jueves, 18 de agosto de 2022 Actualizado a las 13:31

A propósito del aborto y la opinión de Eda Cleary

por Joaquín Ossandón Busch, Antropólogo Social 6 abril, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

Eda Cleary, en su columna del día de ayer, intenta construir una argumentación que sustente una suerte de perfil psicológico del sujeto pro-vida. La tesis central es que dicho perfil sería de carácter autoritario, puesto que no sería empático con la situación de la mujer violada. Llama la atención que la misma línea argumentativa bajo la que defiende su postura puede ser utilizada para criticarla. Me explico: bajo el supuesto de que el niño o niña por nacer es sujeto de derechos, su columna tiene un carácter plenamente autoritario, pues opera en base a un principio ideológico (el niño/a por nacer no es sujeto de derechos) que es incuestionable. En ese sentido, sería perfectamente aplicable a su columna su propio fragmento: “Esto les permite actuar con indiferencia y frialdad frente a la evidencia empírica de cualquier problema social que no responde a esta dinámica intolerante y al mismo tiempo les resulta fácil la exclusión de cualquier duda en su discurso. El análisis integral de un problema es ajeno a la mente autoritaria”.

Cabe preguntarse (insisto, desde la perspectiva pro-vida): ¿Tiene ella dudas respecto a su argumentación? ¿No trata con indiferencia y frialdad una evidencia empírica de un problema social que no responde a su dinámica intolerante? Al parecer, lo único que cambió fue el punto de vista.

Al final, caricaturas de este tipo simplemente permiten evidenciar ideologías contrapuestas, pero están lejos de ayudar a resolver el problema del aborto. Humildemente propongo avanzar hacia discusiones más honestas, libres de muñecos de paja y generalizaciones destinadas a pisotear el argumento de cualquier opinión divergente. Es necesario reconocer que en el tema del aborto (como en casi todos los problemas de una sociedad que busca ser más democrática) hay visiones diferentes a la propia, pero que no por ello quienes las defienden son monstruos desalmados. Al final, es incongruente alardear de la posesión de pensamiento crítico cuando ni siquiera se es capaz de reconocer la propia ideología.

Joaquín Ossandón Busch
Antropólogo Social



Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV