Publicidad
El profe Jaime DEPORTES

El profe Jaime

Pablo Flamm
Por : Pablo Flamm Periodista deportivo
Ver Más

Me gusta el estilo de García para enfrentar el fútbol y liderar a sus jugadores. Tiene esa mezcla casi perfecta de dureza y amabilidad. Sabe y por testimonios de sus jugadores, que tiene ese don para llegar a los futbolistas. 


Jaime García es un técnico auténtico. Y claro, muchos dirían por sus declaraciones o arengas. La última viral en todas las redes, cuando en la definición a penales juntó como siempre a sus jugadores y les dijo:

“Estoy orgullosos de ustedes, de todo lo que entregaron. Escúchenme bien…péguenle con el alma y no pienses huevadas”

Y si bien Ñublense estuvo muy cerca de lograr la hazaña, hay que mirar mucho más allá de este resultado, porque el trabajo de Jaime García es realmente notable.

Llegó a Chillán, con las experiencias de haber dirigido a Santiago Morning y Deportes La Serena. Campañas sin grandes logros, pero que fueron armando al director técnico para el siguiente desafío.

Y claramente con Ñublense, donde llegó el 2019, ha logrado ir plasmando mucho de su crecimiento. García es un tipo sencillo y sin grandes discursos, sin un léxico complicado y lleno de tecnicismos. Lo de él, es piel y corazón. No necesita vestirse de traje. García es un ser auténtico y quienes hemos tenido el placer de poder compartir con él en muchas ocasiones, podemos dar fe de aquello.

Ha ido armando una carrera con esfuerzo y perseverancia. La temporada anterior, demostró junto a sus jugadores que estaban para un escalón más importante y así lo hicieron pelando el título hasta las últimas fechas.

Por eso uno tiende a creer que este proceso en Ñublense ya tiene fecha de caducidad. Han sido cinco temporadas intensas y con más alegrías que tristezas. Algo realmente atípico en nuestro fútbol, donde los directores técnicos, en promedio duran con suerte un año. Lo de Jaime García ha sido casi un récord, junto a Gustavo Huerta de Cobresal.

Me gusta el estilo de García para enfrentar el fútbol y liderar a sus jugadores. Tiene esa mezcla casi perfecta de dureza y amabilidad. Sabe y por testimonios de sus jugadores, que tiene ese don para llegar a los futbolistas.

Está la opción real de pensar que llegó el momento para que el Profe García de un salto en su carrera. Ha hecho el camino correcto y ahora podría tener la chance de seguir creciendo. Seguramente eso ya está en su mente para el 2024.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.
Publicidad

Tendencias