lunes, 1 de marzo de 2021 Actualizado a las 11:00

Draghi se acorrala en un rincón con señal de que el Banco Central Europeo va intervenir en el mercado de deuda

por 30 julio, 2012

Draghi se acorrala en un rincón con señal de que el Banco Central Europeo va intervenir en el mercado de deuda
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, puede haberse acorralado en un rincón.

Los mercados de bonos italianos y españoles aumentaron la semana pasada y los inversionistas celebraban la señal de Draghi de que el BCE está dispuesto a intervenir para reducir los crecientes rendimientos. Ahora tiene que cumplir, ya que de lo contrario generará una profunda decepción en los mercados financieros, dijeron analistas. El riesgo de hacerlo es un enfrentamiento con autoridades clave del consejo del BCE, tales como el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.

“Draghi se verá perjudicado si lo hace y también si no lo hace”, dijo Carsten Brzeski, economista de ING Group en Bruselas. “Se puso en una situación en extremo difícil. Las expectativas son muy altas”.

El BCE se ve presionado a bajar los costos crediticios luego de que tres reducciones de tasas de interés desde noviembre no lograran evitar que los rendimientos de los bonos subieran a niveles récord en España e Italia, lo que amenaza la supervivencia del euro. El banco central, que tiene sede en Fráncfort, archivó su programa de compra de bonos en marzo en un contexto de oposición por parte de miembros del consejo como Weidmann, y algunos economistas dudan de que lo resucite a corto plazo.

“No creo que haya compras de bonos gubernamentales todavía”, dijo Jacques Cailloux, economista jefe para Europa de Nomura International Plc en Londres. “Pero hay otras cosas que pueden hacer y resultarán útiles, tales como reducir el corte de pelo de los bonos soberanos que aceptan como garantía o comprar valores del sector privado”.

Reducciones de tasas

Las autoridades del BCE se reunirán el 2 de agosto. Este mes redujeron la tasa de referencia a un bajo nivel récord de 0,75 por ciento y llevaron la tasa de depósitos a 24 horas a cero.

Desde entonces, la deuda española cayó 3,2 por ciento, la mayor declinación después de Grecia, mientras que los bonos franceses y austríacos tuvieron los mejores retornos de la zona del euro. Los rendimientos de los valores españoles que vencen a dos y 30 años ascendieron por encima del nivel de 7 por ciento que llevó a los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal, antes de caer luego del discurso de Draghi de ayer.

“En la medida en que la magnitud de las primas soberanas afecte el funcionamiento del canal de transmisión de la política monetaria, está en el marco de nuestro mandato”, dijo Draghi en un discurso en la Conferencia Global de Inversión en Londres. “En el marco de su mandato, el BCE está dispuesto a hacer lo que sea necesario para preservar el euro y, créanme, será suficiente”.

“El BCE parece estarse quedando sin munición convencional”, dijo Marius Daheim, un estratega de renta fija de Bayerische Landesbank en Múnich. “Lo que queda es la ‘bazooka’”, dijo, haciendo referencia a intervenciones en gran escala en mercados de bonos con problemas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV