miércoles, 21 de agosto de 2019 Actualizado a las 15:20

MERCADOS

“El dumping chino está matando el acero de nuestro país”: parlamentarios oficialistas se cuadran con llamado a proteger la industria nacional

por 12 abril, 2019

“El dumping chino está matando el acero de nuestro país”: parlamentarios oficialistas se cuadran con llamado a proteger la industria nacional
En la antesala de la decisión que debe tomar la Comisión Nacional de Distorsión de Precios (CNDP) respecto al dumping chino en la importación de bolas de acero, un insumo clave de la industria minera, los parlamentarios de la Región del Biobío, de todos los sectores políticos, han redoblado sus llamados al menos a mantener el gravamen de 9% que rige en forma transitoria. Según la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, actualmente al país entra “acero de menor calidad que compite con el nuestro, que es de mucho mejor calidad, y en condiciones que generan una competencia desigual”, y exhortó a acoger el reclamo regional porque “el libre comercio tiene que tener reglas claras e iguales para todos”. Por su parte, el diputado Romero (RN) apeló a que “el Gobierno valore y respalde al acero chileno y que no ocurra lo mismo que pasó con los zapatos que mató a la industria nacional".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En la Región del Biobío están todos los ojos puestos en la decisión que debe tomar la Comisión Nacional de Distorsión de Precios (CNDP) respecto al dumping chino en la importación de bolas de acero, utilizadas para la industria minera. En esto no hay colores políticos, y todos los parlamentarios de la zona –tanto de la oposición como del oficialismo- están alineados en exigir medidas para proteger a la industria local.

Así lo graficó la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe: “La industria acerera en nuestra región es muy importante. No tenemos problemas que entre acero chino, siempre que sea de la misma calidad y en las mismas condiciones que el que se produce en la región. Que el acero sea más barato beneficia a algunos, pero ese beneficio es transitorio porque el acero es de menor calidad”, dijo la senadora a El Mostrador.

En el Biobío advierten que no extender el gravamen transitorio de 9% determinado por la Comisión sería fatal para el sector y tendrá nocivos efectos sobre la fuerza laboral en la región, específicamente en la comuna de Talcahuano.

"El dumping chino está perjudicando y matando el acero de nuestro país. Y hoy CAP en la comuna de Talcahuano está corriendo serios riesgos con lo que está ocurriendo con los bajos precios del acero chino", recalcó a este medio el diputado por la zona,  Leonidas Romero (RN).

La apuesta de los parlamentarios de la región es que la CNDP sopese los antecedentes y acoja el reclamo regional. Según Van Rysselberghe, “esperamos que esta tasa se pueda sostener en el tiempo, ya sea alargando esta medida transitoria o adoptando una medida definitiva, que en el fondo permita a la industria acerera de la región mantenerse competitiva y viva porque es una de las fuentes de empleos y desarrollo importantes de la región”.

Pero Romero va más allá e hizo un llamado a las autoridades centrales, y que "no solamente que la comisión, sino que el Gobierno valore y respalde al acero chileno y que no ocurra lo mismo que pasó con los zapatos que mató a la industria nacional".

De no haber una resolución favorable a los intereses penquistas, Romero advierte a El Mostrador que el panorama pude ser desolador. “Es complejo el tema, porque si esto persiste, el acero chino va a matar la industria nacional. En nuestra zona son miles de personas, tanto en forma directa como indirecta, que van a quedar cesantes y por eso los estamos apoyando”, añade.

“Reglas claras e iguales para todos”

El principal argumento de quienes se oponen a mantener el gravamen, representados tanto por el gobierno chino, la industria minera y Elecmetal –firma ligada al grupo Claro– que también fabrica bolas de molienda, pero lo hace en territorio chino- es que no hay dumping y aplicar tasas a las importaciones de las bolas de acero representa una amenaza a la libre competencia.

Pero esa no es una explicación válida para la senadora Van Rysselberghe. “El libre comercio tiene que tener reglas claras e iguales para todos. Nosotros decimos que no tenemos ningún inconveniente de que ingrese acero de otros país pero en las mismas condiciones y de la misma calidad que el nuestro”, señaló.

A juicio de la parlamentaria, “la normativa permite que entre acero de menor calidad, que compite con el nuestro que es de mucho mejor calidad, y en condiciones que generan una competencia desigual, y eso no solo afecta a la industria de las bolas, sino la industria acerera en general”.

Actores del mercado

El riesgo para la industria local es la pérdida de 3 mil empleos en la Región del Biobío, situación que tiene en estado de alerta a la industria y a los sindicatos de trabajadores. Así lo advierte el gerente general de CAP Acero, Rodrigo Briceño: “Si uno mira en el mundo hoy día, prácticamente no existe un país desarrollado sin industria de acero sana (…) el resto del mundo entiende que el acero sigue siendo una industria central de sus economías, genera una serie de externalidades positivas, por lo tanto, en particular, yo no vería bien que un país pierda una industria de acero que además le ha costado tanto construir”.

El ejecutivo participó junto al gerente general de Moly-Cop Chile, Gustavo Alcázar, en un programa especial entre la Universidad de Concepción y El Mostrador. En la oportunidad, Alcázar enfatizó que “lo que pedimos básicamente es comercio justo, que las reglas del juego sean las reglas de mercado y que no estemos enfrentados permanentemente a una distorsión como la que se aprecia en el producto que viene desde China”.

La empresa Moly-Cop, de capitales norteamericanos fabrica las bolas de molienda en territorio nacional, a partir de las barras de acero que adquiere a CAP. De no ratificarse la tasa de 9% para los productos chinos, el futuro es sombrío para ambas compañías.

Gestiones a todo nivel

Los parlamentarios de la zona han multiplicado sus gestiones para poner en agenda este tema. “Eso lo hemos hablado desde hace ya bastante tiempo, en este gobierno y en el anterior, con el ministerio de Economía respectivos, y hemos ido con los sindicatos de CAP a hacer distintas gestiones”, explica Van Rysselberghe.

Los congresistas también han acompañado las gestiones del sindicato número 1 de de Huachipato, presidido por Héctor Medina, organización que, además se ha reunido con el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg para manifestar su preocupación por los despidos masivos que podría significar la competencia de bajo costo de la industria extranjera.

“Nosotros somos mil trabajadores y 1.200 contratistas. Todos estamos afectados, porque la producción que nosotros le vendemos a Moly-cop es de un 44%, por lo tanto es gravísimo si no se le entrega una sobretasa. Están en juego muchos puestos de trabajo”, señaló Héctor Medina.

Los sindicatos ligados a la actividad entregaron esta semana una carta al ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel, con todos los antecedentes de las gestiones para proteger al acero chileno, una misiva que esperan sea leída por el Presidente Sebastián Piñera.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV