jueves, 21 de marzo de 2019 Actualizado a las 02:00

Bancos y corredoras de Sanhattan atentos al caso

El precedente que podría cambiar el sistema de metas y comisiones en la industria financiera chilena

por 28 julio, 2016

El precedente que podría cambiar el sistema de metas y comisiones en la industria financiera chilena
Se trata de un juicio que afecta a Banco de Chile. El Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago condenó a la entidad a pagar una serie de infracciones cursadas por la Dirección del Trabajo, luego de que las metas y comisiones de sus empleados hayan sido fruto de decisiones gerenciales sin que fueran convenidas con los trabajadores. Mientras hoy el caso lo revisará la Corte de Apelaciones, en Banchile Inversiones votaron huelga.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Banco de Chile está en medio de un proceso de cambios. Salidas de ejecutivos clave en la entidad y en algunas de sus filiales tienen a Eduardo Ebensperger, su gerente general, en plena formación de equipos en una industria altamente competitiva. Pero en paralelo la entidad también enfrenta otras contingencias hasta ahora inadvertidas en el mundo financiero.

Se trata de una serie de multas que aplicó la Dirección del Trabajo en contra del banco por presuntas infracciones al Código Laboral. En general, todas apuntan a un mismo horizonte: las metas y comisiones fijadas para los empleados del banco deben ser siempre convenidas con estos y no responder a una decisión unilateral.

La causa provocó una judicialización que tiene al banco –cuya propiedad es compartida entre Citi y el grupo Luksic– apostando por dejar las sanciones sin efecto o reducirlas a su mínimo legal, asunto que esta jornada debería discutirse en la Corte de Apelaciones.

El monto no es grande para una institución que el año pasado lideró las utilidades de la banca con cerca de $560 mil millones (unos US$ 884 millones de hoy).

Son tres sanciones por un total de 120 UTM ($5,4 millones) por casos en que los contratos de trabajo no estipularían la forma y modalidad de cálculo de determinación de las metas de ventas de seguros de los ejecutivos, cambios al sistema de bonos y aumento de porcentaje en el cumplimiento de estos, todas razones que motivaron la resolución de la Dirección del Trabajo ante la situación de un determinado número de ejecutivos que pertenecen a la banca telefónica, criterio que fue ratificado por el juez Cristián Álvarez, del Segundo Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago.

En su fallo, el juzgado dictaminó que las multas estaban bien cursadas, considerando que en ningún caso se les otorga a los empleados la posibilidad de rechazar las metas fijadas por la empresa.

“Si bien efectivamente las partes están contestes en que las metas son comunicadas por escrito dentro de los tres primeros días hábiles del mes, éstas como sólo tienen un carácter informativo, careciendo de total relevancia si el trabajador está conforme con ellas y si puede rechazar su cumplimiento, y de esta forma, el empleador puede variar el resultado final de la comisión a obtener por las ejecutivas, mediante la modificación discrecional de las metas mensuales sin intervención de los trabajadores, lo que en definitiva, impide al ejecutivo tener certeza jurídica desde el inicio de la relación laboral de cuáles serán las bases reales sobre las que se determinará su remuneración, vulnerando con ello lo dispuesto en el N° 4 del artículo 10 del Código del Trabajo”, dice la sentencia.

Refiriéndose a otra de las multas cursadas, relacionadas con campañas del banco y sus respectivos incentivos, el juez determinó que “la notificación de las metas a cumplir en las mismas solo son notificadas a los trabajadores sin que estos puedan negarse o siquiera debatir los montos a percibir por las ventas a realizar en estas”.

Desde el banco no hicieron mayores comentarios sobre el asunto. Hasta ahora es una causa limitada únicamente en el área de banca telefónica, sin embargo, en la causa el sindicato de Banco de Chile se hizo parte y, de ser ratificada hoy por la Corte de Apelaciones, habría un precedente jurídico que podría motivar causas similares no solo para el resto de empleados del banco, sino para otras entidades financieras.

De hecho, Banchile Inversiones –filial del banco– recientemente se votó a huelga tras no haber alcanzado un acuerdo en el proceso de negociación colectiva, en el cual se criticaba el hecho de que en algunas áreas de ventas se aumentaron hasta en un 30% las metas.

Hasta ahora la huelga no es efectiva. Como expresan desde la compañía, están todavía en la etapa de buenos oficios: “Banchile Inversiones se encuentra en un proceso de negociación colectiva, en el que no se ha logrado acuerdo entre las partes. Los empleados sindicalizados rechazaron la última oferta de la empresa. No obstante, Banchile Inversiones ha solicitado hoy la interposición de los buenos oficios de la Dirección del Trabajo”.

De los 472 trabajadores de la corredora de bolsa y de la administradora de fondos, 369 votaron por ir a la huelga. Una de las mayores razones es que el reparto de utilidades equivale solo al 1,5% de las ganancias de Banchile Inversiones. Por su parte, la compañía ha respaldado su posición por el adverso panorama que ha enfrentado el mercado, con caídas en montos transados e incluso cierres de empresas financieras de menor tamaño.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV