miércoles, 14 de noviembre de 2018 Actualizado a las 15:45

También habla de Pinochet y el

Cultura - El Mostrador

Armando Uribe advierte sobre el apocalipsis "apócrifo" de la raza humana

por 10 diciembre, 2006

La teoría sobre el fin del mundo que propone Uribe Arce (Premio Nacional de Literatura 2004) en su más reciente publicación poética es clara y rotunda: ''Por estos días el mundo vive la antesala del final''. Y el único responsable aquí no es ninguna ser superior encolerizado con los humanos, sino que el propio hombre, o por lo menos un puñado de ellos, dice, los más estúpidos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Uno de los escritores y poetas más prolíferos de los últimos años en Chile es sin duda Armando Uribe. Seis son las publicaciones que ya ha sacado al mercado durante el presente año, entre ellas la segunda parte de sus memorias. Pero entre estos trabajos, uno en particular, su más reciente libro, llama especialmente la atención. Su última entrega es un breve texto de 100 páginas, escrito casi en tiempo record, entre el 4 y el 8 de septiembre de 2006.



Una prosa poética cargada de energía hasta el extremo, que aborda un particular punto de vista sobre el fin del mundo. El extermino de la humanidad está pronto a llegar y estos días en el planeta son la antesala de la destrucción definitiva a manos del propio hombre.



"En épocas pasadas, en distintos culturas, se ha representado el fin de los tiempo y del mundo, todo ello atribuido a una catástrofe universal por un mandato de alguna divinidad", señala el poeta en entrevista con El Mostrador.cl, en su departamento de Ismael Vergara, frente al Parque Forestal..



Precisamente es este tema el que aborda en "Apocalipsis Apócrifo", un texto donde Uribe pone de manifiesto cuáles son los peligros a los que se enfrenta la humanidad y que, en la mayoría de los casos, se encuentran, a su juicio, a la vuelta de la esquina.



El anticristo transfigurado no tan solo en una sola persona, sino en muchas, los males de la humanidad llevados a formas y conceptos económicos como neoliberalismo y experimentos científicos que en vez de hacernos una civilización moderna nos pueden llevar a la destrucción, son algunos de los detalles de este camino que la humanidad está pavimentando y que nos llevará directamente -en opinión de Uribe- al ocaso del universo.



"Desde hace más de 60 años, desde 1945 con el lanzamiento de las dos primeras bombas atómicas, la armas de destrucción masiva se han multiplicado y hoy son mucho más poderosas", cuenta Armando Uribe mientras bebe una taza de café y observa de vez en cuando su pipa sobre la mesa, evidenciando una adicción que lo ha acompañado por años.



Pero eso, dice, "no implica la destrucción de los más de 6 mil millones de seres humanos que habitan el mundo por conflagración de los arsenales nucleares de manera intencional, sino por accidente".



La puerta de la destrucción



Pero eso no es todo. Porque el escritor asegura que la "idiotez" de algunos seres humanos será la llave que abrirá la puerta de la destrucción. "En las últimas décadas se han hecho experimentos científicos para producir fenómenos que no se han dado jamás en la naturaleza del planeta Tierra ni en lo que se conoce del cosmos", afirmó con preocupación. "Éstos son los experimentos donde se utilizan partículas ínfimas en lo que se denomina la nanotecnología y que podrían producir una catástrofe".



Un visión particular que encuentra una justificación más que racional en la teoría que el cosmólogo y astrofísico inglés Martín John Rees explica en su libro "Our final Century", un texto que abrió los ojos de Armando Uribe y que se transformó en una musa inspiradora para este trabajo literario que acaba de publicar.



"En ese libro se plantea la tesis de que debido a estos experimentos, que hacen correr los riesgos más grandes a la humanidad, hay un 50% ciento de probabilidades que el siglo XXI sea el último del hombre como consecuencia".



-¿En qué radica este inminente peligro?



-En Estados Unidos existe un acelerador de partículas, una estructura circular de muchos kilómetros ubicados en forma subterránea. El otro se encuentra en Europa, en la frontera entre Francia y Suiza. A éstos se sumará luego otro en Estados Unidos y otro en el norte de Italia.



-¿Qué tan grande puede ser la catástrofe que pueden provocar estas maquinarias científicas?



-Uno de los experimentos programados en estos aceleradores de partículas consiste en tratar de hacer chocar a casi la velocidad de la luz una partícula ínfima de plomo, que es lo más pesado que existe en la naturaleza, con otra de oro.



-¿Cuál sería la consecuencia de este experimento?



-Con ese choque entre partículas, se corre el riesgo de producir un hoyo negro de proporciones que se trague las instalaciones donde esto se produce, pero que también se trague el planeta entero con todos sus habitantes y desaparezca por completo.



De acuerdo a los datos entregados por Martín Rees, ¿existen más experimentos que signifiquen un riesgo para la humanidad?



-Existen al menos 20 experimentos o proyectos de nanotecnología que representan un riesgo para la vida. Todo esto resulta aún más interesante si se observa desde el siguiente punto de vista. En la historia de la humanidad nunca se había producido algo así. Esto es nuevo y se remonta a tan solo unos 60 años, tomando mayor intensidad en las últimas décadas. Por eso estas prácticas representan elementos coyunturales en la existencia de la humanidad.



-¿Con esto quiere decir que nunca antes en la existencia dela humanidad el planeta Tierra estuvo en peligro de esta manera?



-Hay que considerar que son unas pocas personas las que están a cargo de estos proyectos. Mandatarios de potencias mundiales, principalmente de los Estados Unidos, militares, científicos y técnicos. En total se puede pensar que son unos pocos miles de personas en cuyas manos está el que por error, por estupidez o por accidente, se acabe el género humano y el planeta mismo. Eso era inimaginable en toda la historia del siglo XX y ahora este riesgo sí está presente.



-Su argumento parece sacado de algún libro de Julio Verne...



-Sí, pero no se trata de ciencia ficción. El estudio de Martín Rees es un libro muy serio, que está dirigido principalmente a directores de universidades e institutos de investigación. Gracias a los nuevos medios de comunicación, algunas personas científicamente capacitadas, pueden realizar los programas más baratos y sencillos que pueda usted imaginar y que implican muchos riesgos. Para usar una metáfora, podemos comparar a estas personas con la clásica imagen del sabio loco que experimenta en el sótano de su casa. Por eso este libro apunta a informar a los mandatarios e investigadores universitarios para que puedan controlar a tiempo estas prácticas que pueden traer consecuencias fatales.



El o los anticristos



Tales teorías descritas por Martín Rees, llevan a Armando Uribe a imaginar un tiempo pre-apocalítco, donde muchos humanos manifiestan los signos de las condenas que deberán pagar en el infierno o en el purgatorio sus pecados. Dos lugares que para nada, asegura, se asemejan a la descripción que Dante Alighieri hace en el poema épico "La Divina Comedia", escrito entre los años 1304 y 1321 después de Cristo.



Espacios subterráneos y contiguos, donde ángeles y demonios de debaten a muerte y donde el Apocalipsis del nuevo testamento, poco tiene que ver en una descripción que se vale de esta destrucción masiva para realizar una critica descarnada del comportamiento humano en la actualidad y de la lucha de poderes en el mundo. Una lucha donde Estados Unidos tiene mucho que decir y donde varios actores asumen el rol del único "anticristo".



-¿Quiénes son los protagonistas de este Apocalipsis apócrifo que usted describe?



-Esta caminata subterránea después de la muerte, en la mañana del juicio final, por pasadizos y cavernas que representan esta antesala apocalíptica, conduce hacia una ciudad dividida entre el purgatorio y el infierno. En esa caminata hay todo tipo de personas y el libro comienza diciendo cuándo ha reinado en el mundo real el anticristo.



-¿Y quién es el anticristo? ¿George Bush?



-No es una sola persona, sino que el anticristo es una serie de personas que tienen el máximo poder, sobre todo en las últimas décadas desde 1933 cuando Hitler asume el poder en Alemania. Desde entonces reinan en el mundo los anticristos.



-¿A su juicio existe algún anticristo chileno?



-Pero evidentemente. En una parte del libro sostengo: todos los que tienen el poder máximo, que pueden ser reyes, presidentes de la república, dictadores, tiranos, participan en esta condición de "anticristos" en los últimos 70 años. Y en ese sentido también están representados los grandes poderes de las multinacionales, las más grandes empresas que manejan el poder económico en el mundo.



Pinochet y su herencia de vergüenza



-Uno de esos anticristos que usted menciona acaparó la agenda noticiosa esta semana debido a un infarto que sufrió y que lo mantuvo al borde del la muerte...



-Bueno, que no haya muerto ya es cosa de él y del cielo, o del purgatorio o del infierno. Sin embargo considero, como muchos otros, que Pinochet debe seguir viviendo porque desde 1998, cuando fue detenido en Londres, está sujeto a juicios ante tribunales no solo en Chile sino también en otros países.



-¿Sería un error a su juicio que Pinochet muriera sin ser condenado?



-Hace un tiempo publiqué junto a un doctor en filosofía chileno llamado Miguel Vicuña Navarro, un libro titulado "El accidente Pinochet", donde sostengo que va pasar lo mismo que ocurre en el gran libro del siglo XX de Franz Kafka "El Proceso", donde hacia el final del libro señala que tras la muerte de "K" (protagonista de la novela), la vergüenza le sobrevivirá.



-¿Qué quiere decir con esto?



-Que en los últimos años, Pinochet ha estado sujeto a las humillaciones de ser procesado en los juicios más diversos no solo en Chile sino también en el extranjero. Eso sí, sin condenas, porque en el caso chileno el temor a Pinochet ha continuado a pesar de que dejó su poder como gobernante y como comandante en jefe del Ejército. Pese a eso, sigue infundiendo temor hasta el 2006 y por eso ningún juez se ha atrevido a condenar a Pinochet en ninguno de los cuantiosos procesos que hay en su contra en el país.



La negligencia concertacionista ante las mineras



Pero el anticristo de Uribe no solo se traduce en personas de carne y hueso, también en empresas multinacionales que se encargan, dice, de llevar al extranjero cantidades de dinero que permitirían solucionar problemas endémicos de las sociedades más pobres y en desarrollo, como por ejemplo la chilena.



Allí figura la lucha por el cobre y la escasa fiscalización gubernamental durante los gobiernos concertacionistas que Armando Uribe critica y que deja traslucir en algunas frases de "Apocalipsis Apócrifo": multi-transnacionales y empresarios principales portavoces de la única ideología que por vez primera en la historia con toda la prehistoria a cuestas cubre el globo completamente: el neoliberalismo capitalista de mercado desregulado".



Una analogía que en el mundo cuenta con la ambición que provocan metales preciosos y que en el caso de Chile se concentra en un bien más que preciado: el cobre.



"Las empresas extranjeras se han hecho millonarias y han recibido otro tanto con el aumento del precio del cobre en los últimos años. Gran parte de esos capitales se han ido al extranjero. Cantidades que habrían permitido, por ejemplo, con los 16 mil millones de dólares recaudados en 2002, solucionar todos los problemas de educación, de salud y aún de vivienda en Chile.



-Usted acusa a los gobiernos de la Concertación de no fiscalizar la salida de capitales producto de la explotación del cobre. ¿Cómo sustenta aquello?



-Esta situación se ha producido por negligencia, por ser generoso con un apelativo, de los gobiernos que hubo en Chile desde 1990 en adelante, porque bajo el régimen de Pinochet no hubo inversiones en gran minería del cobre del tamaño que hubo en la década del 90. Eso porque las empresas extranjeras consideraban al gobierno de Pinochet inestable.



-¿Hay más culpables en esta situación que usted pueda identificar?



-Esta es una responsabilidad gravísima de quienes han gobernado. Pero hay otros actores que también gobiernan en Chile, como por ejemplo toda la oposición y el empresariado nacional, que a mi juicio tienen tanto o más poder que todo el mundo político chileno. Ellos también son responsables.





Artículos relacionados:


Premio Nacional de Literatura Armando Uribe en Feria del Libro (04/11/2006)



Armando Uribe presentará dos creaciones este sábado en feria del libro (03/11/2006)



Francia entrega distinciones a poeta Armando Uribe y a editor de LOM (09/08/2005)




Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV