lunes, 17 de enero de 2022 Actualizado a las 00:12

La visita de Jorge Rosenblut a ministro Pacheco en medio de polémica por financiamiento a campaña de Bachelet

por 21 abril, 2015

La visita de Jorge Rosenblut a ministro Pacheco en medio de polémica por financiamiento a campaña de Bachelet
Rodeados de una decena de asesores y ejecutivos, el presidente de Enersis y Francisco Starace, presidente de Enel, llegaron por la mañana a las oficinas del titular de Energía.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Mientras la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) presentaba ayer su cuenta pública en una de las torres de Santiago Downtown, algunos pisos más arriba se realizaba una reunión con uno de los personajes al centro de la actual polémica sobre el financiamiento de la política, crisis surgida al alero de la arista SQM del caso Penta.

El presidente de Enersis –ex presidente de Endesa–, Jorge Rosenblut, llegó hacia las 11 de la mañana hasta las oficinas del ministro de Energía, Máximo Pacheco. Con él iba Francesco Starace, presidente de la matriz italiana Enel, y el gerente general del holding, Luca D’Agnese.

El encuentro ocurrió en un momento complicado para Enersis, dado que Rosenblut ha sido identificado como parte clave del equipo recaudador para la campaña presidencial de Michelle Bachelet.

La semana pasada este medio reveló que Rosenblut, junto a Giorgio Martelli, habían diseñado una estrategia recaudadora que habría tenido como meta recaudar US$5 millones, a razón de US$1 millón ($500 millones de la época) por empresa, con un piso de $300 millones.

Lo habría conseguido, de acuerdo a las mismas versiones, porque cinco compañías respondieron afirmativamente, aunque no todas contribuyeron con el tope. Una de ellas, Soquimich. Existe una versión que habla de seis o siete empresas abordadas, pero el resultado es el mismo: cinco estuvieron de acuerdo. Lo que no pudo chequearse es si estos dineros correspondieron a aportes reservados establecidos en la Ley Electoral o no. Este medio intentó hablar con Rosenblut en varias ocasiones, pero no respondió a las llamadas.

Rosenblut reconoció que tuvo una reunión con Patricio Contesse cuando éste era gerente general de SQM y mano derecha del controlador Julio Ponce Lerou, para pedirle financiamiento para la campaña. Aunque la compañía ha reconocido aportes reservados legales a dicha campaña, se han conocido aportes ilegales de al menos US$11 millones en los últimos años, lo que provocó la salida de Contesse del cargo.

Las revelaciones del directivo de Enersis han generado polémica, pues Endesa financió a una fundación vinculada a Michelle Bachelet en 2010 y 2011 y porque, en 2005, Rosenblut fue el recaudador oficial de la campaña de la actual Mandataria.

Por eso no pareció el mejor momento para la asistencia del empresario a la reunión con el ministro más “empresario” del gabinete de Bachelet y cuya cartera es la encargada de regular diversas áreas ligadas al negocio del grupo Enersis.

Ayer, desde el Ministerio de Energía informaron que la reunión fue solicitada el 6 de abril pasado, a través de la Plataforma Ley del Lobby que rige desde hace algunos meses. El contenido de dicha reunión se conocerá recién en los primeros días de mayo.

Desde el Gobierno indicaron que el encuentro fue pedido para presentar a Luca D’Agnese, aunque cercanos a Enersis indicaron que D’agnese ya fue presentado antes a Pacheco.

Con todo, cercanos a Enersis señalaron que la situación de Rosenblut no ha afectado la agenda de los últimos días de la compañía, la cual incluirá el directorio de Enel el próximo miércoles y la junta de accionistas de Enersis y Endesa la próxima semana. Agregan que cada vez que viene Starace a Chile han tenido reuniones con autoridades y que está no fue la excepción.

No todos piensan igual. Otras fuentes creen que la exposición que está teniendo Rosenblut está afectando la reputación de la compañía, la cual ha intentado renovar su imagen ante la comunidad, afectada sobre todo por lo ocurrido con HidroAysén y, más recientemente, con la polémica aprobación de la central Bocamina en la Región del Biobío.

La llegada de Starace a Chile es parte de la presentación que hará el conglomerado, en los próximos días, de la reestructuración del grupo Enel en la región y en Chile.

Mientras dejaba las oficinas de la cartera de Energía, Rosenblut fue inquirido por este medio respecto de su continuidad en la compañía, de si existían investigaciones dentro de la misma por el tema de financiamiento de campañas, así como por eventuales citaciones del Ministerio Público para declarar. El directivo no respondió las consultas, mientras Starace miraba en silencio.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV