domingo, 8 de diciembre de 2019 Actualizado a las 08:01

MERCADOS

"Vayan a cultivar tomates": Linares se enfrenta al derrumbe de los precios del azúcar tras el cierre de Iansa

por 27 septiembre, 2018

Ricardo Escalona ha cultivado remolacha azucarera en Linares durante 35 años, comenzando con una trama del tamaño de una cancha de fútbol. El año pasado, sus remolachas cubrieron el equivalente a 50 canchas, ​​pero ahora, con los precios del azúcar cayendo, y tras la caída de Iansa en la comuna, le dicen que debería cambiarse a los tomates.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En junio, Empresas Iansa SA, la principal refinería de azúcar de Chile y una unidad de ED & F Man con sede en Londres, cerró la planta de procesamiento que servía a la región de Linares, alegando mayores costos y precios del azúcar que se han reducido a la mitad desde 2016. Ahora , muchas de las 4.000 familias cuyos ingresos dependen de la remolacha tienen problemas financieros y cada vez están más inseguras sobre su futuro.

El gobierno ha aconsejado a los agricultores cambiar su cultivo, cultivar tomates, maíz o árboles frutales. "Pero no sé nada sobre los tomates", dijo el remolachero Ricardo Escalona en una entrevista. "Esto, para mí, es algo que aprender desde cero".

Linares ha sido una ciudad azucarera desde que sus residentes puedan recordar. Literalmente viven y respiran, con vientos de invierno que a menudo traen un dulce olor de las granjas al norte. Hace dos años, el azúcar se vendía por unos 23 centavos la libra. Ahora cuesta alrededor de 11 centavos, socavado por un exceso de oferta global alimentado por cosechas en auge y la guerra contra la obesidad. Algunos países han respondido con apoyo de precios, pero no con Chile, donde los agricultores pueden jactarse de los rendimientos de remolacha azucarera más altos del mundo.

"El gobierno está promoviendo la conversión a otros cultivos, pero este año se pierde", dijo Manuel Alarcón, editor del servicio de noticias Linaresenlinea.cl.

El azúcar en bruto puede extraerse de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera, cuyas raíces tienen una alta concentración de sacarosa química. La diferencia: mientras que la caña, el productor del 80 por ciento del azúcar mundial, requiere que el calor de los trópicos crezca, las remolachas pueden prosperar en las zonas más templadas.

En Linares, con su clima mediterráneo templado y buen riego natural, ofrece condiciones ideales para la remolacha. La cosecha 2015/2016 generó 113 toneladas métricas por hectárea, o alrededor de 19 toneladas más que el segundo lugar en España, según datos de la Organización Internacional del Azúcar. El promedio mundial de rendimiento es de 53 toneladas.

El problema no es producción, es competencia.

Los precios del azúcar alcanzaron recientemente un mínimo de 10 años en medio del exceso mundial y la preocupación de que India, el segundo productor mundial detrás de Brasil, pueda impulsar las exportaciones a medida que se acerca la cosecha y los inventarios se acumulan.

Para compensar esto, Chile podría, bajo la ley vigente, aplicar las denominadas bandas de precios, que pueden resultar en aranceles especiales de importación cuando los precios de los productos básicos como el azúcar caen por debajo de cierto nivel. Pero en la práctica, los acuerdos de libre comercio de Chile con Brasil, Guatemala, Argentina y Colombia significan que el azúcar refinado de esos países se puede importar sin un arancel, lo que ejerce presión sobre las ganancias locales.

Al mismo tiempo, el mayor refinador del país, Empresas Iansa, ha mencionado el nuevo impuesto a las emisiones de Chile como otro argumento en contra de mantener su planta abierta. La compañía apoyará a los agricultores que planean continuar plantando remolachas, con el objetivo de aumentar los rendimientos aún más como una forma de contrarrestar los precios más bajos, dijo por correo electrónico el consejero delegado interino de Iansa, Raimundo Díaz.

Algunos agricultores, asistidos por Iansa, ya están alcanzando rendimientos de casi 200 toneladas por hectárea, escribió Díaz. Y más allá del uso de las remolachas para el azúcar, Chile tiene la opción de exportar subproductos de la remolacha, como la melaza o las cáscaras de remolacha azucarera secas que pueden procesarse como alimento para animales.

Aún así, la planta de Linares permanecerá cerrada, obligando a los agricultores de esa región a entregar sus remolachas para refinar las plantas en otras ciudades, con la sentada más cercana a más de 105 kilómetros (65 millas) más al sur.

"Con estos rendimientos, parece absurdo tener que cerrar la planta", dijo Jorge Guzmán, director de la asociación de remolacheros del país. "Pero Chile es una economía totalmente abierta sin subsidios y sin el apoyo del gobierno".

Guerra contra la obesidad

Chile, al unirse a la guerra mundial contra la obesidad, también está perjudicando a los agricultores de remolacha. En 2016, el gobierno implementó un sistema de etiquetas obligatorias que advierten sobre altos niveles de azúcar, grasas, sal o calorías. Los productores de alimentos dicen que los límites son demasiado estrictos, alejando a las personas de un cultivo cultivado en el país a edulcorantes importados de otros lugares.

El resultado ha sido un retroceso en la industria. La cantidad de tierra dedicada al cultivo de remolacha azucarera se ha reducido a unas 14,000 hectáreas desde hace más de 50,000 años, dijo Guzmán.

Algunos en el sector agroindustrial en Chile tienen poca fe en la supervivencia de la industria de la remolacha azucarera. Ricardo Ariztia, director de la Sociedad Nacional de Agricultura del país, dijo a la radio local Pauta que "no deberíamos pensar en continuar produciendo remolacha azucarera" y que el gobierno debería ayudar a los agricultores a cambiar a otros cultivos.

Guzmán de la asociación de remolacha azucarera no comparte esa opinión. Él está plantando menos hectáreas este año en su propia granja, alrededor de 250 hectáreas desde 380 la temporada anterior, pero dice que ve los precios acercándose a un fondo.

"Incluso con estos precios bajos, los mejores agricultores todavía obtienen rendimientos significativos, por lo que soy algo optimista para el futuro", dijo. "Si somos capaces de mantenernos por uno o dos años a estos precios, entonces la situación será sostenible".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Mon Laferte

Envíada por Pietro Sferrazza T | 7 diciembre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV