora sería una “catástrofe”. Las potenciales consecuencias de un quebranto nacional incluyen la quiebra del sistema bancario nacional, una contracción económica aún más marcada y la caída del gobierno.

Las consecuencias podrían repetir los días posteriores a la implosión de Lehman Brothers Holdings Inc. en 2008, cuando los mercados de crédito se congelaron y la economía global se hundió en una recesión, esta vez con la perspectiva de que la eurozona formada por 17 países se astille antes de llegar a la adolescencia. El Fondo Monetario Internacional, cuyas reuniones anuales comienzan hoy en Washington, calcula que la crisis de la deuda ha generado 300.000 millones de euros en riesgo crediticio para los bancos europeos.

Los precios de los seguros de crédito sobre Grecia señalan una probabilidad de incumplimiento de pago de un 90 por ciento. Los inversores pueden esperar pérdidas sobre deuda griega de hasta 100 por ciento, dice Mark Schofield, responsable de estrategia de tasa de interés en Citigroup Inc. de Londres.

“La gente cree, con razón, que la crisis es lo que estamos viviendo ahora: recortes en los salarios, las pensiones y los ingresos, menos perspectivas para los jóvenes”, dijo a los periodistas ayer en Atenas el ministro griego de Finanzas Evangelos Venizelos. “Por desgracia, esto no es la crisis. Esto es un intento, un difícil intento, de protegernos y evitar la crisis. Porque la crisis es Argentina: el colapso total de la economía, las instituciones, el tejido social y la base productiva del país”.

Aunque Grecia reciba su próximo pago de ayuda, que se espera el mes próximo, la cesación de pagos está a la vuelta de la esquina en diciembre cuando venzan 5.230 millones de euros de bonos, dijo Harvinder Sian, estratega sénior de tasa de interés en Royal Bank of Scotland Group Plc.

“Es demasiado tarde para Grecia”, dijo Howard Davies, ex banquero central y regulador financiero del Reino Unido en “Bloomberg Surveillance” con Tom Keene y Ken Prewitt. “La situación griega se está descontrolando y sospecho que Grecia no será capaz de evitar una cesación de pagos sustancial”.

Si la cesación de pagos se limita a Grecia, las repercusiones pueden frenarse, dicen estrategas de Nomura Securities International Inc. como Jens Nordvig de Nueva York, cuyas proyecciones tienen en cuenta una quita del 80 por ciento. Estiman que los bancos de la eurozona perderían apenas un poco más de 63.000 millones de euros en tanto las instituciones alemanas y financieras perderían 9.000 millones de euros y 16.000 millones de euros respectivamente. El BCE afrontaría pérdidas por unos 75.000 millones sobre la deuda griega que compró o recibió como garantía colateral, dicen.

Después de contraerse 10,9 por ciento en 2009 a raíz de la decisión de entrar en cesación de pagos y devaluar, la economía argentina creció ocho años seguidos, superando 8 por ciento en cada año salvo 2008 y 2009. Rusia crecía dos dígitos apenas dos años después de entrar en cesación de pagos sobre US$40.000 millones de deuda local en 1998.

En cambio, al verse solamente ante decisiones difíciles, los funcionarios de la UE tomaron medidas a medias con la esperanza de que la situación de alguna manera se revirtiera, dijo Rodrigo Olivares-Caminal, profesor senior de derecho financiero en la Universidad de Londres.

“Lo que hicieron fue adoptar un enfoque de remiendos”, dijo. “Ahora las cosas están mucho peor. Se vuelve más costosa no sólo en términos económicos sino también sociales para los ciudadanos griegos porque ahora habrá despidos, ahora habrá más impuestos, habrá menos empleos y las cosas empeorarán”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV