martes, 19 de marzo de 2019 Actualizado a las 12:49

Plan demócrata para Wall Street afectaría a pequeños inversores

por 15 julio, 2016

Plan demócrata para Wall Street afectaría a pequeños inversores
El partido respalda un impuesto a las transacciones financieras que ponga coto a “la especulación excesiva” y al fast trading que “amenaza a los mercados financieros”. Los pequeños inversores probablemente verían un incremento en el costo de comprar y vender, que nunca ha estado tan bajo. El impuesto, que apunta a los operadores del fast trading, que son los intermediarios dominantes de Wall Street, también podría elevar los costos de negociación al reducir la liquidez si esas firmas se retiran debido a la reducción de los márgenes de beneficio.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Partido Demócrata corteja al progresismo estadounidense al reclamar un impuesto a las operaciones de Wall Street. Si logra su propósito, los mismos pequeños inversores a quienes quiere conquistar podrían sufrir las consecuencias.

El partido respalda un impuesto a las transacciones financieras que ponga coto a “la especulación excesiva” y al fast trading que “amenaza a los mercados financieros”. Los pequeños inversores probablemente verían un incremento en el costo de comprar y vender, que nunca ha estado tan bajo. El impuesto, que apunta a los operadores del fast trading, que son los intermediarios dominantes de Wall Street, también podría elevar los costos de negociación al reducir la liquidez si esas firmas se retiran debido a la reducción de los márgenes de beneficio.

“Los políticos lo piensan como un impuesto a los tipos que causaron la crisis financiera”, dijo Keith Lawson, asesor jurídico del Investment Company Institute, entidad que representa a gerentes de cartera de Estados Unidos con US$17,9 billones en activos y que prestan servicios a más de 90 millones de accionistas. “Es un impuesto a los inversores”.

Hillary Clinton, la posible candidata demócrata a la presidencia, ha respaldado algo más restringido: un impuesto al fast trading que bombardea el mercado con avalanchas de órdenes que nunca se ejecutan. Sin embargo, su mayor competidor durante las primarias Bernie Sanders, reclamó un impuesto a las transacciones financieras más amplio, mencionado en el proyecto de plataforma del partido.

Mercados ‘amenazados’

“Apoyamos un impuesto a las transacciones financieras sobre Wall Street para que ponga límite a la especulación excesiva y al trading de alta frecuencia que amenaza a los mercados financieros”, según el proyecto de la plataforma demócrata que establece los objetivos del partido. Dice además el proyecto: “También reconocemos que en nuestro partido hay espacio para una diversidad de puntos de vista sobre un impuesto más amplio a las transacciones financieras”.

Cualquiera de esas propuestas presiona al partido a debatir si los operadores de alta frecuencia –firmas controladas por sistemas computacionales que reemplazaron a los seres humanos como intermediarios básicos en los mercados– han ayudado o entorpecido el la actividad inversora. El paso al comercio electrónico ha ahorrado dinero a los inversores: cerca de US$900 millones al año durante la década pasada en el mercado bursátil, según datos recopilados por Markit Ltd.

‘Rol crítico’

Tim Buckley, director de inversiones de Vanguard Group, dijo que los impuestos a las transacciones financieras pueden resultar contraproducentes, perturbando una parte natural del ecosistema del mercado. Vanguard, con más de $3 billones en activos, es la puerta de acceso a la inversión para millones de estadounidenses.

“El trading de alta frecuencia juega un rol crítico”, dijo. “Cuando se aplica un impuesto a las transacciones se corre el riesgo de deteriorar la liquidez. Como inversores en fondos comunes confiamos en mantener la liquidez”, agregó. “Una reducción de la liquidez es negativa para los accionistas de fondos”.

La plataforma del Partido Demócrata no especifica la magnitud del impuesto. Peter DeFazio, representante demócrata de Oregón, presentó un proyecto de ley el miércoles que agregaría un pago de 0,03 por ciento a las negociaciones de acciones, bonos y derivados en Estados Unidos. Dijo que desalentaría “el mismo trading financiero especulativo que causó el colapso de Wall Street el 2008 y el ‘Flash Crash’ del 2010”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV