sábado, 2 de julio de 2022 Actualizado a las 09:49

Débil Imacec de agosto genera dudas acerca de si la economía efectivamente ha tocado fondo

por 7 octubre, 2014

Débil Imacec de agosto genera dudas acerca de si la economía efectivamente ha tocado fondo
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A pesar del optimismo del Ministerio de Hacienda y el Banco Central, la verdad es que aún no se ve la luz al final del túnel para la economía.

Ayer, el Banco Central informó que la actividad económica creció un 0,3% en agosto, su peor ritmo de crecimiento desde marzo de 2010 y muy por debajo de lo que anticipaba el mercado.

Las proyecciones de analistas y agentes del mercado fluctuaban entre un 0,5 y un 1,0%, tras haberse registrado en julio un crecimiento de la actividad del 0,9%, por encima de las expectativas.

 Con esa cifra, el crecimiento acumulado de la actividad económica se situó en un 1,8% interanual en el período enero-agosto de este año.

En las débiles cifras incidieron principalmente la caída de la industria manufacturera, de la Minería y del comercio mayorista.

"Caída interanual en la actividad sólo es comparable con el efecto del terremoto de 2010, y caben dudas respecto si este es realmente el piso de la desaceleración o si para los próximos meses veremos mayor persistencia en las débiles cifras de actividad", es el duro análisis del BCI.  Agrega que "las cifras dan cuenta de mayor deterioro en las condiciones de actividad respecto a meses anteriores". 

Para el BBVA "esta cifra tan cercana a cero de crecimiento probablemente continúe dañando los indicadores de confianza y llevando a una marginal corrección a la baja en el crecimiento del PIB 2014 y 2015 en la Encuesta de Expectativas Económicas (EEE)".

El informe concluye que "habrían terminado las sorpresas negativas en actividad con este registro, pero con expectativas muy bajas para la pendiente de recuperación". Y agrega que "no vemos castigos idiosincráticos adicionales sobre el peso y las tasas a plazos medios y largos, a pesar de que aún vemos 50 pb. de recortes por parte del Banco Central que se concretarían en forma no necesariamente consecutiva durante los próximos meses".

Las cifras de agosto forzaron a que el equipo de Banco Penta ajuste "levemente" su proyección de PIB para el 2014 desde 2,2% a 2,1%, "esperando un repunte de la actividad en el tercer trimestre de este año, como consecuencia de una política fiscal más expansiva principalmente".


La economía chilena pasa por una fase de desaceleración desde el año pasado, cuando creció un 4,1% frente a un 5,6% en 2012, y para este año el Banco Central a comienzos de septiembre bajó su previsión de crecimiento del PIB para 2014 hasta un rango de entre un 1,75 y un 2,25%, desde uno anterior de entre un 2,5 y un 3,5%. 

Las apuestas más recientes de organismos oficiales y privados apuntan a un crecimiento del PIB en torno al 2,0% este año, aunque también coinciden en que el último trimestre será mejor que los anteriores y que en 2015 la economía crecerá entre un 3,0 y un 4,0%.



Reacción del gobierno 

La reacción del gobierno a las cifras es que no cambian escenario de 2014.

Así, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, sostuvo que la débil cifra no cambia la proyección de que la economía chilena se expandirá en torno a un 2,0 % este año.



"Las proyecciones de crecimiento de la gran mayoría de los agentes en el mercado con esta cifra, conocidos los datos de los primeros ocho meses del año, es que Chile va a estar creciendo en torno a 2% durante el año 2014 y esto no cambia con respecto de lo que se había estado estimando con anterioridad", afirmó Arenas.



"También esas mismas proyecciones de la gran mayoría dicen que el 2015 va a ser mejor que el 2014. Y aquí justamente el llamado es hacer todo en todas las dimensiones para dinamizar nuestra economía", agregó.

 El ministro de Hacienda sostuvo que las cifras de septiembre deberían mostrar un repunte.

 "Todas las estimaciones que hay en el año 2014 hablan justamente de que vamos a enfrentar mejores cifras a partir de septiembre y en especial a fines de año".



El sentimiento del Banco Central parece ser similar.

"No veo ninguna razón para modificar nuestro pronóstico de crecimiento de entre 3% a 4% para el próximo año", esta fue la reacción de Pablo García a los malos datos del Imacec de agosto.

Agregó que con las expectativas de inflación estables en el objetivo de 3% en el plazo de dos años, ese pronóstico "seguirá siendo el ‘escenario base’ del banco”.

En una entrevista con Bloomberg, el Consejero del Banco Central dijo que se mantiene cómodo con un pronóstico de sólo uno o dos recortes más adicionales de tasa de política monetaria aun después de que las cifras publicadas hoy revelaron que la economía creció por debajo de las expectativas de los analistas en agosto.

"Los datos del Imacec son malos, no se puede negar, pero eso no cambia nuestra visión de mediano plazo", dijo García en una entrevista en Santiago.

El Banco Central ya recortó su tasa de interés el 3 de septiembre pasado, cuando los responsables de la política monetaria, en su informe trimestral, reconocieron que dos o tres reducciones más serían probables.

El banco ha recortado la Tasa de Política Monetaria siete veces en los últimos 12 meses, llevando la tasa a 3,25%.

“Hay espacio para que las tasas bajen aún más", señaló García.

"Sabíamos que el tercer trimestre iba a el más débil en términos de crecimiento, y eso se consideró dentro de nuestras opciones."

El Instituto Nacional de Estadísticas dijo el 30 de septiembre pasado que la producción manufacturera cayó un 4,9% en agosto respecto al año anterior y las ventas minoristas aumentaron un 1,7% durante el mismo período, mientras que la producción minera se estancó.

Recuperación gradual



Desde el Banco Central, incluyendo a García, cortaron su previsión de crecimiento para 2014 por cuarto trimestre consecutivo, desde 2,25% a 1,75%, por debajo de una estimación previa de 3,5% a 2,5%.

La desaceleración del crecimiento llevó al gobierno a anunciar un presupuesto "expansivo" para el próximo año. El gasto se elevará un 9,8% de lo presupuestado para el 2014, liderado por un salto de 27,5% en la inversión.

El plan de gastos ayudará a levantar el crecimiento en alrededor de un 3,6%, de acuerdo a declaraciones del ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

"Es muy difícil pensar que Chile crecerá menos que este año en 2015", dijo García.

"A medida que el escenario global se aclara y el estímulo macro comienza a sentirse, eso debería apoyar una recuperación de la confianza y dar espacio para que la actividad crezca entre un 3% y 4%".

Impacto de la minería

El PIB se expandió un 1,9% en el segundo trimestre de este año, por debajo del 2,4% del primer trimestre y comparado con un 4,1% el año pasado y un 5,4% en 2012.

La desaceleración ha sido liderada por una caída en la inversión en la industria minera.

El banco no espera una fuerte recuperación de la inversión minera, reconoció García.

El Consejero del BC además agregó que "el ciclo de la minería mundial completó una etapa y nuestro pronóstico de expansión para el próximo año es consistente con una recuperación moderada de la demanda”.

La aceleración de la inflación no impedirá nuevos recortes de tipos, ya que las expectativas se mantienen ancladas en un 3% en dos años, dijo García.

Los precios subieron un 4,5% en los 12 meses a agosto, sin cambios respecto al mes anterior y frente al 1,5% en octubre de 2013.

Debilidad del peso

En el acta de la reunión de política monetaria del mes pasado, uno de los directivos advirtió que alimentar las expectativas de recortes de tasas podría socavar el peso y avivar la inflación.

El peso ha caído un 16,6% frente al dólar en los últimos 12 meses, el peor desempeño de divisas de los mercados emergentes después del peso argentino y el rublo ruso.

"Me siento cómodo con un escenario base en el que crecemos más el próximo año y la inflación vuelve a nuestra meta", dijo García.

"Esperamos un repunte en la confianza y la expansión de la actividad económica".

García añade que uno de los principales riesgos sigue siendo el fin del programa de compra de bonos de la Reserva Federal y las perspectivas de mayores tasas de interés en la mayor economía del mundo.

"El riesgo está en que se produce un episodio de turbulencias financieras y tensiones en los mercados emergentes, en el contexto de que hay muchas economías en situaciones más vulnerables", sentenció García.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV