sábado, 13 de agosto de 2022 Actualizado a las 03:20

El operador que ganó US$ 1 millón apostando a que el Banco Central seguiría fallando en su misión de contener la inflación

por 9 septiembre, 2015

El operador que ganó US$ 1 millón apostando a que el Banco Central seguiría fallando en su misión de contener la inflación
Trabaja para una de las corredoras grandes del mercado y ayer, cuando el INE reveló que la inflación en agosto saltó muy por encima de lo esperado, celebró “como si hubiese ganado la Copa América”. Y no estuvo solo. Este año las mesas de dinero de los bancos y corredoras han generado millonarias ganancias para su cartera, mientras Rodrigo Vergara y su equipo llevan 17 meses con inflación por sobre el rango meta de 3%. (ACTUALIZADA)
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un poco antes de las 8 de la mañana de ayer martes, había solo dos personas en la mesa de dinero de una de las corredoras más grandes de la plaza local.

El operador a cargo esperaba ansioso que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) publicara las cifras de inflación para agosto. Sus ojos estaban fijos en su terminal Bloomberg. Se había posicionado con diferentes instrumentos financieros, derivados y contratos a futuros (forwards), apostando a que los números estarían muy por encima del consenso, reflejando la visión de los economistas del banco para el cual él trabaja, respecto a que la inflación se iba a disparar en agosto y septiembre.

Unos segundos después de las 8, cuando el INE dijo que la inflación en agosto saltó 0,7% en un mes, alcanzando un nivel anual del 5%, celebró “como si hubiese ganado la Copa América”. Y es que su apuesta de que el Banco Central seguiría fallando en su misión de contener la inflación en agosto le generó una ganancia de US$ 1 millón. El consenso del mercado era un alza del IPC de 0,5% y él “puso fichas” a que la cifra sería mayor. Al mismo tiempo, invirtió en instrumentos financieros que se beneficiarían con el alza en la UF y tasas de interés que generarían una cifra que sorprendiera al alza, como ocurrió.

La escena y la estrategia las describe uno de sus colegas del banco que estaba en la mesa de dinero junto a él al momento de la celebración.

Ambos trabajan para una de las corredoras grandes del mercado y pidieron que no revelaremos el nombre del banco a cambio de explicar la operación en detalle.

Este “trader” no fue, en todo caso, el único en celebrar ayer en Sanhattan. Las mesas de dinero de al menos tres otras corredoras hicieron apuestas similares. Y las han venido efectuando todo este año.

“Se forraron apostando largo a UF y tasas”, revela una fuente conocedora de las posiciones que tenía otra corredora rival y que opera regularmente con su mesa de dinero.

Es un secreto a voces en el mercado que este año los bancos y corredoras han generado millonarias ganancias para su cartera, mientras Rodrigo Vergara y su equipo llevan 17 meses con inflación por sobre el rango meta de 3%. Aunque las contrapartes en las operaciones lamentan pérdidas similares, ya que este tipo de instrumentos son de "suma zero".

Cabe explicar que una inflación de anual de 5% incomoda al Banco Central, ya que supera el techo de su rango de tolerancia del 2 al 4 por ciento.

“Los operadores han estado aprovechándose del Banco Central todo este año. Y en el caso particular de las cifras de inflación de agosto, el ente emisor prácticamente lo adelantó en el IPoM de la semana pasada. Ese día las tasas y los swaps saltaron”, explica el economista jefe de un banco.

El economista explica que su equipo también había hecho el cálculo hace algunas semanas de que la inflación se iba a disparar este mes y en la mesa de dinero de la corredora tomaron posiciones largas de tasas, UF e inflación, las que ayer –explica– “pagaron”.

“Había tomado posiciones apostando a un IPC de 0,7%, mientras el consenso Bloomberg era 0,5%. Con ese antecedente apostaron a que venía más alta y acertaron”, añade como antecedente.

La fuente confirma que ya el lunes que en el mercado había un consenso generalizado de que las cifras de inflación de agosto serían decepcionantes. “Los operadores se pasan los datos e hicieron apuestas muy similares. Con el terminal Bloomberg los bancos y corredoras pueden ver las posiciones que toman sus pares”, detalla.

De acuerdo a Bloomberg, el martes, los swaps a tasas de interés a dos años, que reflejan las expectativas para la tasa de política monetaria, subieron 0,26 puntos porcentuales hasta un máximo en 18 meses de 4,02%. Los swaps están 0,53 puntos porcentuales más altos que un mes antes.

Operadores prevén que Chile implementará más aumentos de la tasa

Justo ayer, antes de que se publicaran las cifras de inflación, Bloomberg informaba en un reportaje que el mercado estaba reduciendo sus estimaciones relativas a cuánto puede crecer la economía sin avivar la inflación, lo cual generaba apuestas a que el Banco Central elevará sus tasas de interés de referencia ya este año.



Bajar la llamada tasa de crecimiento potencial desde un nivel de 4,5 por ciento hasta 3,5 por ciento significa que los diseñadores de la política consideran que la economía tiene menos margen para repuntar de la expansión más baja en años sin impulsar la inflación. El cambio de opinión se produce luego de que los banqueros centrales debatieron el mes pasado, por primera vez en tres años, respecto a elevar las tasas, en tanto la caída en los precios del cobre hace bajar la moneda y la Reserva Federal está más cerca de elevar los costos de endeudamiento estadounidenses.

Bloomberg revela que los costos de endeudamiento de referencia están subiendo en su nivel máximo en más de cuatro años, mientras el rendimiento de los bonos a 10 años atados a la inflación subieron 0,19 puntos porcentuales, hasta 1,58 por ciento, desde que el banco publicó su informe de política monetaria el 1 de septiembre.

Chile ha tenido las tasas de interés ajustadas por inflación más bajas de la región desde septiembre, dado que los diseñadores de la política apostaban a que el crecimiento más flojo moderaría la inflación que supera su meta no superior al 4 por ciento. Las estimaciones más recientes indican que el Banco Central supone ahora que necesita tasas más altas para que eso ocurra.

El BC elevó su pronóstico para la inflación este año desde 3,4 por ciento hasta 4,6 por ciento y para el año próximo desde 3,1 por ciento hasta 3,7 por ciento al reducir la tasa de crecimiento potencial. Los datos publicados este lunes demostraron que Chile crecía a un ritmo anual de 2,5 por ciento en julio, menos de la mitad de la media correspondiente a 2010 hasta 2013. El martes, el instituto de estadísticas dijo que la inflación se aceleró hasta 5 por ciento en agosto, el nivel más alto desde noviembre.

La magnitud de la sorpresa del IPC causó que BanChile Inversiones dijera –en un informe que citó Bloomberg– que “ante el tamaño de la sorpresa, la persistencia que continúa mostrando la inflación (...) y los riesgos que acarrea un mayor traspaso de tipo de cambio a precios, no podemos descartar un potencial desanclaje de expectativas en materia inflacionaria".

En el mercado ahora no descartan que si la encuesta del jueves sobre expectavias refleja un desanclaje de exceptivas, el Banco Central decida subir la TPM en su reunión de octubre.

“La tarea del Banco Central será ahora ver si reacciona a este registro o espera que decante en septiembre/octubre. El mercado probablemente migrará a esperar un alza tan temprano como este mismo mes. Impactos apreciativos sobre el peso en el corto plazo”, señala BBVA en un informe para sus clientes.

Agrega que “el sorpresivo IPC de agosto tendrá relevantes consecuencias sobre los precios de activos. Entre ellas, esperamos nuevas alzas en las tasas de interés de corto plazo en línea con nuevos ajustes en la expectativa de alzas en la TPM por parte del Banco Central que podría migrar hacia este mismo mes”.

Por el lado positivo, en trader de divisas estima que el desplome del peso del último mes se frene. "Se aplazó el alza de tasa en EE.UU. y Banco Central anunció alza de tasa de aquí a fin de año, lo que hizo que el tipo de cambio se desinflara y no volviera a tocar los $700. Eso hace que el instituto emisor no tenga que intervenir el mercado cambiario porque en la medida que suba la tasa eso desincentiva el aumento del dólar”, sostuvo.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV