miércoles, 23 de septiembre de 2020 Actualizado a las 21:22

MUNDO

Médicos afirman que no hay rastros de veneno en los análisis de Navalny

por 21 agosto, 2020

DW
Médicos alemanes fueron autorizados a ver al opositor ruso Alexéi Navalni, internado en un hospital en Siberia en estado grave tras haber sido, según sus allegados, víctima de un "envenenamiento".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El hospital siberiano que trata al crítico del Kremlin Alexei Navalny se ha negado a permitir que lo trasladen a otra instalación mejor equipada donde pueda recibir una mejor atención después de una sospecha de envenenamiento, dijo este viernes (21.08.2020) su portavoz.

Navalny está luchando por su vida después de beber té que sus aliados creen que estaba mezclado con veneno. Los médicos que lo tratan, en un hospital en la ciudad siberiana de Omsk, aún no han confirmado ese diagnóstico, pero dijeron que es una de varias versiones que están considerando.

Kira Yarmysh, su portavoz, citó a un médico jefe que dijo el viernes que su estado era inestable y que el hospital consideró que el deseo de sus familiares de trasladarlo a otra instalación era insuficiente para justificar tal acción.

"No hay rastro de veneno" en la sangre 

Por su parte, el médico jefe adjunto de un hospital en Siberia dijo el viernes que los médicos no encontraron rastros de veneno en las pruebas realizadas a Navalny, quien se enfermó mientras volaba de regreso a Moscú desde Siberia. "No se detectaron venenos ni rastros de ellos en los análisis de sangre ni de orina",  dijo el médico, Anatoly Kalinichenko, en una rueda de prensa, citado por la agencia Interfax.

Agregó que "el diagnóstico 'intoxicación' se mantiene en alguna parte del subconsciente", pero subrayó que los médicos consideran que Navalni no fue envenenado.

En la sesión informativa, Kalinichenko dijo que el hospital ya tenía un diagnóstico completo de la condición de Navalny, pero que aún no podía revelarlo.

"La prohibición de transportar a Navalny es un atentado contra su vida"

Una ambulancia aérea alemana con un equipo especializado en el tratamiento de pacientes en coma debía aterrizar en Omsk alrededor de las 0600 GMT, dijo. "La prohibición de transportar a Navalny, que constituye un atentado contra su vida, la están llevando a cabo en este momento médicos y las autoridades engañosas que lo han autorizado", escribió Yarmysh en las redes sociales.

Navalny, un abogado de 44 años y activista anticorrupción, que se encuentra entre los críticos acérrimos del presidente Vladimir Putin, fue hospitalizado en Omsk después de que perdió el conocimiento durante un vuelo y su avión hizo un aterrizaje de emergencia.

No ha habido un diagnóstico oficial

Los médicos dijeron que estaban trabajando para salvarle la vida después de que entró en coma y le pusieron un ventilador en cuidados intensivos. No ha habido un diagnóstico oficial de su condición, pero sus partidarios creen que fue envenenado por sus actividades políticas.

Alemania exige un esclarecimiento 

Por su parte, Berlín exigió un esclarecimiento "completo y transparente" de las circunstancias en torno al ingreso en un hospital de Navalni y, sin querer pronunciarse sobre las sospechas de un posible envenenamiento, aludió al "problemático trato" a los disidentes en Rusia.

En una rueda de prensa ordinaria, el portavoz del Ejecutivo alemán Steffen Seibert, subrayó que la primera prioridad es "poder salvarle la vida" a Navalni, y la otra cuestión es que "hay evidentemente una grave sospecha de envenenamiento que debe ser esclarecida de manera completa y transparente".

Agregó que el Gobierno alemán "observa detenidamente" el trato que reciben no sólo Navalni, sino otros representantes de la oposición, la sociedad civil y la prensa. En ese sentido, subrayó que el caso de la organización no gubernamental liderada por Navalni "es sólo un ejemplo del trato muy problemático que se dispensa a los disidentes en Rusia".

La principal cuestión ahora no es evaluar "acciones o posturas políticas concretas" de Navalni, sino que "un importante político de la oposición ha sido ingresado en un hospital con la sospecha de envenenamiento" –que desde aquí no se pueden evaluar, puntualizo– y que hay que hacerle llegar toda la ayuda médica posible.

DW

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV