domingo, 4 de diciembre de 2022 Actualizado a las 19:14

Autor Imagen

Niños y tecnología: ¿Cómo utilizar estas herramientas en pos del aprendizaje?

por 15 diciembre, 2015

"El desafío de los papás es hacer invisible la tecnología para sus hijos, lograr establecer la tecnología como el medio y no el fin".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No es raro que en las familias se produzca más de una discusión entre padres e hijos debido al uso que los niños le dan a teléfonos móviles, tablets o computadores. Mientras los papás esperan que ellos cumplan con los deberes del colegio, sobre todo ahora que está finalizando el año escolar, los niños parecieran no poder despegarse de estos aparatos.

Sin embargo, no podemos negar la llegada de la tecnología a nuestras vidas y los más jóvenes son parte de una generación que está siempre “conectada”. Aquí la idea no es ponerse en contra del uso de la tecnología, sino que lograr una armonía de cara al aprendizaje.

Un adecuado uso de las tecnologías puede ser muy provechoso para que los niños asimilen mejor las materias, donde las nuevas plataformas también sirvan de punto de unión con sus padres, pero lo primero es que los papás conozcan y se empapen de estas nuevas herramientas y sepan cómo manejarlas, para que ellos puedan enseñar a sus hijos cómo emplearlas de una forma positiva y explicarles el peligro real que pueden encontrar en ellas.

Lo segundo es considerar el tipo de contenidos y tiempo de uso de la tecnología que manejan los menores, ya que lo que es propio de un niño de 14 no lo es para un niño de 7 años. De acuerdo a un estudio desarrollado por la Asociación Japonesa de Pediatría, los niños entre 6 a 18 años no deberían emplear gadgets –en sus diferentes tipos- por más de dos horas diarias.

Mi consejo es volver la tecnología en un punto de encuentro lúdico entre papás e hijos, para que los niños descubran que la tecnología se puede usar para compartir, disfrutando un video juego en familia, surfeando por internet para descubrir cómo son los Himalaya o, simplemente, escuchar una canción, manteniendo al mismo tiempo la relación cara a cara entre las partes, evitando una dependencia y abusar del uso de dispositivos.

En Europa y Estados Unidos hay casos muy exitosos en relación al uso de tecnologías en el aprendizaje, donde diferentes tipos de niños, incluso algunos con necesidades educativas especiales como el autismo, han podido desarrollar una mejor relación con su entorno gracias a la tecnología y la posibilidad que ésta les entrega de ser protagonistas de su historia.

El desafío de los papás es hacer invisible la tecnología para sus hijos, lograr establecer la tecnología como el medio y no el fin. Dicho de otras manera, que el niño no se distraiga del proceso de aprendizaje por emplear un teléfono inteligente, tablet o computador, porque son sus herramientas de experimentación del presente, lo que nos lleva al punto de conocer la tecnología y sus usos primero. Se que no es una tarea que se haga de la noche a la mañana, pero es fundamental, sobre todo en la era google.

Si los padres logran desarrollar de dos a tres acciones de interacción digital con los niños durante la semana, van bien encaminados, ya que estos pasos luego son asimilados como acciones cotidianas por los niños, lo que significa que se genera un lazo digital. Por otro lado, de la mano con esto, este tipo de acciones pueden ser recompensadas por los padres a los niños entregándoles la posibilidad de escoger una nueva actividad digital para realizar en conjunto, acción que puede ser desarrollada al siguiente hito de conectividad.

Las tecnologías son herramientas que nos facilitan el día a día, y que son un gran aliado para generar mejores expriencias de aprendizaje, el desafío está en cómo las manejamos.

Síguenos en El Mostrador Google News

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV