martes, 15 de octubre de 2019 Actualizado a las 14:28

Agenda Inclusiva

Presentado por:

Opinión

Autor Imagen

Adultos Mayores: ¿Estorbos o la cura de nuestros males?

por 16 septiembre, 2017

Adultos Mayores: ¿Estorbos o la cura de nuestros males?
Chile es un país que dentro de poco se convertirá en una nación con población predominantemente adulta mayor. Según el INE de aquí al año 2025 los adultos mayores representarán aproximadamente el 25% de la población, o sea 1 de cada 4 habitantes en nuestro país será adulto mayor. Todo esto se ha ido consolidando gracias a que las condiciones y calidad de vida en nuestro país han aumentado, lo que ha provocado un aumento en la esperanza de vida de nuestra población.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ahora bien, ¿estamos preparados para que el adulto mayor predomine en nuestra sociedad? La respuesta es sencilla, no. ¿Por qué? Simple, veamos nuestro alrededor: La infraestructura en nuestro país es deficiente en términos de integración a nuestros adultos mayores.
Nuestro sistema de salud tampoco está preparado para ellos, miremos como los servicios de urgencias se repletan de adultos mayores en invierno a causa de problemas respiratorios o en el verano, con golpes de calor. En fin, nada está preparado para la cantidad actual de adultos mayores en nuestro país, que más nos quedará de aquí al 2025, estamos en una carrera contra reloj y debemos adecuarnos a la realidad de nuestra población.
Pero, si no estamos preparados en términos de infraestructura y de servicios, ¿Qué nos quedará como sociedad? Hoy el Adulto Mayor es fuente de múltiples atropellos: Es mal tratado, ignorado, subestimado y abusado. Nuestra sociedad no tiene compasión con ellos, son vistos en menos, como una molestia, un estorbo. Hoy, en una sociedad narcisista e individualista, con mayor razón son dejados de lado, como ciudadanos de tercera clase. Súmele a eso, de que en la sociedad actual, todo se realiza a través de la tecnología, de las redes sociales.
El Adulto Mayor hoy en día es subestimado, se dice que no puede trabajar, que debe quedarse en la casa “descansando” ¿Sabía usted que los adultos mayores aumentan el proceso de degeneración de su organismo y de su mente cuando son jubilados y no tienen nada que hacer?, las empresas no los contratan porque son un cacho para ellas, las aseguradoras tampoco los consideran porque son un pésimo negocio. Antes, los delincuentes tenían un código, nunca se debía tocar a una embarazada ni a un adulto mayor, hoy ellos son lo más vulnerables a la delincuencia, y así, suma y sigue.
¿Para cuándo se acuerdan del Adulto Mayor? Cuando deben cuidar nietos, salvar económicamente a los hijos cuando no son capaces de cubrir deudas, o simplemente, para cuando se muera. Sí, para cuando se muera y entregue la herencia para que los hijos se den la vida del oso o para renovar el auto por uno cero kilómetro. Y cuando no sirve, para el asilo, para el hogar de Cristo o lo que es más triste aún, para la calle.

 

 

Ese desprecio que hacemos como sociedad es el signo más latente de lo vacía que está nuestra sociedad, porque se olvida de que en los adultos mayores descansa algo que todos nosotros carecemos: experiencia y sabiduría. La principal diferencia entre ellos y nosotros, es que ellos fueron criados en una sociedad en donde lo que se rompía se podía arreglar de una u otra forma, no en una sociedad desechable como la de hoy, en donde si se rompe algo se renueva o se cambia. ¿No me cree? Recuerde a su abuela/o, él siempre quería arreglar las cosas que se rompían en casa.
¿Saben por qué las sociedades orientales son tan ricas en cultura, sabiduría y prosperidad? Porque los adultos mayores siempre fueron objeto de respeto y de admiración, su experiencia sumada a la energía de los jóvenes pueden construir sociedades fraternas e íntegras. Hoy, analicémonos como sociedad, como individuos: Mañana seremos Adultos Mayores, ¿te gustaría vivir lo que viven ellos actualmente? Seguramente no, por lo tanto, luchemos por una mejor calidad de vida para ellos, por mejor infraestructura, por mejor integración social, luchemos para que sean respetados y admirados.
Construyamos una sociedad inclusiva para ellos, con simples gestos como por ejemplo, tratando bien a tus padres para que tus hijos te vean, enseñándole a tus hijos (el día de mañana ellos serán los adultos y usted el adulto mayor) la importancia y el valor que ellos aportan a nuestra sociedad. Finalmente, no olvide que sus hijos aprenden y siguen conductas, si ellos ven una sociedad que abusa y que menosprecia al adulto mayor, si usted no hace algo, imagínese lo que a usted le espera.
Chile es una mesa para todos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

La bala

Envíada por Claudio Jiménez Rojas | 14 octubre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV