lunes, 28 de septiembre de 2020 Actualizado a las 01:42

La ciencia al mando

por Pablo A. García Chevesich, Ph. D 18 mayo, 2020

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

Los científicos lo advertimos desde el comienzo de esta crisis sanitaria. Tras la aparición del primer infectado en Talca, se hizo un llamado a cerrar las fronteras, acción que se adoptó mucho tiempo después (en Fase 4), es decir, se “dejó entrar” el virus al país. A medida que aumentaba el número de contagios, se llamó a realizar una cuarentena total, acompañada de seguimientos a quienes estuvieron en contacto con los enfermos, pero se prefirió optar por “no frenar la economía”, poniendo en riesgo a toda la población nacional. Se advirtió que el virus está fuertemente correlacionado con la llegada del invierno, pero se decidió hacer cuarentenas por comuna durante los meses en donde aún hacía calor (cuando el virus no se propagaba con fuerza). La ignorancia llegó a tal punto que hasta se extendieron “carnet para recuperados”, pese a que el mundo entero sabía que la recuperación de Covid-19 no garantiza la inmunidad a un nuevo contagio. Estos son sólo ejemplos de lo mal que se ha afrontado un problema que era tan fácil de evitar, en donde lo único que se necesitaba era informarse e investigar lo que la ciencia había descubierto. Hoy nos encontramos en una situación alarmante y con una economía destrozada al fin y al cabo, cosa que pudo evitarse si quienes toman decisiones fuesen científicos, y no políticos, o al menos si hubiesen escuchado a la ciencia, o aprendido de la experiencia del hemisferio norte. Esperemos que el próximo Gobierno sea liderado por científicos, pues si salimos de esta crisis sanitaria algún día, aún nos queda la crisis hídrica (que de no solucionarse pronto, nos “hundirá” para siempre como país), la crisis social, la crisis ambiental y, por supuesto, la crisis económica que recién comienza.

La ciencia no ve intereses políticos, ni favorece ni al más rico ni al más pobre; la ciencia simplemente soluciona problemas sin tomar ningún bando, y esa es nuestra mejor opción. En este sentido, los políticos seguirán haciendo lo de siempre: empeorando todo. Por esto, es hora de realizar cambios profundos y poner a la ciencia al mando de este hermoso país, para así solucionar todos los problemas de una vez y para siempre, en forma sustentable desde el punto de vista económico, social y ambiental.

Pablo A. García Chevesich, Ph. D.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV