Publicidad

IPSA debería continuar su racha alcista en Febrero a pesar que los resultados corporativos no ayudarán


El IPSA terminó enero con un alza de casi un 6 % y fue una de las bolsas que más rentó. Y las razones no son el buen desempeño de las empresas locales. No, los factores más relevantes son el sólido crecimiento de la demanda y el consumo junto al voraz apetito por riesgo que están demostrando los inversionistas extranjeros, en especial por el mercado chileno.

Un gestor de fondos de una corredora local dice que los inversionistas locales realizaron muchas menos operaciones que de costumbre debido a las vacaciones y fueron los fondos extranjeros los que empujaron el rally. «Ya desde diciembre se notaba su presencia y cada vez tienen más peso», indicó la fuente.

Explica que con el mercado chileno de moda, índices como los ETF, el MSCI Chile y ECH, son los vehículos favoritos de los inversionistas extranjeros para invertir en acciones locales y eso hace que el IPSA cada vez dependa menos de los inversionistas locales.

Y esos factores deberían ser los que continúen impulsando a la bolsa local, ya que los resultados del cuarto trimestre que comenzaron a ser publicados la semana pasada no tendrán mucho para que los inversionistas celebren.

Gabriela Clivio, de Vantrust, estima que las empresas del IPSA registrarán una caída en sus utilidades de un 15 %.

CorpResearch estima que las empresas bajo su cobertura mostrarán nuevamente un deterioro del margen operacional y neto. «En efecto, mientras los ingresos se expandirían 6,7 % anual (la menor tasa en el año), el Ebitda se contraería 4,6 % y la utilidad de los controladores lo haría en 9,9 %.

De esta manera, el margen Ebitda llegaría a 15,9 % en 4T12, una contracción de 190 pb en comparación con 17,7 % en 4T11, mientras que el margen neto retrocedería 140 pb en doce meses hasta 7,6 %», explicaron sus analistas en un informe para sus clientes.

En su análisis, los expertos consideran que «la expansión de los ingresos se sustentaría en el elevado nivel de consumo que ha mostrado la economía durante 2012 y que sería uno de los principales impulsores del crecimiento del producto esperado para el año», pero advierte que «los menores niveles del resultado operacional bruto y de la utilidad estarían dando cuenta, en general, de mayores presiones de costos, los efectos de la sequía que afecta al país los últimos tres años y una apreciación de 6,8 % anual del tipo de cambio (que reduce los resultados expresados en moneda local de las compañías que reportan en dólares y/o que tienen filiales en el exterior)».

La semana pasada las generadoras Endesa y ECL registraron bajas importantes en utilidades y Ebitda. Enersis, matriz de Endesa, también tuvo una caída en su Ebitda, pero logró contener las pérdidas en parte gracias al mejor desempeño que mostró su negocio de distribución eléctrica.

Otros miembros del IPSA que reportaron la semana pasada fueron CCU y Sonda. Sus resultados estuvieron en línea con lo que se esperaba. También tuvimos figuras decepcionantes como Entel, que tras anunciar un cambio en la contabilización de los equipos entregados a clientes bajo contrato, tuvo que reconocer un cargo extra por $ 13.695 millones a nivel de utilidades.

Los bancos también mostraron cifras y estas confirmaron que 2012 fue un año mediocre comparado con años anteriores. Para el cuarto trimestre las utilidades de la banca chilena cayeron y para el año completo bajaron 7,4 %, la rentabilidad promedio bajó a 14,5 y las provisiones se dispararon en casi un 19 %. Si se excluye del resultado de la inversión realizada en Colombia por CorpBanca durante el año, los resultados caen aun más (-8,81 %).

En general, el consenso es que las eléctricas serán las que muestren peores resultados, afectados por una presión en los costos de generación, derivados en parte por la sequía y el consiguiente mayor uso de centrales térmicas, de superior costo, lo que impactó el margen bruto operacional (-620 pb en doce meses).

Analistas también dicen que un factor relevante fue la apreciación del peso respecto del dólar. Esto tendría un efecto negativo en el reconocimiento de los resultados de las filiales en el exterior, como en el caso de Endesa y Enersis.

Las noticias serán mejores en el sector retail que se beneficiaría de un crecimiento de casi un 17 % en las ventas, aunque los márgenes Ebitda probablemente cayeron.

De hecho, Hites, Falabella, Ripley y Cencosud fueron los que ayudaron a la bolsa chilena a ser una de las más rentables del mundo en enero. Los papeles Hites se dispararon 22 %, seguidos por Cencosud, Ripley y Falabella (todos rentaron más de 10 %).

Analistas prevén que este año la bolsa local volverá a correlacionarse con el buen momento económico del país. Hay señales que los inversionistas extranjeros están volviendo con fuerza y hay menos aversión al riesgo entre los cotizantes de las AFP.

Un ejecutivo de un family office local dice que es llamativo ver que en Chile, mientras la economía arde y las ventas aumentan, las utilidades caen.

Publicidad

Tendencias