martes, 29 de noviembre de 2022 Actualizado a las 20:40

Autor Imagen

Fin a la promesa del estadio de la "U"

por 30 septiembre, 2017

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 10 de diciembre de 2014, a través de un hecho esencial comunicado a la Superintendencia de Valores y Seguros, Azul Azul S.A informó que “con fecha 30 de septiembre de 2014, se suscribió un contrato de opción de compraventa sobre un terreno en la Comuna de La Pintana (…) de aproximadamente UF 112.000; el plazo de ejercicio de la opción es de 3 años.” Es decir, cuando Universidad de Chile salga al campo de Santa Laura para enfrentar a Unión Española, este sábado, terminará la última promesa concreta del estadio de la “U”, pues finalizará el convenio para adquirir dicho terreno.

Los tres presidentes que ha tenido Azul Azul se han caracterizado por generar ilusiones respecto a una cancha para la “U”, partiendo por Federico Valdés, quien el 2009 anunció que “mi sueño es construir un estadio dentro de cinco años.

El plazo que nos hemos puesto para tenerlo es en 2014.” Cuatro años más tarde, fue su sucesor José Yuraszeck quien diría “para el estadio ya tenemos ahorrados unos 10 millones de dólares.” Finalmente, lo del actual presidente Carlos Heller fue mucho más bombástico, pues además de una mediática conferencia de prensa con el rector de la Casa de Bello, para el complejo en Laguna Carén, señalaría que “Dejaré la presidencia con un estadio para el Club”.

Azul Azul ha cometido una gran irresponsabilidad respecto al manejo comunicacional del tema del estadio de la “U”, pues ha jugado con la ilusión más noble que tiene todo ser humano: el sueño de la casa propia.

Dado que el tiempo pasa y no se ve ningún avance sobre el proyecto, desde la concesionaria se ha argumentado que ninguna comuna de Santiago quiere un estadio para la “U”. Sin embargo, varios equipos han seguido construyendo sus escenarios en las principales ciudades del mundo, lo que convierte la tesis de la dirigencia azul en algo inverosímil: Corinthians concretó su recinto el 2014 en Sao Paulo; Peñarol el año pasado en Montevideo, tras menos de dos años de obras; el Atlético de Madrid hace unos días inauguró otro campo en la capital española; y Estudiantes de La Plata tendrá su nueva cancha el año entrante.

Azul Azul ha cometido una gran irresponsabilidad respecto al manejo comunicacional del tema del estadio de la “U”, pues ha jugado con la ilusión más noble que tiene todo ser humano: el sueño de la casa propia. Es hora que Carlos Heller termine con la nebulosa respecto a este tema y de información verídica sobre qué pasó con la opción de compraventa en La Pintana.

Si el proyecto del coliseo para el cuadro universitario fracasó, es momento de un acto de humildad, de pedir disculpas y por qué no, dar un paso al costado para que gente realmente capacitada se encargue de concretar un sueño que no debe dormirse nunca.

Síguenos en El Mostrador Google News

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV