martes, 22 de octubre de 2019 Actualizado a las 13:30

Autor Imagen

AFP informando tarde

por 3 febrero, 2017

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con asombro veo un gran despliegue publicitario por parte de las AFP tendientes a informar mejor a sus clientes sobre el funcionamiento y beneficios del sistema.

Hoy abundan los ¿sabías qué?, los “queremos informarte”, u otros mensajes de similares características, que pretenden llegar al trabajador más desinformado, para que, en esta oleada de críticas al sistema, tenga más información a su alcance.

Personalmente y de manera más dirigida, he recibido una mayor cantidad de mails sobre cómo están invertidos mis fondos y donde puedo consultar para saber sobre mis saldos.

En columnas anteriores, una de las críticas que personalmente le he hecho a la gestión del sistema de AFP, ha sido la mala información que las administradoras le entregaban a los usuarios, para que estos puedan tomar decisiones informadas sobre sus ahorros y para que también puedan valorar el sistema chileno.

No critico la actual forma de la campaña comunicacional para informar a los clientes, lo que critico fuertemente es lo fuera de plazo en la que se implementó, de manera reactiva y no proactiva

No critico la actual forma de la campaña comunicacional para informar a los clientes, lo que critico fuertemente es lo fuera de plazo en la que se implementó, de manera reactiva y no proactiva.

En comunicaciones la oportunidad de la información es lo más importante y a medida que hay más competencia la presión es más fuerte, un mensaje fuera de plazo pierde fuerza y creo que esta campaña tiene a lo menos 20 años de retraso en su ejecución, y estoy siendo generoso en el tiempo asignado.

Las campañas publicitarias históricas de las administradoras giraron en la captación de clientes, ya que existe una fuerte competencia entre las compañías, pero nula competencia sobre el sistema como un todo, ya que la mayoría de los trabajadores no tienen otra opción más que ahorrar en las AFP, lo que provocó esta mortal inercia informativa, la cual hoy ante una mayor presión ciudadana cobra fuera.

Muchos de los problemas y críticas que actualmente enfrenta el sistema se hubieran evitado si los clientes estuvieran debidamente informados sobre cómo operan la AFP, pero como dice el refrán, “más vale tarde que nunca”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV