domingo, 2 de octubre de 2022 Actualizado a las 21:17

Intervención verbal del Banco Central para evitar una burbuja inmobiliaria parece estar teniendo efecto

por 11 abril, 2013

Intervención verbal del Banco Central para evitar una burbuja inmobiliaria parece estar teniendo efecto
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las advertencias que el Banco Central viene haciendo desde fines del 2012 para evitar que se forme una burbuja inmobiliaria están siendo escuchadas por el mercado.

Definitivamente, la banca está mirando con distancia el desarrollo del mercado inmobiliario. La encuesta de créditos del Banco Central publicada ayer confirmó que el sistema financiero está restringiendo los créditos para que inmobiliarias y constructoras desarrollen proyectos y también siguen endureciendo el otorgamiento de créditos a personas.

Pero la encuesta también revela que "se advierte una menor demanda por financiamiento de las empresas constructoras e inmobiliarias. Asimismo, se observan señales de una menor demanda de créditos por parte de los hogares, tanto para fines de consumo como para adquisición de viviendas".

Según el informe del primer trimestre de 2013 que se realiza a ejecutivos de los bancos locales, un 42 % de los bancos consultados admitió que tenía condiciones más restrictivas para la entrega de créditos a inmobiliarias y un 52 % reconoció lo mismo para las constructoras. La cifra confirma una cierta tendencia marcada en los tres trimestres anteriores, pero en forma mucho más dramática.

El documento afirma que "los bancos consultados atribuyeron estas mayores restricciones a una atenuación de las perspectivas sobre el entorno económico del sector inmobiliario, como también a un aumento en el riesgo de crédito de clientes inmobiliarios, implicando un aumento del spread sobre el costo de fondo del banco, mayores requerimientos de garantías y restricciones al porcentaje máximo de los proyectos a financiar".

No solo los bancos se están poniendo más estrictos, sino que las inmobiliarias y constructoras también están siendo más conservadoras. El informe revela que un 31 % de los bancos encuestados reporta un debilitamiento de la demanda de crédito, tanto de empresas inmobiliarias como constructoras. "Para ambos segmentos se destaca un menor dinamismo del respectivo sector, mientras que para empresas de la construcción se destaca una menor actividad o retraso en
el inicio de proyectos de infraestructura pública".

Los bancos también se pusieron más duros con la oferta de créditos de consumo e hipotecarios para la vivienda.

"La mayor restricción en los créditos a personas, se relaciona con la percepción de aumento en el riesgo de no pago de los clientes, siendo esta condición más relevante para los créditos de consumo. Lo anterior se traduce, para ambos segmentos del crédito en spreads más restrictivos y aumentos en los estándares mínimos asociados al credit scoring", explica el informe.

El informa revela que para los créditos hipotecarios los bancos están poniendo mayores exigencias al porcentaje máximo de los créditos complementarios y restricciones al porcentaje del total del ingreso que representa el dividendo.



Un 33 % de los bancos encuestados dijo que la demanda por créditos de consumo se debilitó, aun cuando un 13 % percibe un fortalecimiento de las condiciones de demanda.

En cuanto al financiamiento de empresas, la mayoría de los bancos reportó condiciones de demanda sin cambios.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV