Publicidad
Calidad DEPORTES

Calidad

Pablo Flamm
Por : Pablo Flamm Periodista deportivo
Ver Más

La calidad del juego y espectáculo está totalmente garantizada. Dos llaves de infarto y alta tensión, que a fines de abril, tendrán a dos equipos pensando en la gran final de París.


Definidas las parejas de semifinales de la Champions; Liverpool vs Villarreal y real Madrid ante el City, muchos entre los cuales me encuentro, apuestan a que existe una alta opción de ver una final inglesa.

Pero eso es parte de la especulación y aunque bien podría darse, los cuatro equipos en disputa tienen factores de calidad dignos de considerar y destacar.

La llave Liverpool-Villarreal asomo como la más dispareja en el papel. El poderoso contra el equipo de mucho menor presupuesto. El gran candidato, que viene mostrando otra vez los pergaminos que lo llevaron a ganar todo, con un Klopp que logra reinventar a sus jugadores y además le entrega el plus de sumar algunas piezas que se van acoplando de buena manera, los casos de Konaté y Díaz. Con un Salah que ha retomado en forma magistral toda su calidad de juego colectivo e individual, siempre acompañado por el talentoso y laborioso Sadio Mane.

Pero al frente Villarreal, apuesta a su gran factor. El sentido colectivo, la unidad de grupo y con la batuta de un técnico que ya sabe de logros y éxitos en Europa como es Unai Emery. Es una llave donde los españoles no tienen nada que perder y todo por ganar. El favorito por lejos es el equipo de Anfield, que deberá sostener la presión de estar luchando en la Premier y la opción válida de volver a ser los monarcas del continente.

[cita tipo=»destaque»]Dos llaves de infarto y alta tensión, que a fines de abril, tendrán a dos equipos pensando en la gran final de París.[/cita]

La otra llave es muy compleja y todos podemos decir casi como una final anticipada. El ansioso City que busca desesperadamente de la mano de Guardiola levantar la orejona, contra el equipo de mayor tradición copera. Ese anhelo empedernido de los ingleses por conseguir la Champions, d ela cual han estado demasiado cerca y que a esta altura del proceso Guardiola es una obsesión, frente a un Real Madrid, que en las últimas doce ediciones ha llegado en 10 oportunidades a semifinales.

Un verdadero choque de trenes, porque a todo nivel es una llave de altísima calidad. La exhibición de fútbol que vienen mostrando dos de sus pilares, Benzema y Modric; quienes demuestran en cada instancia importante todo su arsenal de calidad y fuste.

El City con un técnico que siempre puede sorprender con alguna innovación táctica, con un as bajo la manga y que cuando está desatado en cancha puede herir a cualquiera. Pero claro, ahora tiene una montaña gigante que escalar y apostar a que lo hará, es un riego enorme.

Por estos motivos y muchos más que cualquiera puede postular, la calidad del juego y espectáculo está totalmente garantizada. Dos llaves de infarto y alta tensión, que a fines de abril, tendrán a dos equipos pensando en la gran final de París.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.
Publicidad

Tendencias