domingo, 9 de diciembre de 2018 Actualizado a las 22:03

Nicolás Eyzaguirre (PPD) y Rodrigo Álvarez (UDI) entran al directorio de la estación

La jugada más política de Luksic en el 13 para enfrentar el ciclo electoral

por 27 julio, 2012

La jugada más política de Luksic en el 13 para enfrentar el ciclo electoral
Luego de dos años al mando, René Cortázar deja el canal con buenas utilidades y alto rating. Sin embargo, su relación con el hombre más rico de Chile era difícil desde el episodio de las “nanas” en Contacto, lo que impulsó al empresario a realizar cambios drásticos para evitar problemas similares y afrontar el escenario altamente politizado que vendrá en los próximos meses.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Para la opinión pública fue sorpresivo el comunicado que informaba la renuncia de René Cortázar a la presidencia del directorio de Canal 13. Sin embargo, el ex ministro de Estado, había decido dejar el cargo hace tres semanas, por lo que en el canal esperaban que se oficializara en estos días.

Desde la estación aclaran que la relación con Andrónico Luksic, el accionista mayoritario, “es excelente” y que la renuncia sólo tiene que ver con que Cortázar justo en agosto —cuando deje formalmente su puesto—, cumplirá dos años al frente de la empresa y los objetivos se han logrado. El canal está primero en sintonía y ha vuelto a tener ganancias. Si al primer trimestre de 2011 los balances consignaban $463 millones en pérdidas, hoy a la misma fecha las ganancias fueron de $1.587 millones. En buena medida gracias al éxito del reality “Mundos Opuestos”.

Cortázar entonces habría concluido la misión y su alejamiento del canal, de acuerdo a estas fuentes, tiene que ver con su regreso a la política, a Cieplan el think tank ligado a la DC más tecnocrática y en el que ha trabajado durante años. “A René le gusta mucho la política, es su mundo, y desde el puesto que tenía no podía intervenir. Tenía que estar mudo”, cuenta un cercano al ex ejecutivo.

Otra versión sostiene que el éxito del reality fue una de las gotas que rebasó el vaso en su tensa relación con David Belmar, el director ejecutivo que durante toda la administración de Cortázar debió resignarse a ver su puesto relegado a un plano nominal. Esto, porque muchas de las decisiones en términos de programación las tomaba el ex ministro. Entre ellas no alargar el reality como era la intención de Belmar. “Aquí el cargo de presidente del directorio tiene un carácter ejecutivo, no como en TVN donde el modelo es distinto. El que venga va a hacer lo mismo”, enfatiza una fuente de la estación.

Como sea, algunos afirman al interior del canal que el episodio que marcó un punto de inflexión en la forma en que se relacionaban Belmar y Cortázar ocurrió en mayo. Después del reportaje que Contacto preparó sobre la discriminación en Chile, que causó polémica por usar actrices como empleadas domésticas y cuya segunda parte fue cortada después de ser vista por Cortázar.

Este episodio no sólo generó una tensión entre René Cortázar y su ejecutivo más importante, con quién, según cuentan en el canal “apenas se saludaban”, sino también con el departamento de Prensa. Una fuente de la DC, cercana al ex ministro, reitera que “hace rato que René estaba incómodo. Tenía problemas con algunos subalternos y esta decisión la tomó en conjunto con Luksic”.

Además, en el entorno de Cortázar manifiestan que el ex ministro nunca estuvo a sus anchas, ya que no tenía el “poder total. Luksic tenía línea directa con Belmar y el departamento de Prensa, y se saltaba a Cortázar, lo que molestaba a éste”, comentan. Otra fuente menciona que, tras la renuncia del director interino de prensa por el episodio nanas, Luksic intentó dejar en el puesto a Iván Valenzuela, algo a lo que Cortázar se opuso.

Andrónico Luksic, según quienes conocen al empresario, tampoco estaba cómodo. Como dueño del canal fue el blanco visible de las críticas del público después del episodio de censura en Contacto. “Pero no le molestaban tanto las críticas de afuera, sino haber quedado mal con el equipo de Prensa, que es el que le da prestigio e influencia a la organización. Andrónico compró el canal en parte para blindarse y en parte para influir en la agenda, no para exponerse. Y a su parecer esos objetivos no se estaban cumpliendo", opina un cercano al holding del empresario.

Y el cambio empezó a gestarse poco después de esos días de tensión entre la administración del canal y Prensa cuando un lienzo con el mensaje “Luksic, échate a Cortázar”, colgaba en un edificio frente al canal.

El binominal al directorio

Tal como lo adelantó El Mostrador en mayo, Luksic pensó en uno de sus hombres de confianza para gestar un nuevo orden en la estación, especialmente teniendo en cuenta el período de fuerte fricción política que suponen dos elecciones: las municipales de octubre y las presidenciales a fines de 2013.

Andrónico Luksic, según quienes conocen al empresario, tampoco estaba cómodo. Como dueño del canal fue el blanco visible de las críticas del público después del episodio de censura en Contacto. “Pero no le molestaban tanto las críticas de afuera, sino haber quedado mal con el equipo de Prensa, que es el que le da prestigio e influencia a la organización. Andrónico compró el canal en parte para blindarse y en parte para influir en la agenda, no para exponerse. Y a su parecer esos objetivos no se estaban cumpliendo", opina un cercano al holding del empresario.

Esa persona es Rodrigo Álvarez (UDI). El ex presidente de la Cámara de Diputados y ex ministro de Energía fue confirmado hoy como parte del directorio que entrará en funciones a partir de agosto. Álvarez con excelentes y transversales relaciones en el mundo político e históricos lazos con Luksic —“como Álvaro Saieh con Marcelo Forni”, aseguran—, según fuentes que han seguido el proceso, fue quien habría recomendado a Nicolás Eyzaguirre para reemplazar a Cortázar en la presidencia del directorio de Canal 13.

El vínculo se remonta a los tiempos en que Eyzaguirre fue ministro de Hacienda de Ricardo Lagos y Álvarez formaba parte de la Comisión de Hacienda de la Cámara, siendo uno de los hombres clave de su partido para negociar los proyectos de la agenda económica con el gobierno de ese entonces. En ese contexto, ambos habrían forjado una buena relación.

Sobre la llegada de Eyzaguirre las versiones son aún más coincidentes. Políticamente, en el partido de Cortázar lo interpretan como “una prueba de que parte del empresariado se está preparando para el regreso de Bachelet”. Aunque Eyzaguirre está fuera del entorno más cercano de la ex Presidenta desde que la llamara “gordis” en una entrevista de prensa.

De todas formas, Eyzaguirre es muchísimo más transversal que Cortázar en la Concertación. Y también más popular. En su mejor momento en 2005, estuvo quinto en la encuesta del CEP con un 53% de aprobación.

Eyzaguirre, que hasta ahora vivía en Washington oficiando de tercer hombre del Fondo Monetario Internacional en el cargo de director para el Departamento del Hemisferio Occidental, declaró en una entrevista que “a veces pienso que debería haber sido músico”, en referencia a su paso por el grupo Santiago del Nuevo Extremo, perteneciente a la corriente de La Nueva Canción Chilena.

Hijo de la actriz Delfina Guzmán (dos de sus hijos son actores) y hermano del cineasta Joaquín Eyzaguirre, es muy probable que tenga una relación más fluida con los equipos a cargo de la producción de contenidos y una sintonía más fina al momento de tomar decisiones editoriales que involucren al mundo político.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV