sábado, 12 de junio de 2021 Actualizado a las 17:34

Juan Carlos Said

Elige no fumar: la repetición de un ritual sin sentido

por 31 mayo, 2021

Elige no fumar: la repetición de un ritual sin sentido
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director: 

Esta semana se celebra el Día Mundial sin Tabaco. Este día, que busca desincentivar el tabaquismo, se ha convertido en Chile en un juego de palabras vacías y actos sin sentido, donde se dice desear una cosa, pero se hace exactamente lo contrario. La autoridad dirá lo de siempre: “elijan no fumar”. Nos recordará que el tabaco mata a 19.000 chilenos todos los años y que somos el país con más fumadores en Latinoamérica (38%). ¿Cuál será el resultado de esto? Nada. Los que fuman, seguirán fumando y perdiendo diez años de vida en promedio, por una adicción absolutamente prevenible. El Estado, en tanto, seguirá “subsidiando” a la industria del tabaco, al recuperar vía impuestos solo un 70% de los gastos directos en atender enfermedades asociadas.

El problema es que fumar no es una decisión individual de adultos que “eligen” encender un cigarrillo, sino que es una epidemia social creada por la industria tabacalera por la vía de promover el consumo de tabaco y, como tal, debe ser enfrentado por el Estado por la vía legislativa. Sin embargo, las leyes necesarias están paradas en el Congreso por el lobby de la industria, y no hay señales de que vaya a haber algún progreso.

A nivel mundial, el tabaquismo como pandemia, era casi inexistente antes del siglo XIX. Su auge fue simultáneo con la creación de grandes transnacionales del tabaco que tenían y tienen como objetivo (hasta el día de hoy) promover el consumo de tabaco en menores de edad, como ha sido documentado extensamente en base a documentos internos de la misma industria [i].  Las razones son obvias. Un adulto que comienza a fumar tiene muy bajas probabilidades de volverse dependiente. Sin embargo, 90% de las personas que fuman todos los días, comenzaron a fumar antes de los 18 años. La plasticidad cerebral hace que sea más probable desarrollar una adicción, si se comienza a temprana edad. Es por esto que los países que han sido exitosos en controlar el tabaquismo no se dedican simplemente a decirle a los fumadores que dejen de fumar, sino que han adoptado, para un problema social, soluciones sociales.

De este modo, Australia, Nueva Zelanda o Uruguay han aumentado los impuestos al tabaco (por lejos la medida más efectiva) y han establecido prohibición total de fumar en espacios públicos y de publicidad en los mismos. A lo anterior, han agregado cajetillas genéricas, es decir, de un solo color para todas las marcas, y venta de cajetillas “bajo el mesón”, es decir sin vista a público. Nueva Zelanda pasó así de 25% de fumadores a 12% en 20 años. Lo más interesante, sin embargo, es el descenso en consumo en menores de edad que hoy es solo de un 6% en ese país. En Uruguay, en tanto, solo un 9% de los niños fuma, siendo que hace 15 años era un 32%. Estos resultados hacen pensar que efectivamente, estos países podrían poner fin al tabaco como problema de salud pública en una generación.

En Chile, si bien avanzamos con la nueva Ley de Tabaco vigente desde el 2013, que prohibió fumar en lugares públicos, desde entonces no ha habido ningún progreso significativo. La ley que establece cajetillas genéricas y venta bajo el mesón, como en Australia, Nueva Zelanda y Uruguay, tuvo urgencia en el mandato de Bachelet. En el actual gobierno, no ha tenido urgencia y el proyecto sigue parado hace tres años en la Comisión de Agricultura, donde un diputado no solo es propietario de plantaciones de tabaco, sino que además ha presentado proyectos de ley para generar más espacios donde se pueda fumar. Pareciera que, de no mediar un milagro, la aprobación de este proyecto es casi imposible.

Las consecuencias son predecibles: seguiremos repitiendo este ritual vano todos los años, con autoridades pidiendo a las personas que “elijan no fumar”, pero al mismo tiempo, evitando aprobar la legislación que podría ayudar a estas personas y al país a superar el problema del tabaquismo en una generación. En el Día Mundial sin Fumar, la celebración, será solo en la industria del tabaco. Los salubristas y el país no tenemos nada que celebrar.

Dr. Juan Carlos Said

[i] Organización Mundial de la Salud. Tobacco Explained. The truth about Tobacco Industry in their own words.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Ley Machuca

Envíada por Carmen Garrido Fonseca | 12 junio, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV