sábado, 19 de septiembre de 2020 Actualizado a las 21:32

Opinión

Autor Imagen

El Gobierno de Piñera y sus promesas frente a las movilizaciones sociales

por 13 marzo, 2020

El Gobierno de Piñera y sus promesas frente a las movilizaciones sociales
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde Ciudadanía Inteligente estamos convencidas que la democracia se fortalece cuando las prioridades de los gobiernos son codiseñadas junto a la ciudadanía y cuando los gobernantes mantienen su palabra en cuanto al avance de una agenda de derechos. Es por eso que, con cada proceso electoral desarrollamos plataformas para que la ciudadanía colabore en la redacción del plan de gobierno que quieren que sus candidaturas adopten. Y una vez que estos se comprometen, seguimos de cerca, cada año, su cumplimiento, promesa por promesa.

En nuestro análisis “Del Dicho al Hecho 2019” medimos el cumplimiento del Presidente Piñera y su equipo, durante su primer año de gobierno. Los resultados revelaron poco o cero avance en su primer año de gestión en áreas tan relevantes como cultura en 0%, medio ambiente en 19% y justicia y derechos humanos en 26%. El nivel de cumplimiento fue de 23% en promedio de todas las áreas.

Los resultados del año 2020 son preocupantes, considerando la situación actual del país. El país al mando del Presidente Sebastián Piñera, y su gabinete, ha sufrido profundas transformaciones desde el mes de octubre, con movilizaciones sociales inéditas en su historia y violaciones reiteradas a los Derechos Humanos de parte de fuerzas policiales y militares, que han dejado a manifestantes muertos, heridos y mutilados.

Al día de siguiente de viralizarse por redes sociales el video de un grupo de Carabineros (la policía chilena) golpeando brutalmente en el suelo a un hombre de 69 años (que, sorprendentemente, sobrevivió), nuestro estudio muestra un 0% de avance en los anuncios relativos a Justicia y Derechos Humanos hechos en el marco del estallido social. Peor aún, ninguno de estos hace relación directa a prevenir este tipo de abusos desgarradores, sino más bien a reformas de gestión institucional.

Los avances logrados en áreas como trabajo y pensiones (82%) o salud (53%) se han emitido sin que mediara un proceso democrático para determinarlos. Son prioridades de gobierno cuya comunicación se inició en tiempos de toque de queda y restricción de libertades fundamentales que no se vivían en Chile desde la dictadura.

La agenda escrita en emergencia avanza desconectada de las prioridades sociales que se piden en las calles, mucho más profundas, así como las reformas sistémicas, que continúan movilizando a millones en las calles. Una democracia robusta no puede guiar sus pasos basada en reacciones improvisadas y anuncios que acomodan al gobierno, pero no convencen a la ciudadanía.

El cumplimiento de las promesas de gobierno, así como la adaptación democrática de estas a los nuevos tiempos, son dos condiciones esenciales para que Chile recupere la credibilidad en sus instituciones, y en una democracia dinámica, de este siglo.

Más que cumplir con porcentajes, “Del Dicho al Hecho” trata de rescatar la confianza de la ciudadanía en las instituciones, satisfacer las expectativas democráticas, cumplir lo dicho en campaña no solamente en forma, sino en fondo. Nuestro objetivo es generar nuevos mecanismos colaborativos entre el Organismo Ejecutivo y la ciudadanía, más allá de los procesos constitucionales, para avanzar en agendas comunes y reducir una brecha de confianza que hoy parece infranqueable.

Ante múltiples crisis inminentes que están por afectar al país, la región y el mundo, el tener una dirección común, formulada democráticamente, se hace improrrogable.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV