miércoles, 28 de octubre de 2020 Actualizado a las 17:21

El amor en los tiempos de coronavirus

por Jack R Warman 21 abril, 2020

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

La enfermedad, la muerte, dificultades económicas: Estas son unas de las consecuencias visibles de la pandemia que está afectando a gran parte del mundo. Pero la pandemia presenta otra problema menos visible pero igualmente palpable. Amenaza nuestras relaciones con aquellos que amamos, ya sean amigos, familiares, o parejas románticas.
Según Santo Tomás de Aquino, el filósofo y teólogo italiano, el amor, sea el amor que se goza por amigos, familiares, o parejas románticas, consiste en dos deseos: Primero, el deseo del bienestar del amado, y segundo, el deseo de unión, o sea cercanía, con el amado.

Queremos que nuestros seres queridos sean felices, que tengan éxito, y que estén saludables, pero su felicidad, su éxito, y sobre todo, su salud, están bajo amenaza. Por lo tanto, nuestro amor se ve debilitado, no porque nos preocupamos menos por ellos, sino porque somos más conscientes que nunca de la fragilidad de su bienestar. Para salvaguardar su bienestar, un consejo muy importante es lo siguente: que siempre se mantenga una distancia segura entre nosotros y los demás, incluyendo a nuestros seres queridos.

Esta medida nos protege la vida y la vida de los que amamos, pero amenaza nuestro deseo de cercanía con nuestros seres queridos cuando más lo necesitamos. Queremos estar cerca de los que amamos, pero no podemos. ¿Cómo se hace esa cercanía, en los tiempos de coronavirus?

Se hace a distancia. La cercanía no solo tiene que ver con contacto físico, sino también con experiencias y actividades compartidas. Ahora bien, aunque no se puede compartir el espacio físico, hay otras maneras creativas de compartir la vida. Ya no podemos ir al gimnasio, pero se pueden tomar clases de gimnasio online o incluso seguir el mismo tutorial en YouTube. Los cines están cerrados, pero podemos organizar ‘proyecciones’ a través de la pantalla compartida de un notebook. Bueno, lo que hagamos no importa tanto como hacerlo juntos. Puede que sea tan fácil como hacer una llamada o mandar un correo.

Así se hace la cercanía a distancia en los tiempos de corona. No se puede subestimar la importancia de las medidas de prevención como el alejamiento social pero tampoco es necesario que sufran nuestras relaciones personales. El amor puede sobrevivir la pandemia siempre que se mantenga la cercanía, pero a una distancia segura.

Jack R Warman

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV